El Gran Cañón del Colorado. Paisajes grandiosos que te hacen sentir muy pequeño.

El Gran Cañón del Colorado supera todo lo imaginado. Sus dimensiones y sus paisajes imposibles de abarcar rebasan toda escala humana. La anchura media del cañón es de 16 km, su profundidad alcanza los 1.600 m., y tiene una extensión de casi 450 Km. Solo el parque nacional tiene casi 5.000 Km. cuadrados. Con estas dimensiones la pregunta es ¿cómo visitar esta enormidad de parque nacional?

gran-cañon-colorado-19
gran-cañon-1
gran-cañon-3
gran-cañon-4

Pero ¿cómo visito el Gran Cañón?

Cuando me planteé recorrer los parques nacionales del Oeste norteamericano, el Gran Cañón del río Colorado se presentó como todo un desafío. Para empezar, si no tenemos mucho tiempo, tendremos que limitarnos a recorrer una parte. El Grand Canyon National Park está dividido en tres secciones visitables.

gran-cañon-colorado-mapa
  • El North Rim, que sólo se puede visitar entre el 15 de mayo y el 15 de octubre. El resto del año sus accesos permanecen cerrados. Como realicé mi viaje a finales de otoño, el North Rim estaba ya cerrado..
  • El West Rim, la parte más cercana a Las Vegas, es a priori la parte más accesible. Además, aquí se encuentra el famoso Skywalk, la pasarela de cristal suspendida en el vacío sobre el Gran Cañón. Sin embargo no es el lugar más recomendable para visitar el parque nacional. Al final de este post os contaré los motivos por los que no recomiendo su visita.
  • El South Rim. La sección ubicada entre Grand Canyon Village y Desert View es la más frecuentada del Gran Cañón. Concentra más del 90% de los visitantes ya que permanece abierta todo el año. Además, cuenta con los mejores miradores y un servicio de autobuses (shuttles) que te facilitará el moverte de mirador en mirador. Por otro lado, cuenta con todo lo necesario para acoger a miles de visitantes y realizar un montón de actividades al aire libre. Otro punto a su favor es que las cercanas poblaciones de Tusayan, Williams y Flagstaff tienen una amplia infraestructura hotelera. Más económica que la que puedes encontrar en el interior del parque nacional.

Grand Canyon es tan grande que tendremos que contentarnos con conocer una pequeña parte. Hay gente que viene desde Las Vegas a pasar sólo unas horas (tremenda paliza de excursión). También hay quien lo visita con frecuencia para ir recorriéndolo poco a poco. Una vez aquí, os daréis cuenta de que basta 1 día para hacerse una idea de la enormidad de este lugar. Y 2-3 días para recorrer los principales miradores del South Rim además de hacer algún trail.

Si tienes más tiempo se pueden hacer muchas más cosas. Además de disfrutar del paisaje puedes hacer caminatas a pie, rutas a caballo, descensos en rafting por el río, recorridos en quads o vuelos en helicóptero sobrevolando el Gran Cañón, algo que recomiendo. Sobre todo, si lo haces desde Las Vegas ya que sobrevolaras el West Rim. Así te podrás hacer una idea más completa este inmenso parque nacional.

west-rim
Sobrevolando el West Rim en helicóptero

El acceso al Grand Canyon cuesta 35$ por vehículo, lo mismo que el resto de parques nacionales de los USA. Pero en este caso es válido por 7 días, incluyendo el North y el South Rim. Si tienes pensado visitar más parques, te aconsejo comprar el Annual Pass por 80$, válido para visitar todos los parques nacionales durante un año.

Por cierto, no olvides que para viajar a los Estados Unidos es imprescindible contar con el respaldo del mejor seguro de viajes. Yo siempre viajo con MONDO que tiene las más amplias coberturas para todo tipo de aventuras y contingencias viajeras, incluso las provocadas por el Covid19. Además, contratando tu seguro desde aquí, obtendrás un 5% de descuento.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es viajeros_y_fotografia_336x170.gif

Las gargantas del Little Colorado River

Viniendo desde Page, o desde el Monument Valley como era mi caso,el mejor acceso para entrar en el Grand Canyon National Park es el de la East Entrance. Es la entrada más cercana al Desert View Visitor Center desde donde se puede disfrutar de algunas de las mejores vistas del Gran Cañón. Pero 75 km. antes te recomiendo parar en el Little Colorado River Gorge Overlook, un fantástico mirador sobre las gargantas del Little Colorado River. Sus vistas son un magnífico aperitivo para lo que te espera más adelante. El acceso está claramente señalizado en la carretera 64. Sólo tendrás que dejar el coche aparcado y caminar unos 15 minutos. Mucha gente no se detiene aquí, pero vale la pena parar un rato, estirar las piernas y para disfrutar del paisaje.

