Las cataratas Murchison retumban desde la distancia. Todo el volumen de agua que lleva el río Nilo, queda encajado en una pared de 7 metros que se desploma desde 45 m. de altura con una potencia inaudita. Las nubes de agua vaporizada se elevan al cielo empapando todo lo que está cerca. Y los que somos testigos de esta maravilla de la Naturaleza, permanecemos embobados admirando este espectáculo.

Las Murchison Falls, o la “Caldera del Diablo”.

Empapado, subo y bajo por los miradores de las Murchison Falls mientras me pregunto cómo fotografiar la belleza y la fuerza inmensa de este lugar. En ese momento, el sol se asoma entre las nubes y se forman arco iris entre las nubes de agua y los peñascos de donde cuelgan retazos de selva. Esa es la imagen que busco, la que guardaré en mi memoria de este lugar imponente, la llamada “Caldera del Diablo” luciendo en todo su esplendor y su furia.

murchison-falls-1
murchison-falls-4

Las fotografías que había visto, y por supuesto las mías, son incapaces de mostrar la magnificencia de este lugar. Ni lo que se siente asomado al abismo de agua ante ese torrente descomunal que se precipita al vacío. Al fin y al cabo, se considera que esta es la catarata más poderosa del mundo. Y la segunda en volumen de agua de África después de las cataratas Victoria situadas ente Zambia y Zimbabue.

Sí, las Victoria son más escénicas, ya que se puede seguir su caída a lo largo del recorrido que bordea las cataratas. Pero las Murchison son imponentes. Y esto se puede apreciar desde los miradores ubicados en la parte superior, donde me encuentro. O también desde su parte inferior remontando el Nilo en lancha, algo que os contaré más adelante.

murchison-falls-3

El Murchison Falls N.P., el mayor parque nacional de Uganda

Estas cataratas, una auténtica joya natural, dan nombre al mayor parque nacional de Uganda. Ubicado al noroeste del país, conforma un área de especial protección natural si le sumamos las reservas de Bugungu y Karuma. Las aguas del Nilo Blanco, procedentes de su nacimiento en Jinja junto al lago Victoria, avanzan por esta zona de gran belleza natural hasta desembocar en el lago Alberto.

He venido hasta aquí como asesor fotográfico de un grupo de entusiastas del vídeo y la fotografía en un viaje organizado por SURMA EXPEDICIONES. Un viaje fotográfico por Uganda que tiene en el Murchison Falls N.P. una parada obligatoria. Y es que la belleza y biodiversidad de este parque supera cualquier expectativa.

murchison-falls-elefante

Precisamente el Nilo divide en dos partes los casi 4.000 Km. cuadrados de extensión del parque. Una, con paisajes propios de la sabana africana. La otra con paisajes de selva semi-tropical y extensas áreas de hierba y matorral en la transición entre los dos tipos de entorno. Curiosamente, la disminución del número de elefantes tras los conflictos del siglo pasado ha tenido como consecuencia la recuperación y proliferación de las acacias.

murchison-falls-amanecer
murchison-falls-sunrise

Lo más increíble de este parque es la asombrosa cantidad de animales que viven en sus grandes planicies salpicadas de palmeras y acacias. Para fotografiarlos, nada mejor que un buen objetivo a partir de 300mm. montado en un cuerpo estabilizado capaz de disparar ráfagas a altas velocidades. La cantidad de búfalos, jirafas, aves de todo tipo, elefantes, hipopótamos, cocodrilos del Nilo, así como de todo tipo de antílopes supera el sueño de cualquier fotógrafo de Naturaleza. Además, con mucha suerte y buen ojo, puedes encontrarte con leopardos y leones.

murchison-falls-lion
murchison-falls-leopard-1

Explosión de vida en las sabanas del Murchison Falls N.P.

No puedo imaginar cómo era todo esto antes de la llegada de los ingleses en el XIX. O de los desastres provocados por las guerras y el gobierno de Idi Amin tras la independencia de Uganda, ya en el S. XX. Para que os hagáis una idea, se calcula que a principios de 1970 aquí había más de 13.000 elefantes. Veinte años después, en 1991, apenas quedaban 300 debido sobre todo a la caza furtiva.

