La frenética Jaipur

Jaipur tiene el color rosado del salmón. Huele a especias y al aire polvoriento y contaminado de un tráfico alocado. Su música es la del petardeo de los tuk tuk acompañado por el ruido de miles de claxon, timbres y bocinas. El frenético ritmo de Jaipur te hace sentir perdido en este caos de gente, vehículos, ruido, polvo, vacas y elefantes. Pero cuando te vas, sólo deseas volver. Es como si siempre quedara algo por ver.

Esa sensación de desasosiego es uno de sus misterios. Porque Jaipur decepciona y entusiasma a la vez. Su belleza te enamora y su caótico ritmo altera el estado de ánimo del más templado.

birla-mandir-jaipur-1

amber-fort-1

jaipur-1

La capital del Rajastán tiene lo mejor y lo peor de cualquier gran urbe de la India. Y todo lo soñado por cualquier viajero deseoso de sentirse perdido y extranjero en un lugar exótico y desconocido. En Jaipur tendrás esa sensación de pérdida de control de la situación, así que lo mejor es dejarse llevar por el fluir de la gente y perderse por lugares inexplorados.

jaipur-3

jaipur-4

Jaipur, junto a Delhi y Agra, conforman el trío de ciudades más importante del norte de la India, el llamado Triángulo Dorado. Sin embargo la historia de Jaipur es relativamente reciente. En realidad fue creada de la nada a comienzos del S.XVIII por el maharajá Jai Singh II que quiso hacer de Jaipur la ciudad mejor planificada de la India. Para ello trajo hasta aquí a los mejores arquitectos y artesanos que se afanaron en hacer realidad el sueño del maharajá.

jaipur-5

Hoy Jaipur es un caos habitado por más de 3 millones de personas. Aunque ya queda atrás la armonía y belleza soñada por el maharajá, Jaipur sigue siendo la puerta de acceso al Rajastán. Y sigue contando con un patrimonio histórico, cultural y artístico digno de ser conocido. Precisamente algunos de sus monumentos se han convertido en iconos de la India, y su fascinante renombre atrae hasta aquí a visitantes de todo el mundo.

samode-1

jaipur-6

jaipur-7.

El Fuerte Amber

Si por algún lugar hay que empezar, en Jaipur no hay monumento ni construcción tan magnífica, imponente y fascinante como el Fuerte Amber. Está ubicado a unos kilómetros del centro y su estampa rojiza que se alza sobre una colina es realmente imponente e hipnótica. Es imposible sentir indiferencia ante el escenario donde se levanta el que fuera una vez palacio y fortaleza de los maharajás antes de que se trasladaran a Jaipur.

amber-fort-2

El palacio y las estancias del Fuerte Amber son un compendio de lo mejor del arte mogol musulmán y del arte hindú. Por lo menos lo que queda tras la colonización inglesa que arrasó con todo lo que aquí había de valor. Su potencia escénica se complementa con las murallas y torres de vigilancia que lo rodean y retrepan por las columnas hasta el Fuerte Jaigarh.

amber-fort-3

Pero si hay una escena que nos retrotrae a otros tiempos es la de las decenas de elefantes subiendo y bajando por la rampa que conduce hasta la entrada principal. Y como tal debería quedar: como una escena del pasado. Porque a día de hoy los elefantes siguen siendo utilizados como reclamo turístico. Porque tenéis que saber que al Fuerte Amber se puede subir fácilmente a pie. Os cuento todo lo que hay que ver en el Fuerte Amber y unas reflexiones sobre el uso turístico de los elefantes en este artículo específico:

El Fuerte Amber de Jaipur: la controversia de los elefantes y el turismo

amber-fort-4.

El Jal Mahal

No es que sea el edificio más conocido de Jaipur, pero vas a pasar frente a el cuando vayas a visitar el Fuerte Amber. También se le conoce como el Palacio del Lago ya que se levanta como un islote cuadrado sobre la superficie del lago Man Sagar. Lo construyó uno de los maharajás como palacio de recreo durante los tórridos veranos del Rajastán. Hoy día el Jag Mahal no se puede visitar y tampoco se puede navegar por el lago debido a sus altos índices de contaminación. La mejor hora para fotografiarlo desde la orilla es al atardecer cuando la luz hace resaltar el color ocre de la piedra arenisca.

jal-mahal-jaipur.