El South Rim, la parte más visitada del Gran Cañón

Cuando te asomas por primera vez a uno de los miradores del Gran Cañón, se te queda la boca abierta ante tamaña enormidad de paisaje. La misma cara de asombro que se les debió quedar a los primeros españoles que llegaron hasta aquí en el verano de 1540. Por aquel entonces el conquistador Francisco Vázquez de Coronado organizó una expedición para encontrar las míticas siete ciudades de oro del reino de Cíbola. Para ello envió al explorador García López de Cárdenas que, siguiendo las indicaciones de los indios Hopi, fue el primer europeo en ver el Gran Cañón. Un mes después, y muy lejos de las grandes cortaduras de rocas “coloradas” descritas por Cárdenas, otro español, Fernando de Alarcón, fue el primer europeo en navegar por el río Colorado.

La conquista del Colorado, obra de Ferrer-Dalmau. Momento en el que López de Cárdenas se asoma al enorme tajo («entonces vimos una gran barranca») e intenta llegar al río, en 1540

Hoy, llegar hasta aquí, no requiere de grandes expediciones. Aunque visitar Grand Canyon sigue exigiendo una cierta planificación. En mi caso había planificado mi hora de llegada para acceder al parque por la East Entrance y ver el atardecer desde el Desert View, uno de los miradores más espectaculares del parque. Y uno de los más reconocibles, ya que su Centro de Visitantes se encuentra ubicado dentro de una gran torre redonda de piedra.

gran-cañon-colorado-desert-view

Si miras el plano, este es el mirador situado más al Este del South Rim. Para hacerte una idea, está ubicado a unos 37 km. de Grand Canyon Village, el centro neurálgico y lugar más visitado de esta zona del Gran Cañón. Entre ambos lugares se encuentran varios miradores. De este a oeste, Lipan Point, Moran Point, Grandview Point y Yaki Point, ya en la zona del Grand Canyon Village.

Tras presentar mi Annual Pass en la caseta de control del parque y aparcar el coche, me dirigí hacia el mirador de Desert View ubicado al lado de la torre. Debido a la pandemia de Covid, parte de las instalaciones del Centro de Visitantes estaban cerradas. Así que no pude ver su decoración realizada con motivos indios, ni subir a lo alto de su mirador. Pero el espectáculo está ahí fuera.

Ante mis ojos se despliega un paisaje descomunal imposible de abarcar de un vistazo. Viendo el río Colorado serpentear allí abajo (a más de un km. de distancia desde lo alto de los 2267m. de este mirador), parece increíble que todo esto sea obra de suya. La erosión del río y el paso del tiempo han creado estos paisajes inmensos donde quedan al desnudo más de 70 millones de año de historia geológica escrita en sus rocas. Capas y capas de rocas sedimentarias de colores ocres y rojizos quedan expuestas a la vista, mientras los procesos erosivos siguen su inexorable curso.

gran-cañon-5
gran-cañon-6
gran-cañon-7

He venido hasta aquí para fotografiar el Gran Cañón. Pero enseguida me doy cuenta de que abarcar todo lo que veo en una sola imagen resulta tarea imposible. No hay gran angular que refleje toda esta inmensidad. Poco a poco el sol va cayendo mientras la escasa luz otoñal apenas arranca tonalidades rojizas de los barrancos y promontorios que se extienden en kilómetros a la redonda.

Todos los que disfrutamos de este espectáculo de la Naturaleza esperamos, a pesar del frío, hasta que casi se hace de noche. Con las imágenes del atardecer en la retina, conduzco hasta Kayenta, el pequeño enclave turístico donde he reservado hotel. Mañana me espera un buen madrugón para ver amanecer en el Gran Cañón.

gran-cañon-18
gran-cañon-10
gran-cañon-9
gran-cañon-12
gran-cañon-13

Amanecer en el Gran Cañón

Son las 5 de la mañana y fuera hay una temperatura de -5ºC. ¿A qué loco se le ocurre salir a esas horas de su confortable cama para ver un amanecer? Medio dormido, no se me ocurre pensar que entre los 5 millones de visitantes que recibe cada año este parque, hay muchos locos de los amaneceres bonitos. Había leído que el de Mather Point era de los mejores miradores para ver amanecer en el Gran Cañón. Yaki Point, es otro de los miradores recomendados, pero hay que ir en autobús.

