En la ciudad maya de Copán.

Para todos aquellos interesados en la historia, la antropología o la arqueología en general y en la cultura maya en particular, Copán es un destino casi mítico. Esta antigua ciudad que alcanzó su apogeo en el período maya clásico entre el 426 y el 820 de nuestra era está ubicada en el extremo sur de lo que hoy se llama “la Ruta Maya”.

ciudades-estado mayas

Esta ruta comienza en el sur de México, en las selvas del Yucatán en lugares como Chichen Itzá, las ciudades de la ruta Puuc como Sayil, Uxmal o Labná, las ruinas mil veces fotografiadas de Tulum, y sigue hacia el sur pasando por Palenque y después la maravillosa Tikal en las selvas del Petén de Guatemala. De aquí la ruta seguiría hasta Quiriguá y finalmente llegaría a Copán ya en Honduras. Por el camino se quedan otros muchos lugares ligados a lo que fue una de las grandes culturas prehispánicas, pero los yacimientos arqueológicos citados son los que han permitido establecer con bastante exactitud los acontecimientos históricos y las pautas culturales de los mayas.

Respecto a su desaparición como cultura preponderante, que no como pueblo, se han dado sobre todo causas medioambientales y poblacionales con una sucesión de crisis malthusianas, guerras intestinas entre las distintas ciudades-estado por acaparar los escasos recursos de un territorio selvático y una sucesión de guerras civiles que terminaron por sumir a la cultura maya clásica en una lenta agonía de decadencia. Cuando llegaron los españoles, hacía ya un par de siglos que los grandes logros en arquitectura, escultura, pintura, matemáticas, escritura o astrología de la cultura maya, se encontraban desaparecidos devorados por la selva. Los que sí permanecieron fueron los descendientes de aquellos que construyeron estas maravillas y que hoy, gracias a las corrientes indigenistas, llevan de nuevo con orgullo el nombre de pueblos mayas.

El rostro de piedra de uno de los reyes mayas esculpido en una estela de piedra se asemeja a los rostros de Angkor en Camboya. A pesar de sus siglos de antigüedad todavía conserva parte de su pintura original.

Las excavaciones realizadas en las ruinas mayas de Copán han contribuido en los últimos años a un mejor conocimiento de la cultura maya durante su Período Clásico. Entre los siglos V y IX se sucedieron 16 monarcas que, amparados por el poder de su supuesta divinidad, erigieron palacios, pirámides, estelas y esculturas en medio de la selva centroamericana. La importancia de las ruinas de Copán fue reconocida por la UNESCO cuando las declaró Patrimonio de la Humanidad en 1980. Hoy día arqueólogos e historiadores siguen sacando a la luz retazos de la historia maya perdidos durante siglos.

Estela maya de Copán

Para hacer este viaje, si no estamos ya en Honduras, aconsejo salir desde Guatemala tras haber visitado las maravillas de este país como Tikal, el lago Atitlán, la ciudad de Antigua o el mercado indígena de Chichicastenango. El verde paisaje guatemalteco propio del centro del país salpicado de volcanes de conos casi perfectos, se vuelve amarillento y seco a medida que avanzamos hacia el este entre feos caseríos de ladrillo hacia la frontera con Honduras. La mayor parte de la vegetación ha sido arrasada para dejar lugar a pastos resecos castigados por la sequía que alimentan a un ganado paupérrimo. La sensación es un tanto desoladora aunque a medida que nos acercamos a la frontera el paisaje va recuperando su verdor. Pasar la frontera en “El Florido” apenas lleva unos minutos tras proceder al pertinente control de pasaportes. Sólo quedan ya unos 10 km para llegar a la población de Copán Ruinas tras un viaje de varias horas desde Guatemala Capital o Antigua.

Un niño jugando con loros en Copán

La población de Copán Ruinas es apenas un pueblecito que vive de cubrir las necesidades de los visitantes que llegan hasta aquí. Cuenta con hoteles y restaurantes, lugares donde conectarse a internet, y algunas agencias de viajes que organizan excursiones al yacimiento de Copán y a otros lugares cercanos. Es evidente que se está haciendo un esfuerzo por convertir una visita a Copán, que normalmente se hace en un día, en algo más con una clara tendencia a fomentar el ecoturismo con recorridos por la selva, observación de la fauna local, visitas a pueblos mayas o paseos a caballo o en bicicleta.

Ruinas de Copán

El parque arqueológico de Copán está apenas a 1 Km. al oeste del pueblo en medio de un bosque bordeado por el río Copán y podemos ir hasta allí en un corto trayecto en taxi o simplemente paseando. Antes de seguir, debo decir que una visita a Copán debería estar ligada a otro lugar de gran importancia en la historia maya como es Quiriguá con sus enormes estelas de piedra labrada, las mayores del mundo maya, ubicada a unos 70 Km de distancia ya en Guatemala. El parque arqueológico está abierto todos los días desde las 8 de la mañana hasta las 4 de la tarde y el precio de las entradas varía dependiendo del origen del visitante y de lo que queramos visitar (ver recuadro adyacente).

