Fotografiando Islandia: entre Mordor e Invernalia.

Islandia es una joya natural donde la potencia, la fuerza y el poder destructor-constructor de la Naturaleza se muestra en todo su esplendor. La inmensidad de sus paisajes lo empequeñece todo. Y la belleza de sus glaciares, volcanes, cascadas y ríos se combinan con los cielos grises, los vientos huracanados y las lluvias implacables. Islandia es el lugar perfecto para fotografiar y sentir lo que alguna vez fue el planeta Tierra.

islandia-1
Myvtan
geyser

Islandia es un paraíso para los fotógrafos de paisajes y naturaleza. El destino soñado por muchos que, como yo, aterrizan en esta isla del Atlántico Norte esperando conseguir esas fotografías especiales, únicas y diferentes. Algo que en Islandia es especialmente difícil porque Islandia está fotografiada en todos sus rincones, durante todas las estaciones, por algunos de los mejores fotógrafos del mundo. Y por multitud de viajeros y turistas atraídos por la belleza de esta isla.

islandia-3
islandia-glaciar

Esto puede resultar un tanto frustrante al principio, cuando llegas a esos lugares mil veces vistos en Internet. Tomas tus fotografías y te das cuenta de que hacer algo original es realmente complicado. Conseguir algo no visto exige venir a Islandia muchas veces, ya que al principio querrás conocer los lugares más populares y, por ende, algunos de los más espectaculares. Después comenzarás a perderte por caminos de grava, carreteras F, y a contratar excursiones en vehículos especiales para fotografiar los rincones más escondidos del interior de Islandia.

Superados esos primeros momentos de frustración, hay que dejarse llevar por el torrente de escenarios, imágenes, paisajes, cascadas, montañas y volcanes. Y por los juegos de luz que ayudan a convertir lugares bonitos, en lugares increíbles. Es la luz, y su ausencia, la que te va a ayudar a conseguir esas fotos soñadas de Islandia. Y también la suerte. Durante mi viaje, el 90% de los días hizo un tiempo penoso para fotografiar con viento, lluvia y unos cielos cubiertos, blanquecinos y monótonos que mataban los contrastes y los colores. Pero esto es Islandia, y si no te gusta, espera o vuelve en otra ocasión.

En circunstancias así sólo queda aprovechar esa luz gris, casi tenebrosa, que se cuela entra las nubes de una tormenta convirtiendo un paisaje de oscuras rocas basálticas en un remedo del Mordor del “Señor de los Anillos”. O esa luz mortecina sobre los paisajes cubiertos de nieve y hielo, dignos de la Invernalia de “Juego de Tronos”. Pero aún así no dejé de buscar la luz de un fugaz atardecer, ni la luz de las soñadas auroras.

islandia-5
islandia-6
Myvtan-2
diamond-beach-1

En Islandia cada día es una aventura con un tiempo cambiante que en unas horas puede pasar por varios estados climatológicos totalmente diferentes. Y si tienes un poco de suerte, podrás conseguir esas fotos soñadas. O, al menos, las fotografías que tu deseas, las tuyas. Las que consiguen que te vuelvas a casa con una sonrisa dibujada en la cara. Y con la experiencia de haber conocido algunos de los lugares más increíbles de Islandia que puedas imaginar.

islandia-8
islandia-atardecer

Viajando por Islandia en invierno

Islandia es un país de contrastes. Su particular geografía volcánica es visible en todos sus rincones y marca la forma de vida de los islandeses. Este es un país de hielo, de agua, de volcanes, de nieve, musgos y líquenes, lluvia, viento, rocas y cenizas de color negro.

Y los colores, ¡qué colores! En la retina quedan retenidos para siempre esas combinaciones de tonalidades que lo invaden todo. El intenso verde de los musgos cubriendo las rocas negras como un mantel vegetal; el azul celeste del hielo de los gigantescos glaciares y el verde de las auroras boreales; el blanco de la nieve y el azul oscuro del mar; los conos volcánicos cubiertos de vegetación ocre y las arenas negras de sus inmensas playas.