Así que, todavía de noche, entro de nuevo en el parque por la South Entrance Station y enfilo directo al parking del Grand Canyon Visitor Center. Desde allí hasta Mather Point apenas hay 5 minutos de caminata. Entonces me doy cuenta de que estoy rodeado de una multitud de madrugadores cargados con sus cámaras. Y todos dispuestos a llevarse a casa, como yo, un amanecer inolvidable.

mather-point

No me gustó Mather Point. Además de tener que pelear por cada centímetro cuadrado de espacio, no veo “la fotografía”. No encuentro una ubicación a mi gusto, ni un encuadre interesante, no veo el paisaje y tampoco veo el río Colorado. Hace un frío que pela y la primera luz del amanecer empieza a dibujar los contornos rocosos. Entonces, a unos 200 m a mi izquierda, veo otro mirador más pequeño donde no hay absolutamente nadie. No puede ser peor que donde estoy, así que para allá que fui. Nada más llegar y asomarme al vacío abierto bajo mis pies, me di cuenta de que mi decisión ha sido acertada.

Desde mi privilegiada atalaya veía los contornos de la gente arremolinada en el otro mirador intentando fotografiar con sus móviles la primera luz de la mañana. Una luz débil, de un sol casi invernal, que apenas consiguió arrancar las tonalidades cálidas que esperaba al Gran Cañón. Me esperaba un largo día, así que decidí empezar a recorrer el resto de miradores. Primero hacia el este, y luego hacia el oeste.

mather-point-2
gran-cañon-colorado-14
gran-canon-15
gran-canon-16
gran-canon-17
gran-canon-18

El South Rim, los miradores del lado este

Para aclararnos, lo mejor es dividir el South Rim en tres zonas:

  • Grand Canyon Village en el centro, con numerosos estacionamientos, hoteles, tiendas y todo tipo de servicios, incluyendo estación de ferrocarril. Desde el Centro de Visitantes puedes acceder a pie a Mather Point y a Yavapai Point.
  • La ruta hacia Hermits Rest Route, hacia la izquierda (oeste)
  • La carretera hacia Desert View a la derecha (este), donde vi el atardecer.

Hay que saber que hay miradores a los que se puede llegar en coche. Y otros a los que sólo se accede usando los “shuttle”, los autobuses gratuitos del parque. Desde el Centro de Visitantes parten varias líneas de autobuses hacia los diferentes miradores:

  • La línea naranja (Kaibab/Rim Route) une los miradores de Yavapai Point, Mather Point, South Kaibab, Yaki Point Pipe Creek Vista. Están localizados al este.
  • La línea azul une el Centro de Visitantes con el Village, donde se encuentran la mayoría de los hoteles del parque.
  • La línea roja (Hermits Route), que lleva a los miradores del lado oeste, y a los que NO se puede acceder en vehículo particular: Maricopa Point, Powell Point, Hopi Point…hasta el último, Hermits Rest.

Hacia el este todos los miradores, excepto los de South Kaibab y Yavapai, se pueden visitar en tu propio automóvil. Por eso me dirijo directamente hacia Grandview Point, Moran Point y Lipan Point, ya que había visitado Navajo Point y Desert View el día anterior. Para resumir, si no tienes mucho tiempo, Desert View y Grandview Point son los mejores miradores ya que se puede divisar el río Colorado. Una vez visitados estos, el paisaje es más de lo mismo. A medida que el sol se eleva, los colores rojizos del Gran Cañón se van diluyendo, volviéndose de tonalidades ocres claros y cenicientos.

gran-canon-27
gran-canon-26

Tengo que decirlo: las vistas desde los miradores se vuelven un tanto monótonas. Una vez habituados a estos paisajes gigantescos, llegará un momento en el que se vuelven parecidos. Hay que tener en cuenta que en todo el South Rim hay unos 18 miradores, además de otros puntos a los que puedes asomarte para disfrutar de los paisajes. Por eso te aconsejo limitarte a los mejores.

gran-canon-25

El South Rim hacia el lado oeste

Como he comentado, los miradores situados hacia el oeste sólo se pueden visitar utilizando la línea roja de los autobuses del parque (Hermits Route). Desde la primera parada en Gran Canyon Village hasta Hermits Rest hay 11 kilómetros y 8 miradores. Los autobuses (gratuitos) pasan con una frecuencia de 15-20 minutos y van parando en cada mirador. En otoño-invierno, algunas paradas de regreso se anulan, así que atentos a los avisos que va dando el conductor/a durante el trayecto. Por otra parte, en temporada de vacaciones, puedes perder mucho tiempo haciendo cola para subir a alguno de los autobuses.

Desde el Village, donde se encuentra la primera parada del autobús, parte también uno de los trails más populares, el Bright Angel Trailhead. Un duro descenso (y mucho más duro ascenso) que conduce hacia el fondo del Gran Cañón. Llegar hasta su punto más bajo, el Plateau Point, exige una buena forma física. El viaje de ida y vuelta te puede llevar entre 10 y 12 horas, ya que son casi 20 km. de ruta con un desnivel de 1000 metros. Primero de bajada, y luego de subida. Aunque tampoco es necesario hacer todo el recorrido y se puede dar media vuelta en los diferentes puntos intermedios.