Tarifas de entrada a Copán

Hay que tener en cuenta que las Sepulturas se encuentran a unos 2 Km de las ruinas, y que ya que hemos llegado hasta aquí merece la pena pagar por visitar los museos y los túneles si no se sufre de claustrofobia. Si no estamos muy puestos en historia maya la contratación de un guía es casi obligatoria porque si no quedaremos con la equivocada impresión de que lo que vemos es un montón de ruinas esparcidas sin ton ni son en medio de la selva.

Ruinas de Copán

Como en gran parte de las culturas antiguas, los dirigentes mayas se garantizaron el usufructo del poder creando unas monarquías cuyo máximo dirigente era el rey divinizado. Toda la información acerca de la historia de estos monarcas y sus descendientes se encuentra grabada en las estelas y esculturas erigidas en su honor, que en Copán son muchas.

Estela de Copán 10

Estela de Copán 11

Estela de Copán 13

Estela de Copán 12

Estela de Copán 16

Las estelas con imágenes de los antiguos monarcas están profusamente decoradas

La entrada al parque arqueológico se realiza siguiendo un largo paseo flanqueado por árboles, que lleva a la Gran Plaza, una gran explanada en cuyo centro hay una pirámide y varias altas estelas. La mayoría de los jeroglíficos y esculturas de las estelas y altares hace referencia a 18-Conejo, una de las figuras más importantes de Copán en su período clásico. 

Mapa de Copán Ruinas

Mapa del grupo principal de Copán extraído del libro Chronicle of the Maya Kings and Queens de Martin&Grube.

Ruinas de Copán

Pero además aquí encontramos un monumento único que narra la historia de Copán, y es la llamada “escalera jeroglífica”, el mayor texto labrado de toda América donde se narran los reinados de los 12 primeros reyes de Copán. Originalmente tenía casi un cuarto de millón de bloques de piedra labrados en escritura jeroglífica y hoy día se puede observar casi en su totalidad.

Escalera jeroglífica de Copán

A la derecha de la Gran Plaza se ubica el conjunto llamado de la Acrópolis ubicado sobre un montículo y que destaca por sus construcciones piramidales con abundancia de escalinatas. Aquí y allá aparecen talladas figuras humanas, de animales y de deidades mayas en altares y estelas.

Ruinas de Copán 3

Ruinas de Copán 4

En el patio del ala oeste se encuentra el llamado Altar Q, un bloque de piedra cuadrado totalmente esculpido con los nombres y las figuras de los 16 reyes de Copán, 4 en cada lateral.

Altar Q de Copán

Pero quizás el edificio más destacado aquí por su valor arqueológico es el Templo Rosalila llamado así debido a su particular coloración, conocido también como Templo del Sol. Los arqueólogos han descubierto que tanto la plaza en sí como las diferentes estelas y altares eran utilizados como grandes relojes solares con los que se registraban los movimientos del sol.

Ruinas de Copán 5

La particularidad de Rosalila es que fue totalmente enterrado en perfecto estado bajo otra estructura piramidal de piedra y argamasa que lo ha preservado casi intacto hasta hoy. Y esto lo hace único dentro del mundo maya donde lo usual era destruir el edificio precedente para utilizarlo como base de una nueva construcción. Por desgracia el Templo de Rosalila no se puede visitar ya que es difícilmente accesible. Es de esta plaza de donde parten también una serie de túneles que se pueden recorrer en algunas de sus partes y que se extienden por unos 4 km. de distancia.

Gráfico de la situación del Templo Rosalila

El templo Rosalila de unos 13 metros de alto, tal como fue enterrado hacia el 690 d.C. Se cree que fue el lugar más sagrado de Copán ya que sus paredes están plagadas de mensajes religiosos a base de una profusa decoración.

Ruinas en Copán 6

A menos de un km de distancia la de Gran Plaza se encuentra el llamado Grupo de las Sepulturas. Las excavaciones que se han realizado en esta zona han permitido constatar que Copán estuvo habitada ininterrumpidamente durante casi dos mil años. Hoy es una amplia zona arbolada de grandes guanacastes y ceibas rodeada de campos de cultivo donde ciervos, guacamayos de vivos colores y tucanes campan a sus anchas, al igual que en el resto del yacimiento.

Escultura de guacamayo en Copán

En Honduras se han registrado hasta ahora unas 700 especies de aves. La importancia simbólica de algunas de ellas para los mayas es evidente en las ruinas de Copán, donde existen numerosas esculturas como esta de la fotografía que representan a un loro.

Después de varias horas recorriendo los caminos entre pirámides derruidas por la fuerza de las raíces de los árboles, regreso hacia la entrada parando en el Museo de las Esculturas de Copán. La entrada a este edificio se hace a través de una enorme boca de serpiente que prosigue en un túnel que nos adentra simbólicamente en el inframundo de los mayas. Y al final del túnel, sorpresa, se encuentra una impresionante reconstrucción a escala completa del Templo Rosalila que ocupa la gran sala central del Museo.