Todo esto es sólo una parte de la riqueza geológica y natural que alberga Islandia. Y lo que podrás ver si, como yo, te dedicas a recorrer más de 3000 km. por esta isla durante casi dos semanas. Un viaje que hice en una campervan para tener completa libertad de movimientos. Además de un lugar donde comer, dormir o refugiarme cuando el tiempo islandés se ponía especialmente recio. Sí, porque en Islandia, sea cual sea la época del año, puede nevar, llover, soplar un viento endemoniado, lucir el sol o llover a mares.

cueva-hielo-1
islandia-paisajes-2
islandia-paisajes-3
islandia-10

Para recorrer Islandia utilicé una furgoneta camper de CampEasy preparada perfectamente para el invierno. El poder contar con trasporte, hotel, refugio y restaurante todo en uno me permitió viajar por Islandia con total libertad. Y al mismo tiempo, evitar los horarios en los que llegaban las excursiones masivas de turistas a los lugares más frecuentados.

Si quieres saber cómo es viajar en una camper por Islandia en invierno (sin pasar frío) puedes leer el post especifico que le he dedicado.

campervan-campeasy

Y además del seguro del vehículo, no te puede faltar el mejor seguro de viaje para viajar por Islandia con total tranquilidad. Yo siempre viajo con el seguro de viajes de MONDO que me ofrece las mejores coberturas, incluyendo las coberturas por Covid. Puedes contratarlo desde aquí mismo. Además tendrás un 5% de descuento y te ahorrarás muchas preocupaciones.

Fotografiando Islandia ¿qué material necesito?

El invierno en Islandia presenta una serie de desafíos para todo aquel que cargue con un equipo fotográfico. Antes de viajar piensa qué vas a necesitar de verdad. Cargar con material que no vas a usar supone desaprovechar espacio y cargar con más equipaje. Está claro que si vienes a fotografiar en Islandia es para hacer fotografía de paisajes.

islandia-11
islandia-12

Las especiales condiciones climatológicas te obligan a venir bien equipado con ropa impermeable específica para soportar el frío, la lluvia y el viento. Unas buenas botas de suela resistente, y todo lo que necesites para viajar a un lugar donde la Naturaleza se muestra en su estado más salvaje, sea la época del año que sea.

Una cámara resistente y un equipo polivalente

Respecto a tu material fotográfico, has de pensar en protegerlo al máximo para evitar problemas. Lleva todo tu equipo en una mochila especial para fotógrafos que tenga funda impermeable. Tus cámaras (baterías incluidas) y objetivos van a tener que soportar el frío, la humedad, la condensación y la presencia de partículas de ceniza o arena ultrafina.

Es fundamental viajar a Islandia con una cámara polivalente (mejor full frame), resistente y que te permita fotografiar en cualquier condición que se presente. Piensa que tú y tu equipo vais a terminar empapados al fotografiar bajo la lluvia o cerca de cascadas. Por eso en Islandia una cámara sellada es algo imprescindible. Además, no está de más llevar una funda de plástico que proteja la cámara y los objetivos mientras fotografías. Las gotas de agua mojarán el cristal de tus lentes y tendrás que estar limpiándolas constantemente con paños de microfibra, pero no mojarán la cámara.

En este viaje utilicé una Sony A7 III que aguanta con todo. Además, llevé una cámara de backup, en mi caso una cámara compacta Sony RX100 VII. Que nunca se sabe lo que puede pasar. Imagínate la cara que se te puede quedar si viajas hasta Islandia con sólo una cámara y, por lo que sea, se avería o se rompe. O se congela. La imagen de abajo está tomada a -10ºC en la cascada Dettifoss. Ese día tuve que usar crampones para el hielo para acceder al único mirador que permanecía abierto. Tras un par de minutos en el trípode la cámara estaba casi congelada (y yo también).

Por supuesto, y esto no debería ni decirlo, debes conocer a fondo cómo funciona tu cámara (y sus limitaciones), el sistema de menús, las opciones, los botones programables, etc. Para ello debes haberte leído el manual unas cuantas veces y haber manejado tu cámara con anterioridad. Si no, ya me contarás para qué necesitas un equipo de varios miles de euros si al final vas a disparar en modo Automático.