Por eso resulta esperanzador que, después de décadas de caza incontrolada y furtivismo, el Murchinson Falls N.P. albergue a día de hoy tal cantidad de vida salvaje. Algo que podrás comprobar en este vídeo:

Teniendo en cuenta la tortuosa historia de este país, no esperaba mucho de los safaris en Uganda. Sin embargo, aquí hay zonas donde parece que alguien se ha dedicado a plantar animales en cada metro de terreno. Literalmente. Es tal la cantidad de herbívoros que se llegan a ver que uno se pregunta si no está soñando.

murchison-falls-elephant
murchison-falls-bufalo

Jirafas, jirafas y más jirafas

En un mismo lugar puedes ver centenares de impalas, antílopes, bushbuks, waterbucks, búfalos, jirafas, hartebeests, facoceros, elefantes y jirafas. Muchas jirafas, pues aquí vive la mayor cantidad de jirafas Rothschild del mundo. Estos elegantes animales pueden llegar a medir 6 metros de altura y se caracterizan porque su típico moteado no alcanza a la parte inferior de sus patas. Además, ese moteado corporal se oscurece con los años permitiendo distinguir así a las jirafas de más edad.

murchison-falls-jirafas
murchison-falls-jirafa-rothschild
murchison-jirafa-rothschild-2

Los machos se distinguen de las hembras, además de por su mayor tamaño, por una protuberancia que semeja un tercer cuerno encajado delante de los otros dos. Son animales muy tranquilos que apenas se inmutan cuando un 4×4 para a su lado. Yo nunca había visto tal concentración de jirafas en ninguno de mis viajes por el continente. Por eso te puedo decir con absoluta seguridad que si lo que quieres es ver jirafas, el Murchison Falls N.P. es tu sitio.

murchison-jirafas-2

Los 5 grandes en apenas dos días. Y más.

Pero, además de jirafas, aquí viven más de 70 especies de mamíferos, entre ellos 4 de los 5 grandes: búfalo, elefante, león y leopardo. Sólo falta el rinoceronte que actualmente sólo se puede ver en la cercana reserva-santuario de Ziwa.

Además, hay primates como los chimpancés, monos patas, monos azules, de cola roja, babuinos y colobos. Y, por supuesto, hipopótamos, cocodrilos, tortugas, varanos, hienas y un largo etcétera que se pueden ver teniendo tiempo, y suerte. Todo esto en un entorno natural de suaves colinas cubiertas de hierba y de extensas zonas de sabana salpicadas de acacias y palmeras por donde majestuosamente serpentea el río Nilo, llamado en este tramo Nilo Victoria.

También encontraremos más de 400 especies de aves, muchas de ellas con unos coloridos difíciles de ver en otras zonas del continente. Esa es la razón de que el Murchison Falls N.P. está considerado uno de los mejores lugares de África por los amantes de los pájaros y las aves. Por su rareza, variedad y colorido. Aquí se pueden ver desde el martín pescador, al águila pescadora; el raro shoe-bill (pico-zapato) o el gran turaco azul; la garza Goliat, los cálaos, el jabirú africano, marabús, pigargos, ibis, jacanas, varios tipos de cigüeñas… Y, por supuesto, al ave símbolo de Uganda: la grulla coronada.

murchison-grulla-coronada
murchison-martin-pescador

Aunque os parezca increíble, pudimos ver a casi todos los animales que he nombrado, y a algunos más, en sólo 2 días. Incluyendo los 5 grandes, pues a los rinocerontes de Ziwa los vimos en un safari a pie por la mañana antes de nuestra llegada al parque. Personalmente creo que la visita al Santuario de rinocerontes de Ziwa es complementaria de cualquier estancia en el Murchison Falls N.P. Y ambos lugares deberían estar incluidos en cualquier viaje de safari o fotográfico por Uganda.

  • Para disfrutar de tu viaje con tranquilidad, lo mejor es venir a Uganda con el respaldo del mejor seguro de viajes. Yo siempre viajo con MONDO que tiene las más amplias coberturas y cubre todo tipo de aventuras y contingencias viajeras, incluso las provocadas por el Covid19. Además, contratando tu seguro desde aquí, obtendrás un 5% de descuento.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es viajeros_y_fotografia_336x170.gif

Remontando el Nilo hacia la parte baja de las cataratas Murchison

El asombro por encontrar tal cantidad de animales en este parque sólo es superado por el maravilloso espectáculo que ofrecen las cataratas Murchison. Llamadas así en honor del entonces presidente de la Real Sociedad Geográfica Británica, estas cataratas constituyen una de las mayores fuerzas naturales de la tierra. El gran caudal del rio Nilo queda encajado entre paredes de roca en una especie de embudo de apenas 7 metros de ancho antes de desplomarse por varios saltos de considerable altura.

Hay que recordar que Uganda está enclavada en plena falla del Rift, accidente geográfico que recorre desde las grandes llanuras de Tanzania hasta la península arábiga. Y esto obliga al Nilo a saltar este accidente natural. Algo digno de ver y disfrutar en una experiencia sensorial sonora y visual única. Tanto al atardecer como por la mañana, cuando la luz del sol y el agua vaporizada por la tremenda caída crean varios arcoíris.

