santa-fe-ventanas

Santa Fe de Antioquia, esencia paisa.

Santa Fe de Antioquia me recibe bajo un sol abrasador. La que fuera capital de provincia de Antioquia durante la época colonial española es hoy una apacible ciudad plagada de rincones con encanto. Si quieres escapar de los atascos y el bullicio de Medellín es el destino perfecto para pasar un par de días.

Santa Fe de Antioquia te recibirá con sus calles empedradas y sus casas bajas de ventanales decorados con barrotes de madera. Sus grandes portalones de madera invitan a ser cruzados para adentrarse en los patios ajardinados. Porque es en sus interiores donde se mantiene la esencia de una ciudad que parece anclada en el tiempo. Y en las recoletas plazoletas, las pequeñas iglesias y numerosos rincones que invitan a ser descubiertos caminando con tranquilidad.

santa-fe-antioquia-8425

santa-fe-antioquia-8339

Santa Fe de Antioquia fue fundada en 1546 por el mariscal Jorge Robledo originario de Úbeda. En 1569 se estableció aquí la gobernación de Antioquia y por tanto Santa Fe se convirtió en capital de la provincia. Tras la Independencia de Colombia la capitalidad fue trasladada a Medellín en 1826. A partir de ese momento Santa Fe de Antioquia se dedicó a la minería y la producción agrícola. La pérdida de la capitalidad de la provincia permitió que su centro histórico permaneciera casi intacto con el paso de los años.

santa-fe-antioquia-115216

santa-fe-antioquia-8493

Se puede decir que Santa Fe ha sabido conservar las esencias antioqueñas en sus historias, en sus calles empedradas, en sus plazas y en su ritmo pausado. Porque Santa Fe está enfrentada con las prisas y el estrés. Por eso aquí se puede aplicar perfectamente el ideario del “slow travel”. Y así lo saben los que vienen a pasar un par de días para disfrutar de sus hoteles con encanto.

santa-fe-antioquia-8438

O de sus restaurantes de comida paisa casera. Y por qué no, de tomar un tinto (café negro), una cerveza (club Colombia) o un batido de frutas en la Plaza Mayor viendo pasar la vida. Sin más aspiraciones que dejar pasar el tiempo disfrutando de uno de los entramados urbanos coloniales mejor conservados de Colombia.

santa-fe-antioquia-8595

santa-fe-antioquia-113627

No, Santa Fe de Antioquia no puede ser comparada con la imponente grandeza de Cartagena de Indias. Es más parecida a otras ciudades coloniales de la América Hispana como la también colombiana Villa de Leyva. O a la Antigua en Guatemala, pero sin la abundancia de conventos e iglesias de la antigua capital guatemalteca. Es cierto que Santa Fe de Antioquia no tiene grandes monumentos, ni enormes catedrales ni murallas o fortalezas. Pero es en esa misma sencillez y en la amabilidad y simpatía de sus gentes donde reside gran parte de su belleza.

santa-fe-antioquia-8842

santa-fe-antioquia-8322

santa-fe-antioquia-8560.

Llegar a Santa Fe de Antioquia es muy fácil

Tan sencillo como acercarse a la Terminal del Norte de Medellín (metro Caribe) y subirse a alguno de los buses o camionetas que salen cada poco tiempo para Santa Fe.

Actualmente se está ampliando la carretera que une ambas ciudades. Por eso la duración del trayecto puede oscilar entre una hora y media y dos horas. Si no quieres complicarte la vida también puedes contratar un tour organizado desde Medellín.

tour-santa-fe

Una vez que te bajas en la pequeña estación de autobuses, sólo hay que cruzar la carretera y adentrarse en las calles empedradas que llevan directamente a la Plaza Mayor. Este es el epicentro de Santa Fe. Aquí se encuentra la Catedral de estilo neoclásico y barroco que se comenzó a construir en 1797. La falta de recursos económicos hizo que se rematara con una torre única de 47 m. de altura.

santa-fe-antioquia-113226

santa-fe-antioquia-08330

santa-fe-antioquia-8807

En la Plaza Mayor hay un pequeño jardín central donde los vecinos vienen a sentarse a charlar. También algunas terrazas y restaurantes y un pequeño mercadillo de artesanía local. A partir de aquí toca perderse por las calles en cuadrícula que conforman el pequeño centro urbano. Sus casas de fachadas blancas con balconadas de madera están cuidadas de forma impecable.

