tour-helicoptero-42

Viajo a Nueva York y quiero darme un paseo en helicóptero.

Cualquiera que viaje a Nueva York verá helicópteros sobrevolando la ciudad. Y se preguntará si es posible dar una vuelta en ellos. La respuesta es sí. Me he subido a un helicóptero para vivir esa experiencia y contarte qué opciones tienes. Además de decirte si de verdad merece la pena, o no, gastarse el dinero que cuesta este capricho viajero.

Porque experiencias así son un gasto extra a tener muy en cuenta en un viaje a Nueva York. Porque ¿quién no ha soñado con sobrevolar Manhattan en un helicóptero bordeando sus rascacielos? Sí, y acercarse a la Estatua de la Libertad, fotografiar el Empire State o el One World Trade Center desde las alturas; o ver las dimensiones del Central Park desde arriba. Yo llevaba tiempo dándole vueltas al tema así que finalmente me decidí a hacerlo. Aquí os lo cuento y os lo enseño tal como lo viví.

tour-helicoptero-02

.

Cómo hacer un tour en helicóptero por Nueva York

Has de saber que existen dos opciones con sus ventajas e inconvenientes:

Opción 1: Es la más asequible y económica ya que sólo hay que acercarse al Pier 6 desde donde operan 3 compañías de helicópteros para vuelos turísticos: Liberty Helicopters, New York Helicopter y Manhattan Helicopters. Has de saber que la normativa de la ciudad impide sobrevolar Manhattan a las compañías que despegan desde cualquier helipuerto de NY. Por eso las rutas propuestas se limitan a vuelos por el mar, la bahía y el río Hudson para tener una perspectiva de la ciudad siempre desde la distancia.

tour-helicoptero-05

Los precios oscilan entre los 200 y los 350 dólares dependiendo del tipo de vuelo y de las ofertas del día. A este precio tienes que sumar los 40$ de tasas del helipuerto que se cargan en todos los casos. También tienen prohibido volar con las puertas abiertas, una opción muy interesante para tomar vídeos y fotografías en buenas condiciones. Por lo tanto los vuelos están limitados en estos aspectos. Esto también tienes que saberlo antes de gastarte un dineral en dar un paseo en helicóptero por NY.

tour-helicoptero-19

tour-helicoptero-14

Opción 2: Es más complicada por el trasporte. Pero si quieres hacer un vuelo más completo, incluso sin puertas, esta ha de ser tu elección. Consiste en contactar con la compañía FLYNYON y acercarse al aeropuerto de Kearney en New Jersey. Al operar desde otro estado los vuelos no están sujetos a la normativa que se aplica a las compañías que operan desde Manhattan. Por lo tanto pueden volar sobre la ciudad y hacerlo con las puertas abiertas. eL vuelo de 15 minutos “doors off flight” sale por unos 200 dólares. Los pilotos están habituados a las exigencias de los fotógrafos y por eso sólo vuelan por la tarde y al anochecer. Incluso tienen servicio de alquiler de cámaras.

En ambos casos te aconsejo mirar con detenimiento la previsión meteorológica para el día que tengas pensado volar. Volar en un día nublado, lluvioso o gris es absurdo porque no verás casi nada. También has de tener en cuenta la orientación de la ciudad. Ya que la mayoría de las compañías siguen las rutas por el río Hudson, las mejores horas del día para tener una buena luz sobre Manhattan son las de la tarde. El sol se estará poniendo por el oeste e iluminará la ciudad por este lado. Y sí, se ofrece la opción de volar durante el anochecer para ver cómo se ilumina la ciudad.

tour-helicoptero-33

.

Vamos allá

Teniendo en cuenta todo esto y tras estudiar las previsiones del tiempo, realicé mi reserva por Internet para hacer un vuelo desde el Downtown Manhattan Heliport del Pier 6. Está  ubicado muy cerca de la terminal de los ferrys que van a Staten Island. Las paradas de metro más cercanas son las de South Ferry (línea 1) o la de Whitehall St (líneas R y W). No tiene pérdida: guíate por el rugir de los motores de los helicópteros.

En mi caso elegí la opción más económica que dura 15 minutos y hace la ruta por la isla del Gobernador, la Estatua de la Libertad e isla de Ellis. A continuación asciende por el río Hudson entre New Jersey y Manhattan, llega hasta la altura de Central Park para dar la vuelta e iniciar regreso al helipuerto. Hay opciones más caras que suponen unos minutos más de vuelo para llegar hasta el Puente G. Washington más allá de Harlem. Pero sinceramente, creo que no merece la pena el gasto extra.