Fotografiando los Crater Lakes, en el valle del Rift

Al mismo tiempo las Murchison señala uno de esos lugares de África convertidos en míticos al quedar asociados al afán de superación y a la aventura colonial africana del siglo XIX. Los exploradores John Speke y James Grant fueron los primeros europeos en adentrarse en esta zona en 1862. Pero fueron Samuel y Florence Baker quienes entre 1863-1864 dieron el nombre a las cataratas en honor al geólogo R. Murchison, que por entonces era presidente de la Royal Geographical Society. 

Como he contado al principio, las cataratas pueden ser vistas desde la parte más alta, a donde se accede primero en vehículo hasta el punto desde el que se sigue caminando. El retumbar de la caída de las aguas del Nilo y las nubes de agua vaporizadas atraen como un imán de fuerza irresistible. Un lugar al que hay que venir a disfrutar y a fotografiar con un gran angular. Y con mucho cuidado, para que la incesante lluvia de agua no estropee ni nuestras fotos ni nuestros equipos.

Pero las cataratas también pueden ser vistas desde la parte baja. Para ello hay que tomar alguno de los barcos que salen desde el embarcadero situado unos kilómetros río abajo. En unas 3 horas se hace un recorrido de ida y vuelta por el Nilo hasta el punto más cercano posible a la caída de las cataratas, siempre dependiendo de su caudal. Esta es una experiencia que ningún viajero debería perderse.

murchison-victoria-nile

Porque además de disfrutar del grandioso espectáculo que nos ofrece el Nilo a lo largo de la travesía, podremos observar una gran cantidad de fauna salvaje. Incluyendo elefantes, búfalos, hipopótamos, waterbucks y cocodrilos del Nilo. Además de abundancia de aves que podremos fotografiar a gusto: águilas pescadoras, martines pescadores, abejarucos, halcones y muchos otros pequeños pájaros de vivos colores.

murchison-elephant-2
murchison-hippo-1
En pocos lugares verás tantos hipopótamos como en Uganda
murchison-nile-crocodile
murchison-cocodrilo-nilo
Y cocodrilos del Nilo

Es posible completar esta excursión en lancha desembarcando en una de las orillas para ir ascendiendo por la selva hasta una serie de miradores. Pero en el momento de nuestra visita el Nilo llevaba tanta agua que fue imposible acercarnos a las cataratas. Sencillamente, el barco en el que íbamos era incapaz de avanzar contra la corriente entre los remolinos y las piedras sumergidas que aparecían y desaparecían bajo el agua. A todos nos quedó muy claro que quien manda aquí es el majestuoso río Nilo.

murchison-falls-4

Safari en 4×4 por el Murchison Falls N.P.

Los amaneceres en la sabana, y los atardeceres en el Nilo son de los que no se olvidan. Por eso, para disfrutar de este parque que es la joya de la corona de las reservas naturales de Uganda, recomiendo una estancia mínima de 2 días. Además, tanto dentro del parque como en sus límites, se encuentran varios lodges que cuentan con restaurantes, bares y todo tipo de comodidades.

Nosotros pasamos 2 noches en el Pakuba Lodge, uno de los mejores que puedes encontrar en el parque. No te sorprendas si cuando llegas después de un safari nocturno te encuentras con varios hartebeest o facoceros dando vueltas entre los bungalows. Aquí no hay vallas o cercas, así que los animales se acercan hasta las instalaciones del lodge donde se sienten protegidos de sus depredadores, sobre todo por las noches. Sólo falta terminar la jornada con un gin-tonic servido en el porche cubierto del lodge mientras los animales se pasean por el jardín. Esto sí que es sentirse en África.

Lo que no puede faltar en el Murchison Falls N.P. son los “gamedrives o safaris en 4×4 para disfrutar con sus paisajes y la riqueza de su biodiversidad. Adentrarse en un 4×4 por los caminos de tierra que cruzan los diferentes ecosistemas es un descubrimiento constante. Todo un regalo, sobre todo cuando estás acostumbrado a esos safaris en los que puedes pasar horas sin ver apenas animales. Sólo grandes extensiones de terreno vacías, algo que aquí no sucede.

murchison-safari

Para los grandes depredadores como los leones y el esquivo leopardo, este lugar debe ser el paraíso. Es tal la riqueza de vida animal que los leones que vimos, un grupo de jóvenes machos, apenas si hacían el esfuerzo de moverse a pesar de estar rodeados de antílopes.

murchison-leon-2

Lo mismo sucedió al encontrarnos con un magnífico leopardo subido en la rama de una acacia. Este animal es uno de los más difíciles de ver en cualquier safari. Un gran felino que te deja hipnotizado cuando lo tienes delante y miras esos ojos que te atraviesan. Había tenido la suerte de ver alguno en el Kruger N.P. de Sudáfrica, pero siempre de lejos. Pero esta vez lo tenía justo delante. Y estaba acechando a una hembra de impala y a su cría. No podíamos creer la suerte que estábamos teniendo. Un leopardo a punto de cazar, y a sólo a unos metros de distancia. Y sin nadie más a nuestro alrededor.

