Un viaje improvisado al Chobe

Si buscas un safari fotográfico sin complicaciones el Parque Nacional Chobe en Botswana es una excelente opción. Sobre todo si no tienes mucho tiempo y quieres ver algunos de los Big Five en su medio natural.

Mucha gente piensa que hacer un safari es complicado, caro y difícil de organizar. Pero cuando viajas por África te das cuenta que aquí todo está pensado para facilitar la vida del turista. Hay numerosas agencias de turismo y aventura especializadas en todo tipo de actividades. Contratando sus servicios accederás a lugares a los que nunca pensaste llegar. Eso sí, prepara la cartera o la tarjeta de crédito.

Por supuesto una de las actividades con más éxito de todo el continente son los safaris organizados. En anteriores artículos os he contado como disfrutar de safaris de lujo; también de cómo elegir entre safaris por libre o safaris organizados. O de cómo hacer un safari de varios días por tu cuenta en uno de los parques nacionales más grandes del continente, el P.N. Kruger en Sudáfrica.

Aquí os voy a contar como hacer un safari de un día sencillo y sin complicaciones. Sobre todo pensando en aquellos que no tengáis  mucho tiempo. Y también en los que nunca habéis hecho un safari y queréis probar cómo es esta experiencia.

chobe-botswana-9007

Hacer una incursión en el Chobe es muy fácil, sobre todo si lo haces en combinación con una visita a las Cataratas Victoria. Estas cataratas son una de las grandes maravillas de la Naturaleza. Mucha gente dedica unos días a conocerlas y visitar sus alrededores. Pero hasta que llegan a Victoria Falls en Zimababue o a Livingstone en Zambia, no saben que es posible realizar muchas más actividades. Y precisamente una de las más interesantes es viajar hacia Botswana para hacer un safari de un día en el P.N. Chobe.

En mi caso contraté este safari desde la población de Victoria Falls. Entre otras cosas porque la mayoría de las actividades son más baratas en Zimbabue que en Zambia. Además hay varias empresas que organizan este viaje, aunque los precios son muy similares.

chobe-botswana-8900.

¿Cómo se órganiza y qué hay que hacer?

En mi caso opté por la agencia Shearwater, una de las más potentes y profesionales de Zimbabue. La variedad de actividades que ofrecen, desde la más sencilla a la más completa, cubren parte del sur del continente africano. Había contratado ya con ellos la excursión al atardecer por el río Zambeze y había quedado muy satisfecho. Además trabajan con conductores y guías locales que se toman su labor muy en serio.

En este caso el viaje de un día completo al Parque Nacional Chobe me costó 170 dólares e incluía lo siguiente:

  • trasporte de ida y vuelta desde el hotel en Victoria Falls hasta la frontera con Botswana.
  • trasporte desde la frontera de Botswana hasta un resort en Kasane desde donde se organiza el safari.
  • todas las entradas al P.N.Chobe incluidas.
  • durante la mañana recorrido en lancha por el río Chobe ya dentro del parque por unas 3 horas. Con bebidas y refrigerio incluidos.
  • comida tipo buffet en el resort incluida en el precio.
  • por la tarde recorrido en 4×4 por el interior del P.N. Chobe con ranger durante unas dos horas.
  • regreso a la frontera con Zimbabue, y trasporte al hotel.

En definitiva, un día completo de actividades todo incluido por 170$. Sí, no es barato, pero estando de viaje por África a mí no me apetecía privarme de una experiencia así. Y seguramente a ti tampoco. Y desde luego que fue un dinero bien invertido.

chobe-botswana-8878

chobe-botswana-8998

Lo único realmente imprescindible que necesitas para este viaje es tu pasaporte. Y lo tendrás mucho más fácil si al llegar al aeropuerto de Victoria Falls has comprado la KAZA visa que te permite pasar la frontera tanto de Zambia como de Botswana durante un día. Aquí los trámites aduaneros son una pesadez, así que paciencia. Vas a pasar al menos 45 minutos esperando para pasar la frontera Zimbabue-Botswana por la mañana, y otro tanto a tu regreso por la tarde.