El City Palace, o Palacio del Maharajá

 Ubicado en todo el centro de Jaipur, el City Palace se levantó como lugar de residencia de los maharajás. Y ahí sigue, al igual que en el S.XVIII. El complejo se abrió a las visitas públicas en 1959 y conserva los rasgos constructivos propios del imperio mogol, así como del arte de Rajastán y posteriores añadidos al gusto europeo.

city-palace-jaipur-4

Desde ya os confirmo que el maharajá actual, descendiente de los anteriores, todavía tiene aquí su residencia oficial. El acceso a la zona residencial, el Chandra Mahal, está muy restringido. Pero se puede conocer concertando una visita y pagando una cantidad extra. Además recientemente ha saltado la noticia de que algunas de sus estancias se pueden alquilar en una plataforma de reservas hoteleras.

city-palace-jaipur-7

Entonces ¿qué se puede visitar aquí? La verdad es que no mucho, pero lo que se puede ver nos da una idea del lujo estrafalario y ostentoso de los maharajás. Las estancias visitables se encuentran en el Mubarak Mahal, lo que se conoce como la “Casa de los Invitados”. Aquí encontrarás pabellones recubiertos de espejos y cristales de colores traídos de Bélgica; patios de decoración fastuosa; el enorme salón de audiencias con los grandes retratos de los diferentes maharajás; las enormes vasijas de plata (cada una de 320 Kg.) cargadas de agua del Ganges que se llevaba uno de los maharajás a Londres cuando iba de visita a Inglaterra.

city-palace-jaipur-8

city-palace-jaipur-9

También los lujosos trajes y vestimentas conservados en el muse, además de armas de la época, artesanías y recuerdos de la familia del maharajá. Y como no, el lugar preferido de la mayoría de los visitantes, el Printam Niwas Chok o “Patio de los Amantes” con sus 4 puertas representando las estaciones del año decoradas con una exquisita ornamentación rematadas con coloridos pavos reales.

city-palace-jaipur-11

La visita a este palacio nos acercará al mundo de la nobleza rajput, y en general a la forma de vida de los maharajás de los diferentes estados que conformaron la India.

city-palace-jaipur-12.

El Jantar Mantar. El Observatorio Astronómico

Si antes de viajar a la India me dicen que un lugar así existe, me resultaría difícil de creer. Resulta que el fundador y creador de Jaipur, el maharajá Jai Singh II, estaba fascinado por la Astronomía y otras ramas del saber científico. Tanto es así que levantó 5 centros astronómicos repartidos por la India. El más importante de todos lo levantó aquí, en Jaipur, junto al Palacio del Maharajá y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

jantar-manjar-jaipur-1

El Jantar Mantar es un enorme observatorio astronómico al aire libre donde no falta de nada: gigantescos relojes solares, astrolabios, mapas astrales semi-esféricos…y así hasta una veintena de instrumentos para realizar todo tipo de cálculos astronómicos. Es tal su complejidad que es imprescindible, repito, imprescindible, realizar esta visita con un buen guía. O no te vas a enterar de nada. Otra cosa que no puede faltar en esta visita es protección solar, un buen sombrero y mucha agua. Porque no vas a encontrar apenas una sombra donde resguardarte del implacable sol de Rajastán. Tras la visita y las explicaciones correspondientes de cada instrumento te sorprenderá saber lo avanzado de los conocimientos astonómicos en la India a mediados del Siglo XVIII.

jantar-manjar-jaipur-1.

Hawa Mahal, el Palacio de los Vientos

La que es quizás la imagen más conocida de Jaipur es pura fachada. Literalmente. Porque lo que verás de este lugar es sólo una fachada, eso sí, magnífica. Detrás no hay nada. En realidad esta zona del Palacio del maharajá fue un añadido levantado en 1799 para alojar a las concubinas del harén. Las numerosas ventanitas de la fachada rosada (más de 900) permitían a las mujeres encerradas en palacio ver sin ser vistas. Estas ventanas eran su único contacto con el mundo exterior. Así mismo las ventanas permitían que las corrientes de aire refrescaran el interior de las estancias, y de ahí el sobrenombre de Palacio de los Vientos.

hawa-mahal-jaipur-1

Personalmente me decepcionó por varias razones. En primer lugar y como ya he dicho es sólo una fachada. Es cierto que se puede acceder al interior y desde una serie de terrazas se tienen unas estupendas vistas del Jantar Manjar y del Palacio. Y poco más. El problema es el lugar donde está situado el Hawa Mahal: una de las avenidas más ruidosas y con más tráfico de Jaipur. Apenas hay un lugar desde donde poder tomar una fotografía sin que te atropellen. El ruido de las bocinas y el humo de los tubos de escape le quitan todo el encanto al lugar. Y el bullicio del bazar ubicado justo delante tampoco ayuda a dejar volar la imaginación a tiempos pasados.

hawa-mahal-jaipur-2

Es lo que tienen esas fotografías encuadradas de forma que te hacen soñar con lugares remotamente fantásticos, y cuya realidad es muy diferente. Pero ya que estás aquí sube a la terraza del Wind View Café y toma esa imagen soñada del lugar más icónico de Jaipur. No te quedes con las ganas.