Respecto a los objetivos, intenta cubrir el mayor rango posible. Yo viajé con un gran angular Sigma 14-24 mm f/2.8, un Sony 24-105 mm f/4 y un tele Sony 20-200mm f/4. Evidentemente en un viaje a Islandia no puede faltar el gran angular de mejor calidad que te puedas permitir. Y cuanta mayor apertura focal, mejor. Si te gusta la fotografía de aves y animales, en Islandia tendrás oportunidades de sobra. Caballos, renos, ovejas, focas, gansos salvajes, gaviotas, frailecillos…Y para fotografiarlos, necesitarás un teleobjetivo a partir de 200mm.

Defiéndete de los elementos

Con la humedad y los cambios de temperatura, puede aparecer condensación en tus objetivos. Intenta mantener tu equipo a temperatura ambiente, o sácalo de la mochila una media hora antes de usarlo. Evitarás que la condensación te arruine ese instante fotográfico precioso que sólo se da una vez en la vida. Te voy a dar un truco: yo llevo en la mochila varias bolsitas de gel de sílice que absorben la humedad que pueda quedar en la cámara o en los objetivos.

No te olvides del kit de limpieza de la cámara. El otro gran enemigo de tus equipos son las minúsculas partículas de arena y ceniza volcánica que arrastra el viento y que pueden arruinar tu equipo. Ese polvillo se mete por cualquier resquicio y acaba depositándose en las lentes, los filtros y, lo peor, en el espejo de tu cámara. Vas a tener que limpiar constantemente tu cámara para evitar que tus fotografías salgan con manchas y puntitos.

Por no hablar de las continuas salpicaduras de agua pulverizada en las cascadas. No hay que olvidarse de limpiar continuamente los objetivos, y taparlos cuando no usemos la cámara.

islandia-cascadas-1

¿Qué más necesito?

  • Protege tus baterías. Con el frío se descargan con mayor rapidez. Y si haces fotografía nocturna o de auroras, ni te cuento. Mientras no las utilices, llévalas en un bolsillo interior para mantener la temperatura. Y por supuesto, no te olvides de llevar baterías de repuesto siempre cargadas.
  • Un buen trípode es esencial para fotografiar en Islandia. Y me refiero a un trípode versátil y estable, que resista esos ventarrones capaces de llevarte volando a ti y a tu equipo. Porque lo del viento en Islandia es para hacer un estudio aparte.
  • Si vas a hacer fotografía nocturna o de auroras, además del trípode, un objetivo luminoso y un disparador remoto, necesitarás una linterna frontal. Si es posible, que tenga luz roja que deslumbra menos.
  • Si quieres conseguir el efecto seda en las cascadas, ríos, o fotografiando los bloques de hielo de la playa de los diamantes, necesitarás filtros ND (densidad neutra). Un truco: Si no tienes o se te olvidan, siempre puedes recurrir a cerrar al máximo el diafragma de tu objetivo y jugar con velocidades más lentas para que tus fotografías no queden sobre-expuestas. También puedes añadir un filtro polarizador que reduce la entrada de luz en 2-3 pasos. Así conseguirás un efecto similar.
islandia-cascadas-2
  • Un disparador remoto es fundamental para disparar a velocidades lentas, para fotografía nocturna o para disparar con filtros ND. Evitarás las pequeñas trepidaciones, vibraciones y movimientos que se producen al usar el disparador de la cámara, y obtendrás fotografías más nítidas.
  • Por último, en Islandia vas a tomar más fotografías de lo que piensas. No seas rácano y lleva una buena provisión de tarjetas de memoria para tus cámaras. Seguro que las vas a usar todas.
dc-3

No te olvides de los aspectos técnicos

Dispara en RAW. Sí, y en JPEG también. Ten en cuenta que, para la edición posterior de tus fotografías, en un archivo RAW se guardan más datos e información que te ayudarán a corregir el contraste, el balance de blancos, etc.

