boston-freedom-trail-4331

Boston, la capital de Nueva Inglaterra.

Boston es una ciudad rica en historia y tradición que ha entrado con fuerza en el S.XXI tras una profunda remodelación urbana. Fundada en 1630 se convirtió en capital de Nueva Inglaterra y en la época colonial fue el principal puerto de las colonias inglesas en Norteamérica.

Durante la Guerra de la Independencia Boston se convirtió en uno de los focos más activos contra el dominio inglés. Tras finalizar la guerra siguió creciendo gracias a su incipiente industria y a la importancia comercial de su puerto. Ya durante el XIX atrajo a oleadas de inmigrantes italianos e irlandeses que marcaron su carácter de ciudad católica hasta el día de hoy.

boston-freedom-trail-1162

boston-4650

boston-freedom-trail-65

boston-6

Tampoco hay que olvidar la importancia de sus universidades como la de Harvard, el MIT o el Boston College. Durante generaciones han atraído a las élites culturales, económicas y científicas del país. Y es la razón de que su población sea poseedora de una amplia cultura y exquisita educación que se puede observar a cada paso que damos por la ciudad. Clanes políticos como los de la familia Kennedy han contribuido a lo largo de décadas a atraer proyectos económicos de gran importancia para Boston. Y todo esto ha convertido a esta ciudad de medio millón de habitantes en todo un referente dentro de los USA.

Dinero, industria, alta tecnología y un elevado nivel educativo sumado a la mayor cantidad de referentes históricos del país, la han convertido en el mayor centro de atracción turística de Nueva Inglaterra junto a Philadelphia. Es cierto que como toda ciudad moderna “made in USA” puede decepcionar a primera vista. Pero una vez que nos adentramos por sus calles y paseamos por sus plazas y arboladas avenidas, esta apreciación inicial da paso a una sensación de visitar un lugar conocido. Sobre todo si alguna vez hemos visitado Inglaterra. La percepción que el ciudadano medio norteamericano tiene de la palabra “histórico” (otorgando este título a todo aquello que tenga más de 100 años) se torna aquí en una realidad que deja constancia clara de los orígenes europeos de Boston.

boston-freedom-trail-8670

boston-freedom-trail-1886

boston-freedom-trail-4459

boston-freedom-trail-1143

.

El “Freedom Trail”. 1ª parte

 El Freedom Trail es la mejor manera de entrar en contacto con la ciudad de Boston. Siguiendo las indicaciones y el camino marcado en rojo visitaremos sus principales lugares históricos. Además es una forma de seguir la huella dejada por moradores a lo largo de sus casi 4 siglos de historia. Para ello las autoridades de la ciudad han creado un recorrido que a lo largo de unos 4 km. pasa por los lugares más famosos de la Revolución Americana. Es el llamado Freedom Trail o “Recorrido de la Libertad“, que comienza en el Boston Common (el parque público más antiguo de Norteamérica) y termina en Bunker Hill, en Charlestown. Siguiendo la línea roja marcada en aceras y calles, los visitantes recorren 16 de los sitios históricos más importantes de Boston. Incluyendo la Antigua Casa de Reuniones, el Fanueil Hall y la casa de Paul Revere.

boston-freedom-trail

Los guardabosques de Parques Nacionales ofrecen recorridos guiados gratuitos de abril a noviembre. Además numerosas compañías de turismo ofrecen visitas pagadas con el guía vestido a la vieja usanza del S.XVIII. La verdad es que si no entiendes bien el inglés y no te interesa mucho la historia de la Independencia Norteamericana, te aconsejo hacer el recorrido siguiendo la línea roja a tu aire. En cualquier guía o folleto turístico de la ciudad encontrarás información de los lugares por los que vas pasando sin tener que ir al ritmo que marca una excursión organizada.

boston-freedom-trail-4316

.