Si quieres fotografiar sin descanso o no sabes por donde empezar, un tour fotográfico por Jaipur es una estupenda opción.

jaipur-10.

Bazares de Jaipur

Estamos en la India y aquí se come, se duerme, se muere, se compra y se vende en la calle. El epicentro de toda esta actividad frenética está en los bazares y mercados. Jaipur no es una excepción. Los más interesantes están dentro de la zona amurallada de la ciudad.

Y como es habitual en el país las calles de los bazares están asociadas a gremios de oficios concretos, o a la venta de productos específicos. Si quieres hacer una visita a los bazares más conocidos para aprovechar al máximo tu tiempo puedes optar por hacerlo con un tour organizado con guía.

jaipur-13

jaipur-14

prefieres visitarlos por libre puedes empezar por el que se encuentra más cerca del Hawa Mahal. En una rotonda cercana se encuentra el acceso al Tripolia Bazar dedicado a la venta de objetos para la casa. Al final del Tripolia te adentrarás directamente en el Chandpole Bazar dedicado a la venta de alimentos. El final de este bazar, o su principio si accedes desde aquí a la ciudad amurallada, es una gran puerta rojiza con almenas conocida como Chandpole Gate.

jaipur-15

Puedes pasar un buen rato caminando por aquí viendo cómo bulle el día a día de la ciudad. Eso sí, cuidado con el tráfico, los tuk tuk, las motos, los carros y las vacas.

jaipur-16

jaipur-17

jaipur-18

Volviendo a la rotonda cercana al Hawa Mahal, se encuentra el Johari Bazar donde se concentran las joyerías. Verás que la calle termina en otra puerta idéntica a la Chandpotle Gate. Esta es la Sanganeri Gate. Al lado hay otra calle donde la especialidad son las tiendas de ropa, saris, tejidos y zapatos. Hay más bazares repartidos por toda la ciudad pero con estos tendrás para un buen rato. En general las tiendas ocupan pequeños habitáculos bajo los soportales, aunque en las aceras y lugares con sombra siempre encontrarás a alguien vendiendo algo.

jaipur-19

jaipur-20

jaipur-21

Como en casi todos los lugares del mundo los mercados son la mejor manera de conocer la vida real de sus habitantes. Y en Jaipur suponen una fantástica experiencia inmersiva que te introducirá a fondo en toda una sinfonía de olores, colores, humos, polvo y ruido. Pura autenticidad. Esto es la India de verdad.

jaipur-22.

El templo hindú de Birla Mandir

Considerado uno de los templos más elegantes de la India su belleza arquitectónica justifica una visita. Está rodeado de jardines y sus tres torres simbolizan las 3 corrientes religiosas presentes en la India. Además el Fuerte Moti Doongri se levanta en la colina que se encuentra justo detrás ofreciendo un curioso contraste de colores y estilos. Y si en el cielo luce la luna llena, el Birla Mandir luce de una manera fantástica.

birla-mandir-jaipur-2

birla-mandir-jaipur-3

Birla Mandir está dedicado al dios Vishnu y a la diosa Lakshmi, y es uno de los lugares más visitados por los devotos hindúes de Jaipur. La entrada es libre (deberéis descalzaros a la entrada) y os aconsejo visitarlo al atardecer para participar en la ceremonia que se celebra cuando cae el sol. Preparaos para un baño de multitudes pero merece la pena vivir la experiencia ya que la ceremonia no se prolonga más allá de media hora.

Construido enteramente en mármol blanco no se parece en casi nada a los templos clásicos hindúes ya que fue construido en 1988 por la familia Birla. Es una pena que no se pueda fotografiar en su interior ya que las pinturas que lo decoran y las esculturas de Vishnu y Lakshmi son magníficas. Como curiosidad en Birla Mandir también encontrarás imágenes de sabios y filósofos de carácter universal como Confucio, Sócrates, Buda o Zaratustra. Sin duda es un lugar muy curioso donde poder vivir la experiencia de una ceremonia hindú más cercana a lo que es la India de hoy.

birla-mandir-jaipur-4.