Reproducción del Templo Rosalila de Copán

Es aquí donde uno se puede hacer a la idea de lo que debieron ser las ciudades mayas en su momento de esplendor, con sus principales construcciones pintadas de vivos colores resaltando entre el verdor de la selva. La profusión de rojos, blancos, amarillos y verdes que cubren los muros del Templo de Rosalila así como sus esculturas no deja de ser sorprendente una vez que en el exterior lo que queda de todo ese antiguo esplendor son los muros de piedra que apenas se mantienen en pié.

Reproducción del Templo Rosalila de Copán 2

Reproducción del Templo Rosalila de Copán 3

Detalles de la reproducción a tamaño natural del Templo de Rosalila ubicado en el interior del Museo de las Esculturas.

Rosalila al mismo tiempo es todo un ejemplo de la rica y extensa iconografía religiosa maya con dioses mezcla de animales, caras del dios Sol, representaciones de la serpiente emplumada, mazorcas de maíz simbolizando su ciclo vital de nacimiento, crecimiento y muerte, es decir, los conceptos básicos de la cosmovisión maya. Este submundo en el que hemos entrado está representado además por numerosas esculturas de los seres que lo habitaban, como murciélagos, calaveras y huesos. A la salida del museo agradezco sentir de nuevo  el calor del sol y escuchar el sonido de los pájaros entre los árboles.

Estela maya en Copán 3

De nuevo, a la vista de una de esas magníficas estelas de minuciosa decoración y vestimentas extravagantes, queda clara la importancia que todas las monarquías a lo largo de la Historia han dado a la importancia de los símbolos del poder. Los dirigentes mayas idearon toda una serie de ceremoniales y rituales públicos espectaculares que sirvieron para engrandecer la figura del monarca y afianzar su prestigio sobre sus gobernados. La escenografía de los grandes espacios públicos rodeados de grandes pirámides pintadas con todos los símbolos de las deidades existentes, no haría más que reforzar la ilusión de hacerlos acreedores también de un poder divino.

Ceiba creciendo sobre las ruinas de Copán

Durante siglos la selva se ha ido apoderando de las ruinas de Copán. Todavía queda mucho por descubrir del mundo maya bajo las raíces de las enormes ceibas.

En Copán Ruinas existen algunas agencias de turismo como Graditas Mayas que organizan excursiones por los alrededores. Quizás una de las más populares sea la que se hace a Aguas Calientes. A unos 20 km de Copán se encuentran estas piscinas naturales de aguas termales con senderos que alternan pequeñas cascadas entre la selva y fuentes naturales de donde brota el agua de procedencia termal. La entrada más interesante es la del paseo por el sendero entre las fuentes termales y que incluye el uso de las piscinas. Es aconsejable llevarse algo de comer aunque hay algunos puestos de comida y bebidas.

Además de pasar un día relajados en Aguas Calientes, también se puede visitar un mariposario llamado Alas Encantadas, o si uno es amante de las aves se puede acercar hasta el parque de aves de Macaw Mountain situado a unos 2 km del pueblo de Copán. Además de ser un centro de recuperación, lo bueno es que se pueden ver de cerca loros, tucanes, guacamayos, periquitos y otras especies de Centroamérica.

Guacamayo en Copán

Cualquier época del año es buena para visitar Copán, aunque los meses de mayor afluencia turística se dan entre abril y agosto y en diciembre. En los meses de menor afluencia no suele haber problemas para encontrar hotel. Entre estos quizás los mejores sean el Posada Real o el Marina Copán. Si preferís quedaros en una hacienda de inspiración ecológica, destacar el Hacienda San Lucas más cercana al yacimiento arqueológico de Los Sapos y a unos 15 minutos en coche de Copán Ruinas. Casi todos los buenos hoteles se encuentran en las afueras del pueblo, aunque dentro también hay bed&breakfast y hoteles más sencillos aptos para todo tipo de presupuestos.

Estela de Copán 17

Como queda dicho al principio la visita a Copán supone una inmersión en las viejas glorias de la cultura maya clásica aderezada con algunos toques de naturaleza. Aquellos viajeros atraídos por la historia de las culturas prehispánicas y por las bellezas naturales encontrarán aquí un destino muy sugerente a caballo entre la capital de Honduras, San Pedro Sula, y Guatemala capital. Y para aquellos que estén realizando la Ruta Maya, Copán no deja de ser una parada obligatoria por la riqueza de su legado cultural, la complejidad de sus estructuras centenarias y su contribución al mejor conocimiento de una cultura desaparecida, pero cuyo legado permanece todavía muy presente entre la población local.

Y recuerda que un buen Seguro de Viajes te puede ahorrar preocupaciones y resolver muchos problemas. Así que ni lo dudes. Desde aquí te recomiendo MONDOel seguro de viaje inteligente para viajeros inteligentes.  Además contratando tu seguro desde esta página tienes un 5% de descuento.

..

Artículos relacionados:

Tras las grandes estelas mayas de Quiriguá en Guatemala

Viajar a Tikal, la más fascinante joya de la ruta maya de Guatemala