Además del pasaporte puedes llevar algo de beber para el viaje. Y por supuesto no olvides la cámara de fotos, vídeo, etc. Vas a disfrutar de lo lindo inmortalizando escenas como estas.

chobe-botswana-8980

chobe-botswana-8491

chobe-botswana-8628

.

En lancha por el Chobe

Tras recogerme en el hotel de Victoria Falls a las 7:30 de la mañana, en poco más de una hora de viaje llegamos a la frontera con Botswana. Tras pasar los trámites aduaneros en el Kazungula Border Post, otra furgoneta nos esperaba para llevarnos hasta el Chobe Safari Lodge en Kasane. Por ahora todo estaba perfectamente organizado.

chobe-botswana-8495

Aquí nos esperaba el guía y con el subimos a una de las lanchas que realizan el recorrido por el río Chobe ya dentro del parque nacional. A partir de aquí la mañana trascurrió recorriendo las orillas del río y las islas cubiertas de hierba como las de Sidudu y Kazakili. Justo enfrente se encuentra Namibia y el río separa a ambos países. Desde el principio quedó muy claro que las grandes llanuras inundables del Chobe son el paraíso de los elefantes. Se calcula que en todo el parque hay unos 150.000 de estos grandes mamíferos, la población más grande del mundo. Junto a los elefantes, leones, leopardos, rinocerontes y búfalos forman el grupo de los llamados Cinco Grandes, los “Big Five“.

A lo largo de todo el recorrido los elefantes son una presencia constante. Además de machos solitarios, lo más emocionante es ver la cantidad de grupos familiares con sus crías recién nacidas. Estos grupos están liderados por una hembra líder y pueden alcanzar decenas de ejemplares. A partir de los 12-13 años los elefantes machos son expulsados del grupo para vagar en solitario o en compañía de otros machos.

chobe-botswana-8576

chobe-botswana-8701

chobe-botswana-8846

chobe-botswana-8851

Sin duda los elefantes son los animales emblemáticos del Chobe. Pero hay muchos más. Para empezar destacaría los magníficos cocodrilos del Nilo que verás tomando el sol plácidamente en las orillas. Su aspecto, aún en pose tan relajada, no deja de imponer un enorme respeto. Otro de esos animales con los que hay que mantener una prudente distancia y un cuidado extremo son los hipopótamos. Enormes, los verás por todas partes. Esas rocas que sobresalen del agua no son rocas, son hipopótamos flotando en la superficie. Salen a respirar un rato y vuelven a sumergirse. Otros buscan un buen barrizal donde cubrirse de barro para evitar las picaduras de los insectos. Y allí permanecen tumbados durante horas, inmóviles esperando el frescor del anochecer para ponerse en marcha. El sol es tan intenso a estas horas del mediodía que tomar una buena fotografía sin filtros con los grandes contrastes de luces y sombras es casi un milagro.

chobe-botswana-8539-2

chobe-botswana-8562-1

chobe-botswana-8889

Seguimos navegando para acercarnos a un islote donde comen y descansan unos cuantos búfalos, también miembros del selecto club de los “big five”. Porque para animal imponente, el búfalo africano. Es imposible no sentir escalofríos cuando uno de esos grandes machos de casi una tonelada de peso se te queda mirando fijamente. Es otro de los animales más abundantes en el Chobe y los encontrarás junto al río o a la sombra de los arbustos.

chobe-botswana-8813

chobe-botswana-8832

Entre los árboles de la orilla vuelan las garzas y los ibis, buscan comida los babuinos y caminan los waterbucks. En las zonas encharcadas tampoco es difícil descubrir a los lagartos monitor que superan el metro de largo.

chobe-botswana-8615

chobe-botswana-8658

chobe-botswana-8519

chobe-botswana-8512

Y esto sólo es el principio. Tras ver grupos de elefantes cruzando el río a nado, machos a punto de enfrentarse y cocodrilos amenazantes, volvemos al resort para comer y descansar un rato. Ya solo por todas las emociones vividas en la excursión en lancha ha merecido la pena este viaje.

chobe-botswana-8730

chobe-botswana-8773

chobe-botswana-8755

chobe-botswana-8534

.

