Cómo llegar a las Cataratas Victoria.

Si estás dando una vuelta por el sur del continente africano no está de más hacer una escapada a las cataratas Victoria en la frontera entre dos países que no están pasando por sus mejores momentos: Zambia y Zimbabue.

Un buen punto de partida para este corto viaje es Johannesburgo desde donde salen vuelos de la South Afrikan o de British Airways tanto a Victoria Falls en Zimbabue como a Livingstone en Zambia por unos 250€. Ambos aeropuertos se encuentran a unos 15 km. de las cataratas así que la opción a elegir dependerá de si nos encontramos en la estación seca o húmeda. Y esto es muy importante por lo que te voy a explicar a continuación:

– Si llegamos en temporada seca (entre septiembre-diciembre) debemos optar por ir a Zambia, ya que la parte de las cataratas que se encuentran en este país se seca. Entonces podremos atravesar a pié parte del cauce hasta llegar a la isla Livingstone. Desde ahí tendremos unas espectaculares vistas de la caída de agua y del lado de Zimbabue. En temporada húmeda esto es imposible y sólo podremos ver las cataratas desde Zimbabue. Es cierto que esto no tendría mucha importancia porque con sólo pasar la frontera de un país a otro estaría arreglado el problema. Pero es que cada vez que pasamos la frontera deberemos pagar 40$ de tasas (si eres ciudadano británico o de los USA pagarás bastante más) en el lado zambiano y 30$ en el zimbabuense con lo que si estamos atravesando constantemente de un país a otro nos dejaremos un dineral.

– Si llegamos en temporada húmeda (entre enero y mayo) la mejor opción es Zimbabue. Aterrizamos en Victoria Falls y nos alojamos en el magnífico y colonial Hotel Victoria Falls ahorrándonos los trámites fronterizos, las esperas y el dinero de pasar a Zambia. Además el 75% de las cataratas son visibles desde este lado donde existen 16 miradores y una red de pasarelas y caminos para ver las cataratas desde todos los ángulos. Otro dato a tener muy en cuenta es que la mayoría de actividades y excursiones son más baratas en Zimbabue que en Zambia. Y otro dato, no piden estar vacunados contra la fiebre amarilla, mientras que en Zambia sí.

Caminos y miradores en las Victoria Falls

Cataratas Victoria 2.

El rugido de las cataratas se escucha desde Km. a la redonda. Aquí se las denomina “Mosi oa Tunya”, el humo que truena. Y tras ver este vídeo, sabréis la razón.

.

En las Victoria Falls

Tras casi dos horas de vuelo desde Johannesburgo aterrizamos y hay que elegir algún hotel para pasar la noche. Si vais a Zambia os recomiendo el Hotel Livingstone y si entráis por Zimbabue el Victoria Falls, aunque The Kingdom, situado justo al lado tampoco está nada mal. En los alrededores también encontraréis resorts y hoteles como el Victoria Falls Safari Lodge, el Elephant Hills Hotel o el A Zambezi River Lodge. La pequeña ciudad de Victoria Falls en Zimbabue se encuentra a apenas un Km. de las cataratas y aunque ofrece una amplia oferta hotelera que también incluye Bed&Breakfast y zonas de acampada para mochileros, quiero destacar aquí el Hotel Victoria Falls. Este viejo establecimiento es el que mejor guarda entre sus muros y jardines el encanto colonial del Imperio Británico en el África negra además de mantener unos precios todavía asequibles. Aquí se encuentra el restaurante Jungle Junction cuyo nombre recuerda la gesta de los hidroaviones que a mediados del S.XX conectaban Southampton con Ciudad del Cabo en un vuelo sin ayudas y sin radar haciendo varias escalas por todo África.

.Hotel Victoria Falls 1

Hotel Victoria Falls 2

Hotel Victoria Falls 3

El Hotel Victoria Falls cuenta con unas instalaciones de 1ª categoría. Todo un clásico del viejo Imperio Británico todavía en pie.

Una de las escalas de este largo periplo aéreo se hacía aquí, en las remansadas aguas del Zambeze antes de su caída por las cataratas. Por los jardines del Hotel pasean babuinos, mangostas y facoceros entre otros animales de la selva, y desde aquí sale un paseo que nos lleva directos a las cataratas.