El Palacio de Samode: descubriendo el lujo de los maharajás

El conjunto palaciego de Samode está compuesto por tres edificaciones principales construidas desde el S.XVI. Inicialmente se levantó como una fortaleza ubicada a unos 40 km al norte de la actual Jaipur, en las faldas de los montes Aravalli. La vegetación circundante ayuda a que el clima no sea tan extremo como el de Jaipur.

samode-2

A comienzos del S.XIX, y ya bajo el dominio británico, se decidió darle un uso palaciego. Los nobles rajput de esta época tiraron la casa por la ventana, y convirtieron algunas de las estancias de Samode en una sucesión de espacios decorados con gusto exquisito a cada cual más espectacular.

samode-3

Hoy una parte del Palacio de Samode es un hotel de lujo, pero se pueden recorrer sus estancias públicas en una visita guiada. También puedes aprovechar para recorrer sus patios, jardines o comer en su restaurante. Es uno de esos sitios que te reconcilian con el ruido, la suciedad y el caos de Jaipur. Es la India soñada por la que hay que pagar un precio que no está al alcance de todos.

samode-4

samode-5

El conjunto de edificios, levantado inicialmente como fortaleza al estilo musulmán, terminó convirtiéndose en un palacio decorado con influencias del arte indio. A esta mezcla de estilos se la ha denominado estilo mughal ya que combina las distintas influencias culturales y artísticas asentadas en Rajastán. No faltan los suelos de mármol, las alfombras, los cojines, los mosaicos de colores, las columnas decoradas y los espejos que reflejan tu imagen de forma diferente según el ángulo en el que te coloques.

samode-6

Los artífices de este cambio fueron un noble local llamado Rawal Berisal, hombre fuerte del maharajá de Jaipur. Y su hijo, quien finalmente amplio el palacio añadiendo el Salon Darbar con una decoración excesiva a base de frescos. Pero como no le debió parecer suficiente añadió también el magnífico Sheesh Mahal, el salón de los espejos.

samode-7

En definitiva, un lugar donde todavía se respira el ambiente de la India palaciega de los siglos XVIII y XIX. La India de las novelas inglesas victorianas donde los maharajás firmaban tratados con los ingleses. O luchaban a muerte contra su dominio. Una India ya desaparecida que aquí parece que se puede tocar todavía con la punta de los dedos.

samode-8.

Cosas que me quedaron por ver en los alrededores de Jaipur

1.- Galta Ji y Galwar Bagh. El Templo de los Monos

Casi todo lo que he leído coincide en que esta es una visita para hacer si tienes tiempo de sobra en Jaipur. Tanto Galta Ji como el Templo de los Monos forman parte de una serie de templos hindúes del S. XV que se encuentran abandonados. Están a unos 10 Km. de Jaipur y la gran atracción son los monos que pululan por todas partes. Cuidado porque pueden ser agresivos y su mordedura supone una infección segura.

Si no sabes cómo llegar, siempre puedes recurrir a una excursión organizada por algunos de los templos más importantes de Jaipur.

.

El Nahargarh Fort y el Jaigarh Fort

Por falta de tiempo me quedé con las ganas de visitar dos de los fuertes más espectaculares de Jaipur. El Nahargarh Fort está situado en una de las colinas que dominan la ciudad. He visto algunas fotografías y está claro que desde lo más alto de esta fortaleza se tienen algunas de las mejores vistas de Jaipur.

El Jaigarh Fort es el que se eleva sobre la colina situada por encima del Amber Fort. Se puede visitar dando una caminata desde Amber, aunque mejor hacerlo bien temprano o al atardecer porque el calor puede convertir la subida en una tortura. El fuerte se puede visitar y allí se encuentra el cañón con ruedas más grandes del mundo. Una curiosidad que me quedé sin ver. También he visto algunas fotografías tomadas desde lo más alto y las vistas del Amber Fort son de las que te dejan sin palabras.

Dicho todo esto, me temo que tendré que regresar a Jaipur.

jaigarh-fort.