Hay otra ruta que también desciende hasta el río Colorado, más corta, pero mucho más exigente. Es la de South Kaibab Trail, que parte desde la carretera que lleva al Yaki Point y ofrece mejores vistas hacia el río que el de Bright Angel Trail.

Los primeros miradores, Maricopa, Powell Point y Hopi Point, ofrecen unas panorámicas increíbles hacia el oeste. Aunque sólo verás el río Colorado y alguno de sus rápidos desde el Mohave Point. He leído en varios blogs que, por su orientación, Mohave Point y Maricopa Point son los mejores para ver el atardecer. Pero no he podido comprobarlo, aunque a pleno día son miradores donde la vista se pierden en kilómetros a la redonda.

gran-canon-24
gran-canon-23

Desde ellos se pueden apreciar perfectamente las sucesivas capas geológicas que ha ido dejando al descubierto el río Colorado. A partir de aquí, te puedes ahorrar el resto de miradores ya que no ofrecen nada nuevo y puedes acabar saturado de ver más de lo mismo. Y este es el principal problema que le veo al Grand Canyon National Park. Tras los primeros momentos de asombro ante estos paisajes descomunales, llega un momento en el que los paisajes se pueden hacer repetitivos.

gran-canon-22
gran-canon-21
gran-canon-20

Por qué no visité el West Rim

A pesar de encontrarse a unas dos horas y media de Las Vegas, el West Rim siempre ha sido la zona menos visitada del Gran Cañón. Desde que se inauguró hace unos años, su principal atractivo se encuentra en el Skywalk, la pasarela semicircular de cristal colgada en el vacío. A priori, suena muy bien, pero ahora os contaré las razones por las que decidí no visitarlo.

El West Rim está a unas 4 horas de viaje desde el South Rim y se encuentra dentro del territorio de la tribu india de los Hualapai. Por lo tanto, no forma parte del Grand Canyon National Park. Aquí el Annual Pass no es válido por lo que hay que pagar una entrada específica. Algo que no sería muy importante si no fuera porque, al final, esta visita se convierte en una máquina de exprimir tu billetera.

Para empezar, no se puede recorrer el West Rim por tu cuenta. Hay dos modalidades de visita:

1.- Entrada incluyendo el acceso, aparcamiento y autobuses (shuttle) a la zona de miradores. Cuesta entre 49 y 55 dólares.

2.- Entrada incluyendo lo anterior, más el acceso al Skywalk. Añade otros 26-29 dólares a lo anterior.

En total, calcula unos 80-85 dólares por persona, más impuestos aparte.

Pero lo que ya me decidió a no visitarlo es que ¡NO se pueden tomar fotografías en el Skywalk! Así es, no se puede acceder al Skywalk con cámara de fotos ni smartphones. Si quieres llevarte una foto tendrás que pagar por ella. Nada más y nada menos que 17 dólares por una foto o 69 dólares por unas cuantas, hechas siempre por fotógrafos oficiales del Skywalk.

Una vez sabido esto, visitar el West Rim se convierte en una decisión muy particular. Quizás sea interesante para quien esté en Las Vegas, no tenga tiempo y quiera ver sí o sí el Gran Cañón. Pero si ya has visitado el South Rim, sólo puedo entender una visita al West Rim si crees que caminar sobre el Skywalk te va a aportar algo muy especial.

El regreso desde El South Rim hasta Las Vegas se hace un tanto pesado. Son casi 5 horas de viaje por los paisajes semi desérticos de Arizona. Tiempo de sobra para recordar los mejores momentos de este “roadtrip” por algunos de los mejores parques nacionales y reservas de los indios navajo del oeste de los Estados Unidos. Un viaje soñado que ha superado todas mis expectativas y que recomiendo a los que quieran sorprenderse con algunos de los mejores paisajes naturales de Norteamérica.

Artículos relacionados:

Zion: de «roadtrip» por los Parques Nacionales del Oeste americano

Bryce Canyon: una fantasía geológica en el Oeste americano

Antelope X, el Antelope Canyon alternativo para desesperados

Monument Valley, la maravilla monumental del Oeste americano

El Cañón del Colorado en helicóptero

Los paisajes del Parque Nacional Yosemite

Las Rocky Mountains: de acampada en las Montañas Rocosas en Colorado

Cómo visitar los Everglades desde Miami: buscando caimanes a tu aire


En este artículo podrás encontrar algunos enlaces a empresas o actividades relacionadas con el Turismo ¿Qué significa esto? Si utilizas alguno de estos enlaces para adquirir algún servicio (seguros de viaje, actividades, reservar viajes…). Con ellos ahorrarás gestiones, no te costará más caro e incluso obtendrás descuentos. Es una forma de contribuir a que yo pueda seguir aportando la información que necesitas para tus viajes.