.Hotel Victoria Falls 4

Hotel Victoria Falls 5.

En la época más lluviosa, de enero a mayo, y si llueve mucho, los animales salvajes se ponen nerviosos y este camino no es muy recomendable por la posibilidad de sufrir algún ataque. En recepción me han dicho que todavía se ven leones por la zona… e insisten mucho en estar atento y andar con cuidado, así que no debe ser una broma para turistas. Desde luego hipopótamos, elefantes y cocodrilos sí que hay, y eso impone mucho respeto. Nunca debemos olvidar que la ciudad de Victoria Falls está rodeada de parques nacionales y zonas totalmente salvajes así que es obligatorio tomar las precauciones pertinentes sobre todo si viajáis con niños.

.Cataratas Victoria 6.

Desde hace más de 100 años en el Hotel Victoria Falls, ahora un tanto pasado de moda, se han hospedado exploradores, aventureros, miembros de la realeza y viajeros acomodados de todo el mundo para disfrutar de sus comodidades y de las espectaculares vistas al cañón del río Zambeze y a las cataratas que retumban a apenas medio km. de distancia. El hotel fue la base de operaciones de los ingenieros británicos que idearon la construcción del puente entre ambos lados del Zambeze y cuyo objetivo era facilitar el paso del ferrocarril que uniera las posesiones británicas de toda África entre Ciudad del Cabo y El Cairo.

.Cataratas Victoria 6

Cataratas Victoria 6

El puente sobre el río Zambeze separa a Zambia de Zimbabue. Para los amantes del riesgo extremo, existe la posibilidad de hacer “puenting” desde el arco central y tirarse al río atado con una goma a los pies.

Recordemos que a finales del siglo XIX portugueses, alemanes, e ingleses se disputaban el control del sur del continente africano y, en consecuencia, la construcción de una esta vía férrea se convirtió en una cuestión vital para los británicos. La cuestión es que los ingenieros dieron al puente que hoy marca la frontera entre Zambia y Zimbabue unos 100 años de vida. Pues ya ha pasado un siglo y el puente sigue en pié sin que le hayan hecho ni una reforma. Incluso la cuestión de quién lo pinta y de qué color ha suscitado agrios debates entre ambos países fronterizos que, salomónicamente, han decidido alternarse cada 2 años en las labores de mantenimiento.

Aparte del paso de trenes, gentes y vehículos, el puente es uno de los puntos de salto más famosos del mundo para hacer “puenting”. Por unos 100$ podréis disfrutar de un salto en caída libre de unos 90 m. hacia las revueltas aguas del Zambeze. Está claro que si no nos matamos en la caída, cocodrilos e hipopótamos estarán encantados de acabar con lo que quede de nosotros. Ver tirarse a la gente es un espectáculo que pone los pelos de punta. Pero para los más osados todavía hay otra experiencia que dispara la adrenalina hasta límites insospechados: un bañito al borde de la catarata en la llamada devil´s pool o piscina del diablo en la llamada Livingstone Island en el lado de Zambia. Sólo es accesible en temporada seca, pero aún así aquí un pequeño resbalón o un empujoncito de la corriente y… adiós mundo cruel.

.Cataratas Victoria 10 .

Excursión al atardecer por el Zambeze

Una de las excursiones más populares es la que se hace en unas barcazas por las orillas del Zambeze en la parte alta del río, antes de las cataratas. Cocodrilos e hipopótamos, además de pájaros y otros animales que se acercan a las orillas, amenizarán el recorrido por el río. Os aconsejo realizarlo al atardecer cuando el cielo se tiñe de tonos anaranjados mientras un poco más adelante se ven surgir de lo más profundo de las cataratas continuas nubes de agua vaporizada. Como durante toda la estancia, el rugir y el bramido de millones de toneladas de agua cayendo al vacío se convierte en una presencia abrumadora y omnipresente. Si queréis saber más sólo tenéis que seguir este enlace: Sueños de África: atardecer en el Zambeze y arco iris de luna en las Cataratas Victoria

.zambeze-zimababue-12

zambeze.