Algunos datos prácticos:

Cuando venir a Jaipur

En la India hay muchas Indias y el Rajastán es una más de esas realidades con idiosincrasia propia. Es una región semi desértica donde el calor se vuelve insoportable en verano, así que para empezar os aconsejo venir en los meses de invierno que van de noviembre a comienzos de marzo. Además reserva 3-4 días como mínimo para visitar Jaipur y sus alrededores. Yo todavía me arrepiento de no haberle dedicado más tiempo.

jaipur-23

jaipur-24

Cómo llegar a Jaipur

Seguramente llegarás a Jaipur tras pasar por Neva Delhi, con la que está perfectamente comunicada por tren. Ya sabes que viajar en tren por la India es toda una experiencia. Por eso, si no quieres sufrir innecesariamente, te aconsejo adquirir los billetes siempre de primera clase. Lo más probable es que llegues a la estación principal de Jaipur, la Jaipur Junction.

También se puede venir en autobús, pero por comodidad, tiempo y precio, entre tren y autobús, no lo dudes: el tren.

Si andas corto de tiempo, el avión es otra opción interesante. Puedes encontrar buenos precios si reservas con antelación. Pero ten en cuenta si compensa el tiempo que tardarás en llegar desde el centro de Delhi al aeropuerto. Luego desde Jaipur puedes optar por volar a otros lugares del país ahorrándote mucho, mucho tiempo en tus traslados.

Y por último queda la opción del conductor particular. Esta es una opción muy utilizada en la India por muchos extranjeros. Contratas a un conductor para que te lleve y te traiga por la India para un trayecto, o para varios días. El sólo se ocupará de los traslados ya que no es un guía turístico. Lo buenos es que puedes indicarle que vaya parando donde te apetece. Además algunos son magníficos conversadores que te pondrán al día de la realidad del país.

Y aunque veas otro tipo de transportes alternativos, no te los recomiendo

Cómo moverse por Jaipur

Al igual que en la mayoría de los sitios de Asia lo mejor para moverse por Jaipur es utilizar los tuk tuk. Puedes usarlos para un trayecto, o acordar un precio con el conductor para que te lleve de un sitio a otro durante un día o durante tu estancia. Ten en cuenta que en Jaipur hay muchos lugares interesantes que no están en el centro, como el Fuerte Amber. El precio por día no llega a las 1000 rupias que son unos 10-12 euros. Los conductores de tuk tuk se las saben todas y te ahorrarás largas caminatas bajo el sol para ir de un sitio a otro. Sin duda es un gasto que merece la pena.

jaipur-25

El billete combinado

Si quieres visitar algunos de los lugares más importantes de Jaipur, te recomiendo que compres el billete combinado (tourist composite ticket). Desde el momento de su adquisición es válido por dos días. Con el podrás acceder a 8 de los principales monumentos de Jaipur sin hacer cola y ahorrándote algo de dinero. Incluye la visita al Amber Fort, el Albert Hall (museo), Hawa Mahal, Jantar Mantar, Nahargarh Fort, Vidyadhar Garden y al Sisodia Rani Garden & Isarlat (Sargasooli). Hay otro billete combinado que incluye la entrada al Palacio de los Maharajás (City palace), al Royal Gaitor, a los Cenotafios y al Jaigarh Fort.

Actividades en Jaipur

Si quieres conocer Jaipur a fondo puedes optar por contratar diferentes tours para visitar la ciudad de noche, con Free Tour, hacer un tour gastronómico, participar en una boda Hindú o visitas a lugares cercanos de interés.

Alojamiento. ¿Dónde dormir en Jaipur?

En Jaipur hay opciones de alojamiento para todo tipo de viajeros, gustos y bolsillos. Si lo que quieres es bullicio y no te asusta el ruido y el caos, hay numerosas opciones en el interior de la zona amurallada. Sobre todo para presupuestos ajustados. Quizás la zona más interesante sea la de Pink City, próxima al Tripolia Bazar y al City Palace.

Si quieres algo más tranquilo hay que alejarse un poco del centro histórico. Sea cual sea la opción que elijas, y ya que estáis en la India, escoged un hotel con carácter y con auténtica personalidad. Reconozco que no me gustan los hoteles impersonales. Y menos en lugares como la India donde puedes vivir experiencias únicas.

.

.

También te puede interesar:

El Fuerte Amber de Jaipur: la controversia de los elefantes y el turismo

El Taj Mahal: como visitarlo y fotografiarlo sin morir en el intento

El Fuerte Rojo de Agra, la fortaleza más importante de la India

Benarés, un amanecer inolvidable navegando por el Ganges

Guía del Aarti en Benarés para torpes espirituales viajando por la India

Khajuraho, los templos donde el sexo y la sensualidad son arte en piedra

Mujeres de la India: el largo y duro viaje hacia la libertad

.