Conoce el “punto dulce” de tus objetivos. Todos los objetivos tienen una apertura de diafragma en la que se consigue la mayor nitidez, y suelen ser en los puntos intermedios de apertura. A partir de aquí, trabaja con la profundidad de campo para conseguir que todos los elementos de un paisaje o una escena queden enfocados (aperturas pequeñas), o conseguir el efecto bokeh con el fondo difuminado (aperturas grandes).

En la fotografía de paisajes no te olvides de la composición. Elige un punto focal, preferiblemente en primer plano, que dirija nuestra vista hacia el resto de la escena. Así evitarás paisajes planos y monótonos. Un ejemplo es el caso de la conocida montaña Kirkjufell. Por si sola, apenas dice nada. Pero en composición con las cascadas cercanas aumenta notablemente su atractivo. Si además tienes la suerte de tener un buen cielo con nubes o una aurora boreal, entonces habrás conseguido una de esas fotografías soñadas.

kirkjufell

Si el día es muy luminoso, la nieve y el hielo reflejan parte de esa luz. Este exceso de luz suele confundir al fotómetro de las cámaras, que subexpondran automáticamente la imagen oscureciendo el tono blanco de la nieve. Para evitar este efecto indeseado, sobreexpón 1-2 puntos.

Yo soy partidario de hacer la fotografía con la cámara, no con el programa de edición de turno. Busca la luz, el motivo, el encuadre y la exposición correcta in situ, e intenta que tu fotografía sea lo más real y auténtica posible. Estoy cansado de ver fotografías con efectos HDR, colores, luces y sombras exagerados, además de composiciones irreales.

¿Dónde fotografiar en Islandia?

Esta pregunta que parece tan obvia a priori, pierde todo su sentido cuando estás sobre el terreno. Durante mi viaje me encontré con una infinidad de paisajes fantásticos que no había visto nunca antes en ningún medio o red social. Sólo cuando estás en Islandia te das cuenta de que las posibilidades fotográficas son infinitas.

Además de los destinos más conocidos, te aconsejo caminar, adentrarte por esos caminos que parecen llevar a ninguna parte, buscar y explorar. El gran (y maravilloso) problema de Islandia es que te encontrarás con motivos fotografiables a cada paso, tras cada curva, en cada playa o al final de un camino. Querrás parar constantemente a fotografiar, pero no lo hagas en medio de la carretera y busca los arcenes para detenerte.

Antes de viajar, busca, investiga e infórmate sobre los mejores lugares para fotografiar, los “spot” más apreciados por los fotógrafos, a qué hora es mejor fotografiar en un determinado lugar, si es mejor una cascada al amanecer o al atardecer, etc. Tener esta información previa te ayudará a planificar tu tiempo y a obtener mejores imágenes.

reynifsjara

Fotografiando cascadas

Islandia está plagada de cascadas que durante el deshielo primaveral nos ofrecen un auténtico espectáculo natural. El principal problema es saber a cuáles merece la pena desplazarse y cómo fotografiarlas de una manera original. De las más conocidas, como Seljalandsfoss, hay miles de fotografías tomadas desde detrás de la cortina de agua al atardecer. Lo mismo se puede decir de Gullfoss, Detifoss y unas cuantas “foss” más.

Skogafoss es otra de las más visitadas y fotografiadas. Y todos tendemos a hacer la misma foto de la cortina de agua con alguna persona a sus pies observando la caída de agua y empapándose hasta los huesos. Reconozco que es de los lugares que más me ha costado fotografiar, y en los que menos he disfrutado. Por un lado, por la avalancha de autobuses de turistas y, sobre todo, porque no encontré la forma de hacer una fotografía diferente. Y eso que la visité 3 veces, pero nunca encontré “la foto”.

skogafoss-3
skogafosss-4

Hay que reconocer que el efecto seda conseguido con un tiempo de obturación más largo queda muy llamativo en algunas de estas cascadas. Aunque también se pueden fotografiar a velocidades más altas para mostrar la fuerza de esa tromba de agua en caída libre.