murchison-leopardo-2

Tras observar a sus presas durante un buen rato, el leopardo bajó ágilmente por el tronco de la acacia iniciando un lento avance hacia sus presas. Oculto por la hierba, cada uno de sus sigilosos pasos pasaba desapercibido para los impalas. Cuando parecía que ya no se podía acercar más sin ser visto, los impalas se dieron cuenta de la presencia del leopardo. Y, en un instante, estaban saltando alejándose por la sabana a toda velocidad. El leopardo apenas pudo iniciar una carrera que dio por perdida al poco de empezar. Aunque para ser sincero, me parece que no se esforzó mucho.

Derrotado, pero sin haber gastado mucha energía, el leopardo volvió hacia donde nos encontrábamos, parándose para marcar su territorio con orines y excrementos. Y terminar subido a otra acacia desde la que observar su “coto de caza” para comenzar de nuevo.

murchison-leopardo-3

Un día de safari en Murchison es una sucesión de escenas inolvidables: las jirafas avanzando lentamente entre las acacias junto a los elefantes; los búfalos bañándose en las charcas de agua, girándose y levantando sus cabezas para olfatearnos (su vista es bastante mala); la familia de elefantes con una pequeña cría juguetona a la que su madre ayuda a subir por unas piedras; las águilas y los buitres oteando la pradera desde las ramas de algún árbol; los cálaos de tierra abisinios, el macho con su característica bolsa de color rojo, y las hembras, con la bolsa de color azul, caminando entre la hierba; el elegante paseo de la grulla coronada; los miles de kobs o cobos de Uganda, waterbucks, hartebeest de Lelwel, reedbucks, bushbucks y duikers que te encuentras pastando por todas partes…

murchison-national-park-1
murchison-national-park-2
murchison-national-park-3
murchison-national-park-4

Sin duda Murchison ha sido para todos nosotros una sorpresa mayúscula. Si sólo tienes la oportunidad de visitar un parque nacional en Uganda, no lo dudes. En pocos lugares tendrás tantas oportunidades de ver en unas horas a 4 de los 5 grandes. Además del privilegio de disfrutar de sus amaneceres y atardeceres asomados al maravilloso río Nilo.  

murchison-sunset

El petróleo y el incierto futuro del Murchison Falls N.P.

El único pero que se le puede poner a este increible lugar es la autopista que están construyendo los chinos. Una cicatriz de asfalto que atraviesa el parque poniendo en peligro la desbordante vida natural que lo habita. La raíz del problema está en el petróleo que se ha descubierto en el subsuelo del parque. Y en todas las infraestructuras necesarias para su explotación, financiadas en su mayor parte por el gobierno chino. Un despropósito ecológico que parece no importar al gobierno ugandés.

Compañías petroleras como la china CNOOC, o la francesa TOTAL, esperan perforar más de 400 pozos en la región colindante al lago Alberto extrayendo más de 200.000 barriles diarios. Y no sólo eso. También está sobre la mesa el proyecto de construcción de una refinería y un oleoducto de 1445 Km. para llevar el petróleo hasta el puerto de Tanga en Tanzania.

A pesar de la oposición civil y de numerosas asociaciones medioambientales, el proyecto sigue adelante. Así se puede comprobar viendo los trabajos que se están llevando a cabo para finalizar esta carretera que fragmentará el parque. Y viendo a todo tipo de animales cruzando la carretera que cortará los corredores de vida silvestre. Tras haber visto un proyecto similar en el valle del Omo en Etiopía, también financiado por China, está claro que de seguir adelante, este será el fin de la “joya de la corona” de la biodiversidad de Uganda.

Sólo espero que el gobierno ugandés se dé cuenta de que, a medio y largo plazo, preservar el Murchison Falls N.P. puede ser rentable. Mucho más que el beneficio inmediato que le pueda reportar extraer petróleo durante unos años. Al fin y al cabo, todo esto es parte del patrimonio natural tangible de todos los ugandeses.

Un legado que hay que cuidar y mantener para el beneficio y disfrute de generaciones futuras.

Artículos relacionados:

Uganda, un viaje fotográfico inolvidable a la «Perla de África»

Los gorilas de montaña del Bosque Impenetrable de Bwindi


En este artículo podrás encontrar algunos enlaces a empresas o actividades relacionadas con el Turismo ¿Qué significa esto? Si utilizas alguno de estos enlaces para adquirir algún servicio (seguros de viaje, actividades, reservar viajes…) ahorrarás gestiones, no te costará más caro e incluso obtendrás descuentos. Es una forma de contribuir a que yo pueda seguir aportando la información que necesitas para tus viajes.