Descarté la opción de Nueva Jersey porque al coste del vuelo tenía que añadir el trasporte en tren, y después un taxi o un Uber hasta el aeropuerto de Kearney. Además al finalizar el vuelo y a la hora de regresar a Manhattan, hay que repetir la “operación trasporte”.

tour-helicoptero-13

.

En el helipuerto del Pier 6

Es un día de otoño, soleado, con nubes altas que tamizan la luz y son casi las 2 de la tarde. Llego al helipuerto y me preguntan si tengo la reserva de vuelo. Tras pasar el control de seguridad me dirigen hasta el mostrador de la compañía correspondiente. Por lo que pude observar las 3 compañías ofrecen las mismas opciones, rutas y precios. Esto se llama no hacerse la competencia para mantener los precios altos. Pero es lo que hay. O lo tomas o lo dejas. Y por lo visto les va bien así. La demanda es tan alta que esto parece una estación de metro o un aeropuerto de la cantidad de gente que hay.

Tras pasar por el mostrador y confirmar la reserva, te asignarán un ayudante. Él te preguntará cuánto pesas para el equilibrado de carga del helicóptero. Luego  te dirá que debes dejar todos los objetos personales en una taquilla cerrada con llave. Sólo puedes llevar la cámara de fotos, vídeo o el teléfono. Poco más. También te pondrá un chaleco salvavidas y te dará unas instrucciones básicas de seguridad. Después te acompañará hasta el helicóptero del que estarán bajando los clientes recién aterrizados. Esto es un no parar, una máquina de hacer dinero. Unos pasajeros bajan y los siguientes ya estamos esperando para subir. El helicóptero ni para los motores aunque los mantiene al ralentí.

.

Llega el momento clave: el lugar en el helicóptero sí es importante

El helicóptero que me asignaron tiene capacidad para 6 pasajeros. Este es el momento clave, el momento en que te asignan tu lugar en el helicóptero. Según el lugar asignado disfrutarás mucho o poco del vuelo y de las vistas. Y esto es una auténtica lotería ya que todo depende de los cálculos de peso y centrado hechos con el peso del resto de pasajeros.

A pesar de que te prometen que los helicópteros tienen grandes ventanales y que desde cualquier lugar disfrutarás del paseo, esto no es verdad. Los mejores sitios son los 2 ubicados al lado derecho. Desde los 2 del lado izquierdo tendrás sólo vistas al regreso. El que va en el centro va un poco encajonado, pero disfrutará las vistas de los dos lados. Y sí, falta el que a priori parece el mejor lugar de todos, el de copiloto, que es el que me tocó a mí.

A medida que te asignan un lugar te llaman, te indican cómo sentarte, el uso de los cinturones de seguridad y el de los auriculares. Estos sirven para mitigar el ruido y escuchar la información que va dando el piloto. Antes te paran delante del aparato para hacerte una foto que luego te venderán a 25$ si es que quieres comprarla.

tour-helicoptero-07

.

Operación despegue. Y aterrizaje.

Ya estamos todos dentro con los arneses bien puestos y los auriculares puestos. Estoy contento porque me ha tocado delante junto al piloto. Seguro que desde aquí se tienen las mejores vistas. Preparo mi cámara y me dispongo a fotografiar hasta el último detalle.

Pero pronto me doy cuenta de que todo no es tan bonito. El panel de instrumentos que ocupa casi todo el frontal y el piloto a mi derecha me ciega algunos ángulos de visión. Mientras pienso en cómo arreglármelas el piloto nos da los buenos días. Las aspas empiezan a girar con más rapidez mientras el motor comienza a rugir con fuerza. Desde tierra le dan el OK al piloto que despega sin esperar un segundo más de lo necesario. En un visto y no visto estamos ya sobrevolando el mar. Brooklyn queda a mi izquierda, Manhattan a mi derecha y el mar brillante justo delante. Un poco más tarde vislumbro el perfil de Manhattan medio oculto por el panel de instrumentos. Mantengo una silenciosa pugna fotográfica con los reflejos de los cristales, los arcos de la puerta y el panel de instrumentos. El piloto me mira inquieto de vez en cuando…

tour-helicoptero-16

tour-helicoptero-17

El helicóptero se dirige a la Estatua de la Libertad y Ellis Island. Apenas la vislumbro unos segundos antes de que el helicóptero gire para que los afortunados de la derecha disfruten del espectáculo. Enfilamos hacia Manhattan. El río Hudson se abre ante mí y New Jersey se ve estupendamente a mi izquierda. De nuevo los afortunados de la derecha ven pasar todo Manhattan a unos metros. Mientras tanto el piloto va dando detalles de los lugares por los que vamos pasando.