 

Entrando en el Parque Nacional de las Cataratas Victoria

La entrada al Victoria Falls cuesta 30$ y al Zambezi National Park unos 15€. Estamos en el preciso lugar en el que las tranquilas aguas del rio Zambeze se precipitan en las cataratas Victoria desde más de 100 m. de altura hacia una especie de cañón. Este se va estrechando formando un espectáculo natural grandioso de 1,7 km. de largo. Su nombre se lo dio el conocido explorador escocés David Livingstone en honor a la reina Victoria en 1855. Fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1989 y desde el 2010 conforman junto al delta del Okavango una gran área de protección natural.

.Cataratas Victoria 11

Victoria Falls attractions.

He visitado las cataratas Victoria en la época lluviosa, entre noviembre y marzo-abril. Es cuando el Zambeze se arroja en toda su plenitud al vacío provocando una nube de agua pulverizada que puede llegar a más de medio kilómetro de distancia. El problema es que con tanta agua y vapor es casi imposible ver el pie de la catarata. Sólo al final de la temporada húmeda, que comienza en mayo-junio empieza a apreciarse claramente lo que son estas cataratas. También las he visitado a comienzos de la temporada seca en septiembre-octubre. Entonces con la disminución del caudal del río, es posible caminar por algunas partes del borde de la catarata en la zona de Zambia y apreciar mejor sus dimensiones. Y es que las cataratas Victoria doblan en tamaño a las cataratas del Niágara. Todo un espectáculo de la Naturaleza que no te vas a cansar de admirar.

.Cataratas Victoria 12

Cataratas Victoria 14.

Si os cansáis de oír el estruendo de las cataratas y pasear por las orillas del Zambeze, cosa harto difícil dada su espectacularidad, podéis apuntaros a alguna de las actividades, tours y excursiones que os ofrecerán a cada paso que deis. Sin duda el rafting es una de las más recomendables ya que el que se hace en Zambeze está considerado entre los mejores del mundo. Preparaos para una jornada muy intensa, y también unos 120€. Hay otra actividad un poco más cara que combina el rafting con las caminatas (150€). Otra de las actividades estrella aquí es el ya comentado Bungee Jump desde los 111 metros del Victoria Falls Bridge (unos 100€). Si esta actividad os pone los pelos de punta podéis optar por atravesar la garganta del Zambeze en tirolina aquí llamada High Wire y alcanzar velocidades de vértigo (entre 30 y 60€).

.Bungee Jump.

También podéis aprovechar para acercaros hasta el caótico puesto fronterizo entre Zambia y Zimbabue donde largas filas de camiones repletos de mercancías pueden esperar durante varios días para pasar los trámites aduaneros. Los turistas tienen preferencia de paso y el cruce de la verja oxidada guardada por soldados armados rodeados de gentes que gritan, comen, charlan o esperan nos retrotrae a imágenes sólo vistas en algunas películas o reportajes sobre el África profunda.

.Fontera Z-Z 2

Fontera Z-Z 3

El paso fronterizo entre Zimbabue y Zambia es siempre caótico…y caro.

Por si todo esto no te satisface existen innumerables ofertas de safaris para, por ejemplo, remar en canoa un día entero por el Zambeze (desde 120€); safaris para ver los animales del Zambezi National Park de medio día o de día entero (entre 60 y 120€); safaris nocturnos; excursiones de un día al Parque Chobe en Botswana (140€); tours en helicópteros para ver las cataratas desde el aire (200€ por 15 mn. de vuelo), etc. Y eso por no hablar de que desde aquí podéis prolongar vuestro viaje hacia el delta del Okavango, en mi caso una de tantas deudas pendientes que al final suponen una magnífica excusa para regresar a un lugar. Y las cataratas Victoria es de de esos lugares.

Recuerda que viajando por África un buen Seguro de Viajes te puede ahorrar preocupaciones y resolver muchos problemas. Así que ni lo dudes. Desde aquí te recomiendo MONDOel seguro de viaje inteligente para viajeros inteligentes.  Además contratando tu seguro desde esta página tienes un 5% de descuento.

..

Artículos relacionados:

Sueños de África: atardecer en el Zambeze y arco iris de luna en las Cataratas Victoria