El Carnaval de Venecia, magia en la calle.

El Carnaval de Venecia es conocido en todo el mundo por su espectacular puesta en escena. Este es el carnaval de las sublimes máscaras y recargados y elaborados disfraces. De la representación en la calle de una “divina comedia” en la que cada uno de los actores hace una estudiada y magnífica representación de su personaje. Pero tengo que decirte que si lo que buscas es fiesta, música y diversión día y noche, estás en el lugar equivocado.

carnaval-de-venecia

carnaval-de-venecia-san-marco

carnaval-de-venecia-violeta

carnaval-de-venecia-arlequin

Si hay un evento que destaque por su misterio, espectacular belleza y elegancia estética, ese es sin duda el Carnaval de Venecia. Un esplendoroso festival anual que atrae a visitantes de todo el mundo, y se celebra en la ciudad de los canales durante las dos semanas previas al Miércoles de Ceniza.

carnaval-de-venecia-basilica-san-marcos

Un poco de historia

El Carnaval de Venecia, que hunde sus orígenes en el siglo XII, fue durante mucho tiempo sinónimo de fiestas y diversión sin fin. Cuando Venecia era la República Serenísima hizo suyo el lema latino de los rituales salvajes de Dioniso “Semel in anno licet insanire” (una vez al año se permiten locuras). Fue entonces cuando los gobernantes venecianos introdujeron este Carnaval donde las clases bajas tenían la oportunidad de mezclarse con las capas superiores de la sociedad. Y todo ello usando un subterfugio: permanecer oculto detrás de una máscara. Así fue como el Carnaval se convirtió en una especie de válvula de escape para las clases más desfavorecidas que permitía mantener bajo control las tensiones sociales.

El Carnaval de Venecia tuvo sus mejores momentos entre los siglos XVI y el XVIII, cuando la República de Venecia todavía era un enclave comercial y económico de importancia en Europa. Los venecianos, con su anonimato garantizado gracias a sus máscara y disfraces, se divertían a base de bien pasando unas jornadas donde la fiesta y el libertinaje (recordemos a Giacomo Casanova) estaban a la orden del día.

Pero la fiesta se acabó cuando Napoleón Bonaparte tomó el control de la República de Venecia. Ante el temor de que sus opositores se ocultaran bajo el subterfugio de las máscaras, decidió poner fin al Carnaval. Tras mucho tiempo sin celebrarse, el Carnaval volvió a retomó su andadura en el S. XX. Aunque no es hasta la década de 1980 cuando reaparece en el formato que lo conocemos hoy día. Una celebración que se ha convertido en un evento turístico de primera magnitud.

Y no es de extrañar, porque en esos días Venecia se transforma en un escenario mágico que envuelve a todos en un torbellino de colores, alegría y belleza. Un lugar donde las máscaras, los trajes de época, la música barroca y la propia ciudad, se unen para crear una experiencia inolvidable.

venecia-gondolas

El Carnaval de Venecia y el turismo masivo

Venir a Venecia durante el carnaval es un acto de locura y de fe. Hace un frio que pela y la ciudad aparece casi siempre cubierta de cielos grises y plomizos. Puedes encontrarte con un episodio de “Acqua Alta” inundando sus calles y plazas. Y lo peor: te verás engullido por las compactas oleadas de turistas y visitantes que lo abarrotan todo. Las calles, puentes, restaurantes, hoteles, plazas, museos, palacios, iglesias, tiendas y confiterías de la ciudad ducal se llenan de gente.

Unos días en los que los venecianos, aprovechando, suben los precios para hacer su particular agosto en pleno invierno. Todo esto puede hacer que muchos visitantes pasen del entusiasmo desbordante a la más profunda desilusión. A no ser que seas un apasionado de este tipo de Carnaval y tengas claro qué es lo que te vas a encontrar.

carnaval-venecia-turismo-masivo

Además, están las consecuencias provocadas por este turismo invasivo que hace imposible la vida de la gente normal que vive en el centro. Y provoca un efecto “huida” que está vaciando lentamente a Venecia de sus habitantes. Hace ya tiempo que la ciudad de los canales se está convirtiendo en una especie de parque de atracciones. En un bonito decorado formado por una sucesión de edificios vacíos con sus portales ocupados por tiendas de souvenirs.