tour-helicoptero-08

tour-helicoptero-10

tour-helicoptero-15

Cuando damos media vuelta el helicóptero se acerca más a New Jersey y por fin puedo ver Manhattan. Como en una escena cinematográfica vamos dejando atrás Central Park, el Midtown con Times Square, la nueva zona de rascacielos del High Line Park, la terminal de cruceros, el portaaviones-museo del Intrepid, el Empire State…Llegamos al Downtown y entonces sí aprovecho mi “momento de gloria” con el One World Trade Center destacando sobre el resto de rascacielos del Distrito Financiero. Por unos segundos tengo todo el frente sur de Manhattan en mi ventanilla. Desde luego es todo un privilegio disfrutar de estas vistas.

tour-helicoptero-23

tour-helicoptero-21

tour-helicoptero-36

tour-helicoptero-38

tour-helicoptero-37

tour-helicoptero-27

tour-helicoptero-28

Son momentos que disfruto al máximo antes que el piloto enfile hacia el Puente de Brooklyn iniciando el descenso hacia el helipuerto. Antes de que me de cuenta ya estamos aterrizando con una mezcla de sensaciones agridulces. Por supuesto he disfrutado del vuelo, pero me ha sabido a poco. Dicen que lo bueno si breve, dos veces bueno. Pero en este caso no me hubiera importado nada que el vuelo durara el doble. Aquí os dejo un vídeo resumen de 2 minutos en el que podréis ver un resumen de lo que he visto desde mi privilegiado puesto.

.

Conclusiones

Apenas han sido 15 minutos de los que sólo he podido exprimir a gusto la mitad. El tiempo ha pasado volando (nunca mejor dicho) y bajo del helicóptero con el regusto de no haber disfrutado de esta experiencia como hubiera querido. Quiero pensar que es una cuestión personal. Que quizás sea demasiado exigente. O qué mis expectativas eran demasiado elevadas, tanto como los rascacielos de la ciudad. Además del vuelo y de las vistas también quería tomar unas buenas imágenes. Y esta vez no pudo ser, o esa es mi impresión. El caso es que ya en frío decidí poner en una balanza lo mejor y lo peor de este tour en helicóptero.

tour-helicoptero-18

.

Lo mejor

– Un vuelo en helicóptero sobre Nueva York es siempre una experiencia especial. Disfrutar del skyline de la ciudad desde las alturas es algo único. Aunque reconozco que disfruté más con el vuelo que hice sobre el Cañón del Colorado y Las Vegas.

– La organización funciona como un reloj. Tanto la profesionalidad del piloto así como el estado del helicóptero y la atención del personal, fueron impecables. La sensación de seguridad es constante y en ningún momento sentí el mínimo temor o sobresalto.

– Pocas veces se tiene la oportunidad de hacer un vuelo en helicóptero de una forma tan fácil, con acceso al helipuerto a unos minutos de una estación de metro.

Lo peor

– El precio final: 240 dólares por 15 minutos de vuelo. Aunque los precios de partida sean más bajos, hay que añadir las tasas del helipuerto que son 40$. A partir de aquí las opciones disparan el coste.

– La duración. 15 minutos apenas dejan tiempo para disfrutar del espectáculo de la ciudad de los rascacielos. Porque en esos momentos estás disfrutando tanto que no quieres que el viaje termine.

– Qué la experiencia dependa sobre todo del asiento que te toque. Ya puedes saltar de alegría si viajas en el lado de la derecha.

– Que la ruta de los vuelos sea tan limitada. Qué se vuele tan lejos de la Estatua de la Libertad, que no se pueda sobrevolar ni la ciudad ni los puentes sobre el East River. Pero las rutas son las que son, y es lo que hay.

tour-helicoptero-09

Ahora eres tu quien debe decidir si te merece la pena hacer este tour. Si no has subido nunca en helicóptero ni eres muy exigente con el tema de las fotografías o el vídeo, sin duda disfrutarás de esta experiencia. En cambio si buscas algo diferente quizás deberías rascarte (todavía más) el bolsillo, tomarte tu tiempo y decidirte por vuelos más prolongados o por los que salen desde Nueva Jersey. Personalmente si algún día repito será con un vuelo más prolongado, con un recorrido más personalizado y además con las puertas abiertas. Porque puestos a pedir, lo quiero todo.

Y recuerda que si viajas a los USA y además te subes a un helicóptero, una de las primeras cosas que tienes que hacer es contratar un buen Seguro de Viajes. Te puede ahorrar preocupaciones y resolver muchos problemas. Así que ni lo dudes. Desde aquí te recomiendo MONDOel seguro de viaje inteligente para viajeros inteligentes. Además contratando tu seguro desde esta página tendrás un 5% de descuento.

..

.

Artículos relacionados:

Todos mis artículos sobre Nueva York

Cómo ir al Gran Cañón del Colorado…en helicóptero