Pero lo mejor es ir asomándose a los patios interiores para descubrir los pequeños jardines y los porches columnados a la sombra de los árboles. Curioseando descubrirás lugares como el restaurante Don Roberto o el Portón del Parque. La gastronomía local es potente. Un ejemplo es la bandeja paisa abundante en carnes de cerdo, frijoles y donde no puede faltar el plátano y el aguacate. Además la decoración de cada uno de estos restaurantes es para pasar un buen rato admirando todos sus detalles.

santa-fe-antioquia-142228

santa-fe-antioquia-8382

santa-fe-antioquia-8774

El Hotel Santa Bárbara Colonial es otro de esos lugares a los que merece la pena asomarse. Pero para lugar sorprendente os aconsejo empujar la gran puerta de entrada del Hotel Mariscal Robledo. Su interior es un auténtico museo de objetos recuperados por su propietario. Desde viejos proyectores de cine a bicicletas, de antiguas cafeteras a latas de productos que te trasportan a un pasado no tan lejano.

santa-fe-antioquia-8738_1

Su joya es la biblioteca donde se guardan miles de volúmenes en anaqueles que llegan hasta el techo. Es la mayor biblioteca de Colombia dedicada a la historia, gentes y costumbres de Antioquia. Desde las terrazas superiores del hotel se tienen unas vistas únicas de los tejados (todos de teja) e iglesias de Santa Fe. En un lateral del Hotel se encuentra una de las pocas tiendas de antigüedades de Santa Fe. Allí encontraréis a Jhon J. Brand rodeado de libros dispuesto a contaros anécdotas e historias de la ciudad.

santa-fe-antioquia-8714

santa-fe-antioquia-8768

Jhon J. Brand al frente de su tienda de antigüedades-librería de viejo

Durante vuestro paseo os cruzaréis con alguno de los vendedores callejeros de aguacates. Y quizás con mujeres tejiendo a mano cestos de mimbre a la sombra de algún árbol. Veréis a los paisanos tocados con sus sombreros sentados a la sombra de algún árbol. Y encontraréis el mercadillo de artesanías del parque de Nuestra Señora de Chiquinquirá donde comprar todo tipo de productos locales.

santa-fe-antioquia-8451.1

santa-fe-antioquia-8552

santa-fe-antioquia-8546

Podrás encontrar sombreros paisas en el mercadillo de la plaza de Nuestra Señora de Chiquinquirá

Por sus calles encontraréis nombres tan sugerentes como la Casa Negra, la Quinta de la Amargura o la Plazuela de Jesús Nazareno. Si os gusta el arte religioso colonial, frente a la Plazuela de Santa Bárbara se encuentra el Museo de Arte Religioso Francisco Cristóbal Toro. Aquí se guarda la mayor muestra de arte religiosos antioqueño. Además de la mejor representación de arte quiteño fuera de Quito.

santa-fe-antioquia-08446.

Hacia el Puente de Occidente

Veréis que aquí la gente se mueve en bici, en moto o en la típica motochiva que es como un tuk tuk a la colombiana. Subirse a una de estas moto chivas es la mejor forma de acercarse hasta el río Cauca. Allí conocerás otra de las principales atracciones turísticas de Santa Fe: el Puente Colgante de Occidente.

santa-fe-antioquia-8669

El río Cauca siempre supuso un gran obstáculo natural pues divide geográficamente a Antioquia en dos. Hasta finales del S.XIX el cruce del río se hacía con barcas cautivas amarradas a un cable. Por eso la inauguración en 1895 del que en ese momento era uno de los 10 mayores puentes colgantes del mundo fue todo un acontecimiento. Para probar su resistencia se hizo cruzar a un gran rebaño de ganado vacuno. Y ahí sigue en pie. Por si no lo sabéis otro gran puente, el de Brooklyn en Nueva York, no consiguió la confianza de los ciudadanos hasta que lo cruzaron todos los elefantes del Ringling Bros Circus. Eran otros tiempos desde luego.

A día de hoy el Puente de Occidente es un monumento nacional. Sus 300 metros de largo son atravesados constantemente por motos, motochivas y peatones pues no fue pensado para el tráfico de vehículos pesados. Sobre todo porque de aquellas todavía no existían. El caso es que se ha convertido en uno más de los atractivos de Santa Fe de Antioquia. Por eso si vienes hasta aquí no te quedará otra que acercarte a cruzarlo en moto chiva y a pie. Para llegar negocia el precio con alguno de los conductores de motochivas. El trayecto hasta el puente lleva unos 15 minutos. El conductor esperará a que cruces el puente, hagas fotografías, etc. y te traerá de regreso a Santa Fe.

santa-fe-antioquia-125659

santa-fe-antioquia-8651

santa-fe-antioquia-8665

Al igual que Guatapé con su famoso Peñon, Santa Fe de Antioquia se ha convertido en uno de los destinos favoritos de fin de semana para los habitantes de Medellín. Si quieres verlo con tranquilidad acércate durante la semana pues en un día se puede recorrer perfectamente. Y si quieres parranda y animación, ya sabes. Los fines de semana la animación está asegurada.

Y por último sólo me queda recomendarte la fiesta más típica de Santa Fe: la Fiesta de los Diablitos que se celebra entre el 22 y el 31 de diciembre. Es una festividad originada en la época colonial y que ha llegado hasta nuestros días convertida en una especie de carnaval local. Espero tener la posibilidad de volver en esas fechas porque para la fiesta los colombianos son únicos.

santa-fe-antioquia-8578

.

Artículos relacionados:

El Peñón de Guatapé, uno de los paisajes más sorprendentes de Colombia