El Game Drive de la tarde

Así se llaman a las excursiones que se hacen a pie o en 4×4 por la selva y el bush a la búsqueda de animales salvajes. En este caso nos subimos a un todo terreno abierto y entramos de nuevo, pero por tierra, en el Parque Nacional Chobe.

chobe-botswana-9051

A la entrada en un cartel enorme advierten de que, como en la mayoría de los parques nacionales del continente, está prohibido volar drones. Ya sabemos que los 4×4, los helicópteros, avionetas y demás aparatos ruidosos y contaminantes pueden recorrer o sobrevolar los parques nacionales. Pero un pequeño dron no contaminante supone un enemigo fatal para toda la fauna mundial.

A partir de la entrada todo trascurre como en la mayoría de estos recorridos. Caminos de tierra y arena entre árboles y arbustos a la búsqueda de la presencia de cualquier animal que pase cerca. Como ya he dicho muchas veces, un parque nacional africano no es un zoológico. A veces se ven animales, a veces no. La Naturaleza y los animales salvajes tienen su ritmo y sus caminos que no tienen por qué coincidir con el de los visitantes. Dicho esto más vale abrir bien los ojos y esperar a que el guía, o cualquiera de los que vamos en el todo terreno avistemos alguna cosa. Y como suele pasar, vaya si vemos animales. A las orillas del río comen grupos de impalas, waterbucks, kudus y cebras, además de las omnipresentes familias de elefantes con sus crías e hipopótamos. También vemos un buitre solitario herido que no consigue despegar de la orilla.

chobe-botswana-9053

chobe-botswana-9009

chobe-botswana-5

chobe-botswana-10

Para completar la escena un grupo de jirafas aparece entre las secas ramas de las acacias. Decididamente se acercan a comer hierba fresca junto a la orilla. La maniobra que tienen que hacer para acercar su boca al suelo es de alto riesgo, ya que quedan totalmente expuestas al rápido ataque de los leones. Y hablando de leones, haberlos, haylos. Pero no vimos ninguno al igual que leopardos o rinocerontes. Tampoco tuvimos ninguna persecución, pelea o escenas de caza de las que aparecen en National Geographic. Ya queda dicho que es cuestión de suerte y en mi caso los safaris que he hecho (y ya van unos cuantos) han sido siempre de lo más plácidos.

chobe-botswana-14

chobe-botswana-9038

A las 5 de la tarde estamos de vuelta en el resort para iniciar el regreso a la frontera y después a Victoria Falls. Poco después de las 7 de la tarde entro en mi hotel con la sensación de haber disfrutado de un día muy especial. Un día completo en uno de los mejores parques nacionales de África y donde todo ha salido a la perfección. Un día inolvidable que complementa de manera perfecta una visita a las Victoria Falls.

El único “problema” de estos viajes es que siempre te quedan ganas de más. Porque una vez que tragas el polvo africano, ya no hay marcha atrás y sólo piensas en volver.

.

Para terminar recuerda que un buen Seguro de Viajes te puede ahorrar preocupaciones y resolver muchos problemas. Así que ni lo dudes. Desde aquí te recomiendo MONDO, el seguro de viaje inteligente para viajeros inteligentes. Además contratando tu seguro desde esta página tienes un 5% de descuento.

Artículos relacionados:

Recorriendo el Parque Nacional Kruger. Zona Sur

Visitando el Parque Nacional Kruger. Zonas Centro y Norte

Safaris privados o por tu cuenta en Entabeni y Pilanesberg

Safaris privados o por libre en Sudáfrica

Las cataratas Victoria desde Zimbabue

Sueños de África: atardecer en el Zambeze y arco iris de luna en las Cataratas Victoria