islandia-cascadas-5
islandia-cascadas-6

Fotografiando glaciares, y sus cuevas de hielo

Islandia es el país de los glaciares y una buena parte de su territorio está ocupado por estos gigantes de hielo comprimido a lo largo de milenios. El Vatnajökull, el más grande de Europa, es de tales dimensiones que tiene diferentes lenguas y lagunas glaciares. Cada uno más grande que el anterior. Fotografiar estas montañas de hielo es todo un reto. Porque pongas el gran angular que pongas, es difícil que todo el glaciar entre en plano. En todo caso podemos utilizar un tele para fijarnos en los detalles de las formas de hielo, en sus grietas y en las diferentes tonalidades de color que varían según esté el día. Por si no lo sabías, las tonalidades azul celestes se ven mejor en días nublados. En cualquier caso, utilizaremos aperturas de diafragma intermedias para tener la mayor nitidez posible en toda la imagen.

islandia-glaciares-3
islandia-glaciares-4
islandia-glaciares-5

Las cuevas de hielo que se forman en estos glaciares son un espectáculo grandioso pero efímero. Los glaciares de Islandia están retrocediendo una media de 100 m. al año debido al calentamiento global. Y esto está provocando la desaparición de muchas de estas cuevas de hielo que se están derritiendo a marchas forzadas. Una de las más conocidas, la del glaciarVatnajökull, ya ha perdido la mitad de su tamaño. Y aun así es uno de los lugares más increíbles que he visitado en Islandia.

Fotografiar en el interior de una de estas cuevas es todo un reto. Sobre todo, porque todas las agencias de viajes ofrecen excursiones a las mismas cuevas. A no ser que consigas algo especial como un viaje fotográfico exclusivo (algo que haré la próxima vez), te verás abocado a compartir el espacio con decenas de personas. Personas que tropiezan con tu trípode mientras intentas hacer una fotografía de larga exposición o un bracketing con tu gran angular.

Al principio esto puede parecer un inconveniente. Y lo es si quieres hacer una foto con tiempo y tranquilidad. Pero luego te darás cuenta de que esas mismas personas te pueden servir para poner en perspectiva el gigantismo de estas cuevas heladas. Una vez dentro, intenta evitar los contraluces, y céntrate en representar el tamaño de los espacios interiores de la cueva, así como en captar las tonalidades del hielo y sus formas.

islandia-cueva-hielo-2
islandia-cueva-hielo-3
islandia-cueva-hielo-4

Hielo y más hielo

Gran parte del territorio islandés se cubre de hielo y nieve durante el invierno. Aquí encontrarás cascadas heladas, rocas heladas, ríos congelados, hielo en la carretera… Pero sobre todo encontrarás hielo en los glaciares, también en verano. El frente glaciar, al romperse, desprende grandes bloques de hielo e icebergs, en las lagunas glaciares. Estos bloques helados flotan a la deriva hasta las orillas, o son arrastrados por la corriente de los ríos hasta el mar.

Uno de los lugares donde puedes ver este fenómeno es la laguna Jökulsárlón, donde los icebergs se desprenden constantemente del glaciar Breiðamerkurjökull. Es uno de los lugares más alucinantes de Islandia por su enormidad, por su belleza, por sus paisajes cambiantes, y por el juego que dan esos icebergs a los fotógrafos. Según la luz, los bloques de hielo adquieren distintas tonalidades mientras flotan a la deriva. Si vas a hacer fotografía de larga exposición ten en cuenta que los bloques de hielo se mueven arrastrados por la corriente.

islandia-glaciares-6

En este caso es mejor ir a la Diamond´s Beach, la “Playa de los Diamantes”, que se encuentra en la desembocadura de la lagunaJökulsárlón. Allí los bloques de hielo arrastrados por la corriente acaban varados en las arenas negras de la playa. Los bloques de hielo, de diferentes formas y tamaños, ofrecen infinitas posibilidades para hacer fotografías de larga exposición. Sobre todo, cuando el sol está bajo en el horizonte (si tienes suerte de que luzca el sol) y los bloques de hielo parecen brillar como…diamantes.

islandia-diamond-beach-2
islandia-diamond-beach-3
islandia-diamond-beach-4
islandia-diamond-beach-5

El movimiento de las olas alrededor del hielo o el retroceso del agua son perfectos para jugar con las velocidades de obturación. Eso sí, imprescindible el trípode, el disparador remoto y los filtros ND. Y tener mucho cuidado con las olas. Puedes acabar perdiendo tu equipo en el agua, arrastrado por la resaca de la corriente o golpeado por algún bloque de hielo.