El Boston Common

Iniciamos el recorrido en el Boston Common, el primer parque público de los Estados Unidos. Un lugar que originariamente fue utilizado por los colonos puritanos ingleses para la cría de ganado. También como emplazamiento donde castigar públicamente a criminales, pecadores, paganos e impuros con la tortura pública o con la horca. Irónicamente estos puritanos que huían de Inglaterra debido a las persecuciones religiosas, llevaron  a América el extremismo religioso que se vivía en la Europa del XVII. Irónicamente se convirtieron en protagonistas de su propia radicalidad espiritual. Posteriormente fue el lugar de acuartelamiento de las tropas inglesas durante la guerra entre 1775 y 1776. Y tras la Independencia fue declarado parque público. Así hasta hoy, momento en el que el Boston Common se ha convertido en lugar de paseo, descanso, esparcimiento y disfrute.

boston-freedom-trail-4366

boston-freedom-trail-8736

boston-freedom-trail-4760

boston-common

Dentro del parque encontraremos una estatua de George Washington a caballo. Muy cerca hay un pequeño lago rodeado de árboles donde veremos unas barcas a motor en forma de cisne. Parece una tontería, pero esta atracción regentada por la misma familia desde 1877 es muy popular entre los bostonianos. Pero lo mejor es pasear y observar el efecto relajante que este parque provoca en sus visitantes.

boston-freedom-trail-4780

boston-freedom-trail-4430

Tras atravesar el parque veremos la cúpula dorada de la New State House sobresaliendo entre el follaje de los árboles. A día de hoy cumple las funciones de Palacio de Gobierno del Estado de Massachusetts. Este edificio construido en 1798 en lo alto de una colina, la Beacon Hill, destaca sobre todo por su cúpula recubierta de oro del bueno de 23 quilates aunque originariamente era de madera. Justo enfrente está un monumento dedicado a los primeros negros a los que se les permitió alistarse en el ejército revolucionario para luchar contra los ingleses durante la Guerra de la Independencia.

boston-freedom-trail-1306.

Callejeando por Beacon Hill

Merece la pena darse una vuelta por el histórico y elegante barrio de Beacon Hill. Sus calles empedradas del S.XIX, sus exclusivas casas residenciales y las lámparas de gas que iluminan el barrio al atardecer te trasportarán a otra época. Aquí cerca está el bar Cheers, el “auténtico”, el que inspiró la famosa serie de televisión. Un lugar que recibe con los brazos abiertos a todo turista que pase por Boston y la verdad, a precios asequibles.

En Beacon Hill lo único que delata que seguimos en el S.XXI es la presencia de automóviles aparcados en las aceras. Me gusta perderme entre los elegantes edificios construidos en ladrillo o madera del S.XIX con sus puertas de colores, ventanas decoradas de jardineras con flores y zonas arboladas. Incluso alguna calle mantiene el empedrado original como la Accorn St. y las aceras cubiertas de ladrillo rojo.

boston-puertas-ventanasboston-freedom-trail-7693

Por aquí transcurre otro de los recorridos turísticos de Boston, el Black Heritage Trail, un viaje a la herencia dejada por los afroamericanos en esta ciudad. Rodeando Beacon Hill por el lado del río se encuentra la Charles St. con sus numerosas tiendas de antigüedades al igual que la calle Chestnut, que terminan por dar a todo este barrio un encanto especial.

boston-freedom-trail-7566

boston-freedom-trail-7578

Siguiendo el recorrido  del Freedom Trail y cercano a una esquina del Boston Common aparece la Park Street Church, una de las iglesias más viejas de la ciudad y que todavía mantiene a su vera el cementerio correspondiente, el Old Granary Burial Ground. Tres de los firmantes de la Declaración de Independencia, incluido Samuel Adams, están enterrados aquí. No es raro encontrar estos viejos camposantos dispersos por la ciudad donde se enterraron los primeros colonos. Así como a las numerosas víctimas de las guerras de la Independencia contra los ingleses y de la posterior de Secesión. También enterrados, pero esta vez bajo la King´s Chapel que mandó construir el rey inglés para remarcar el poder anglicano en las colonias, están algunos de los primeros colonos del Mayflower. Fue el primer barco inglés cargado de puritanos decididos a establecerse en estos nuevos territorios.

boston-freedom-trail-4322

Enfrente de Old Corner Bookstore nos encontraremos con un viejo edificio de ladrillo con una espigada torre central. Es la Old South Meeting House, lugar donde se inició en el invierno de 1773 la primera revuelta de los colonos contra la metrópoli por los nuevos impuestos que cargaban el tráfico de té. Animados por el discurso de Adam Smith, 5.000 colonos aquí reunidos marcharon enfurecidos hacia el puerto. Allí tiraron al mar la mercancía de tres barcos provocando la reacción virulenta de las autoridades coloniales inglesas. Y así, como muchas otras guerras y revoluciones que comenzaron debido al aumento de los impuestos, estalló la Guerra de Independencia norteamericana que cambió el mundo hasta hoy.