islandia-diamond-beach-6
islandia-diamond-beach-7

Auroras boreales

La fotografía de auroras boreales es una de las más buscadas por los que viajan a Islandia en invierno. Y tiene sus requerimientos específicos, así como una cuidadosa planificación a la que hay que sumar una buena dosis de suerte. Al equipo de trípode+cámara+gran angular+disparador, hay que sumarle cielos despejados, alejados de toda contaminación lumínica y un índice KP (indicador de la intensidad de las auroras) que supere el nivel 2.

Para conocer las probabilidades de fotografiar auroras deberás consultar aplicaciones específicas como Aurora Forecast o Northern Eye Aurora. O la web de Icelandic Met Office que tiene un apartado específico dedicado a la previsión de auroras boreales en Islandia.

Por debajo de un índice KP de 2 las auroras no son visibles para el ojo humano, pero sí para tu cámara. Yo no tuve mucha suerte con las auroras porque durante mi viaje los cielos se mantuvieron cubiertos de nubes. Sólo una noche tuve la oportunidad de fotografiar una aurora, pero muy leve, con un KP que no llegaba a 2. Tuve que buscar el norte, preparar el equipo y hacer varias pruebas hasta conseguir la fotografía de abajo. Yo no vi la aurora, pero sí lo hizo mi cámara. Eso sí, forzando el ISO a 10.000, durante 20 segundos y con una apertura f/2.8. La próxima vez espero tener más suerte.

islandia-aurora

Fotografía con drones

Islandia es un país de paisajes impresionantes La sucesión de glaciares, cascadas y paisajes abiertos parece infinita. Y algunas de las mejores imágenes de este viaje por Islandia las conseguí fotografiando desde el aire. Para mí, el uso de drones se ha convertido en una herramienta fundamental para fotografía y vídeo. Y como no puede ser de otra forma, en Islandia está prohibido volarlos en algunos de los lugares más espectaculares.

Aun así, Islandia es muy grande y se pueden conseguir imágenes impactantes sin perturbar la Naturaleza prístina y virginal del país. De todas formas, sabed que se pueden solicitar permisos de vuelo a la Icelandic Environment Agency o a los parques nacionales para volar en zonas restringidas.

islandia-paisajes-8

Además de las restricciones legales obvias como no volar a menos de 2 km. de aeropuertos, sobre gente, de noche, etc., en el uso de drones te encontrarás con las mismas complicaciones técnicas que con tu equipo fotográfico. La meteorología es el factor más importante a tener en cuenta: frío que descarga las baterías rápidamente, lluvia y, sobre todo, ese viento que puede arrastrar tu dron hasta vete a saber dónde.

Sé prudente y no te arriesgues a volar tu dron si las condiciones no son las mejores.

islandia-paisajes-9
islandia-myvtan
islandia-paisajes-10

Sí, vas a querer volver

Ahora entiendo por qué la gente que ya ha venido a Islandia quiere regresar. Porque aquí cada día es una sorpresa, un descubrimiento, un paisaje cambiante con el tiempo y las estaciones. Islandia es distinta en invierno y en verano, cambia con la luz del sol, con las tormentas de nieve, con la lluvia y el viento.

Por otra parte, Islandia es uno de esos lugares donde todavía prevalece esa sensación de inmensidad, soledad y libertad perdidas en casi todo occidente. Y eso se va a notar en las fotografías que hagas, vayas en la época que vayas.

islandia-paisajes-12
islandia-myvtan-2
islandia-glaciares-7

También te puede interesar:

Islandia y esos lugares increíbles que no te puedes perder

Islandia en campervan y en invierno, sí, claro que sí


En este blog podrás encontrar publicidad de empresas y algunos links de afiliados ¿Qué significa esto? Si utilizas alguno de estos links para adquirir algún servicio (seguros, contratar actividades…). No te costará más caro e incluso obtendrás descuentos. Es una manera de ayudarme a seguir aportando información de viajes al blog ¡Muchas gracias!