Siguiendo la línea roja del Freedom Trail se llegó a la Old State House, el antiguo palacio de gobierno y lugar de representación de la monarquía británica en las colonias desde 1713 hasta 1776. Desde su balcón se escucho el 18 de julio de 1776 por primera vez en Massachusetts la Declaración de Independencia. Hoy día es un museo histórico abierto al público. Eso sí, la entrada me parece muy cara para lo que se muestra en su interior.

boston-freedom-trail-1865

Un poco más adelante se encuentra la gran fachada del Faneuil Hall. Este edificio fue construido inicialmente para albergar el mercado de la ciudad. Su segunda planta se convirtió en un lugar de reunión y debate popular en la época colonial. El revolucionario Samuel Adams soltó aquí sus acalorados discursos para intentar convencer a los paisanos de estar unidos frente a la metrópoli. Hoy día todavía mantiene la función de mercado turístico en su primera planta.

boston-freedom-trail-4462

Justo detrás se encuentra el Quincy Market. Este es uno de los lugares más populares de Boston con sus tiendas de marca y de recuerdos, sus restaurantes y sus pequeños puestos de comida. Aquí turistas y bostonianos hacen cola a mediodía para comprar alguna especialidad italiana, oriental o local a base de cangrejo y sopa de almejas. Aprovecho para advertiros de la falta de sabor del marisco de por aquí a pesar de su magnífico aspecto. Pura y decepcionante fachada la de esos rosados langostinos que se ven tras los mostradores perfectamente ordenados. Los famosos bocadillos de carne de cangrejo no saben a nada, de ahí que todo lo acompañen con una salsa como de kétchup ¡Qué desperdicio! Hasta la langosta es tan insulsa como comerse una servilleta. Lo único que se salva es esa sopa cremosa de almejas y tremendamente popular por aquí llamada “clam chowder”. En invierno es un auténtico reconstituyente.

boston-freedom-trail-7763

boston-freedom-trail-1280

Menú típico bostoniano con su sopa de clam chowder, su bocadillo de carne de cangrejo y langostinos ¡Qué pena de marisco que no sabe a nada!

boston-freedom-trail-7761

El Quincy Market se ha convertido en un lugar muy popular, asaltado por multitud de turistas sobre todo en verano y a la hora de las comidas. También aquí, entre otros restaurantes de marisco y pescado, encontraremos una de las franquicias del bar más famoso de la tele Cheers (con el permiso del bar de Moe de los Simpson). Su carta es la típica de especialidades USA, y vale, no se come mal pero tampoco tiene ningún encanto especial.

Desde Faneuil Hall el recorrido pasa por la zona de tabernas más antiguas de los USA. Aquí está también el restaurante con más solera y uno de los más renombrados de Boston, el Union Oyster House. Como su nombre indica la especialidad son las ostras y el marisco. Este es el restaurante más antiguo de Boston ya que permanece abierto de forma ininterrumpida desde 1826. El bogavante o la langosta se sirven de diferentes formas aunque algunas son auténticas aberraciones culinarias para el gusto europeo. Es un lugar caro aunque con encanto, pero es que estamos en los USA y aquí se paga lo de la antigüedad. Quizás el plato más recomendable sea el “Shore Dinner” donde se puede probar un poco de todo.

boston-freedom-trail-2976

Ni se os ocurra ir a cenar sin la reserva correspondiente porque se partirán de risa (algunas de las personas de recepción son un poco bordes) aunque a mediodía es fácil encontrar mesa libre. Pero no os preocupéis si el Oyster House está lleno porque estas calles están repletas de restaurantes. En ellos podréis comer sin problemas de sitio y de forma más económica, aunque con un poco menos de estilo.

Y hasta aquí esta primera parte del recorrido por Boston. En el siguiente artículo seguiremos las huellas del Freedom Trail para adentrarnos en el North End y cruzar el Charles River para llegar a Charlestown. Y desde aquí regresaremos al centro para continuar mostrándote muchas más cosas de esta fascinante ciudad.

plano-freedom-trail

.

Artículos relacionados:

Lo mejor de Boston siguiendo el Freedom Trail. 2ª parte

Avistamiento de ballenas en Boston, una experiencia inolvidable