Por esto, y por otras razones, en Venecia han decidido establecer una especie de control o peaje turístico de 5 euros para poder acceder a la ciudad a partir del 25 de abril de 2024. Un peaje que no afectará a los que pernoctan en la ciudad, ni tampoco a los cruceristas.

venecia-embarcadero

Algunos consejos prácticos

  • Reserva con anticipación

Viajar a Venecia en estas fechas supone enfrentarse a una serie de retos. Sobre todo, el de no arruinarse buscando un lugar donde dormir en una ciudad que por estas fechas tiene casi todos sus alojamientos completos. Puedes optar por dormir en tierra firme o en alguna isla cercana como Burano o Murano y pasarte el día yendo y viniendo en los vaporetos. Sin embargo, si reservas con antelación, puedes encontrar alojamientos a precios interesantes en la misma isla de Venecia. Sólo tienes que buscar por las zonas más alejadas del centro. Y más tranquilas. Venecia no es muy grande y puedes ir y venir a pie sin problemas.

¿Vuelos cancelados? ¿Maletas perdidas? ¿Un problema de salud? Nunca se sabe, por eso viaja con un Seguro de Viajes que incluya las coberturas más completas. Te ahorrarás preocupaciones y muchos problemas. Por eso te recomiendo MONDO. Es el que utilizo siempre. Además si lo contratas directamente desde aquí, tendrás un 5% de descuento.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es viajeros_y_fotografia_336x170.gif

  • Aprovecha para visitar lo mejor de Venecia

No dudes en aprovechar para visitar sus lugares más emblemáticos. Si no los conoces, no pueden faltar los imprescindibles. Los grandes salones del Palacio Ducal, la Basílica de San Marcos con su magnífica decoración de mosaicos de influencia bizantina, el Puente de Rialto, la siempre abarrotada librería Acqua Alta, las vistas al atardecer desde la terraza del Fondaco dei Tedeschi (reserva obligatoria con antelación). Y por supuesto el Gran Canal y todos los pequeños canales que puedas, callejear por el barrio de Castello donde se encuentra el Arsenal de Venecia, pasar una mañana recorriendo Murano…Y por supuesto degustar alguno de los estupendos platos de la gastronomía italiana.

venecia-gran-canal

basilica-san-marcos-venecia

murano

Por eso lo mejor del Carnaval de Venecia son los disfraces y máscaras, que me parecen realmente sublimes. Y, sobre todo, las escenas que se montan la gente que los lleva. Lo peor del Carnaval de Venecia es la masificación, la falta de diversiones festivas para todo el mundo y que, a no ser que te gastes un dineral en alquilar un disfraz y asistir a alguna cela de gana. Por lo demás vas a ser un mero observador. Algo que para mí, que viajé a Venecia como testigo y espectador para tomar fotos, no supuso ningún problema. Al contrario.

carnaval-venecia-nieta-abuela

  • Fotografía, y disfruta

El Carnaval de Venecia es un paraíso para los fotógrafos. Los personajes que la recorren mostrando su arte y sus disfraces transforman la ciudad en un lugar único y visualmente muy especial. Asi que si vienes a fotografiar, estás de suerte. La paciencia de la gente que luce sus disfraces por Venecia es realmente infinita. Al fin y al cabo, vienen a lucirse. Convertirse en el centro de todas las miradas y de los disparos de infinidad de cámaras es algo que les halaga. A cualquier hora, la mayor concentración de gente luciendo sus galas la encontrarás por todo el centro histórico.

carnaval-venecia-rosa-2

El amanecer es un momento mágico. Con la suave luz de la mañana, sumada a la ausencia de turistas y el telón de fondo del Palacio Ducal, podrás conseguir algunas de tus mejores fotos.

carnaval-venecia-arlequin

A lo largo del día, la Plaza de San Marcos se convierte en el epicentro de Venecia. No te pierdas el espectáculo que se desarrolla ante de la entrada del Café Florian. Al anochecer acércate a los embarcaderos de las góndolas ubicados frente al Palacio Ducal. Si tienes suerte con la luz (la hora dorada, la hora azul) la isla de San Giorgio Maggiore te servirá como estupendo decorado de fondo. Y date una vuelta para fotografiar bajo las arcadas de la Plaza de San Marcos.

carnaval-venecia-5

carnaval-venecia-rojo

carnaval-venecia-galeria-2

Durante el resto del día aprovecha para perderte por las callejuelas y canales. A veces te encontrarás con escenas únicas en lugares por los que no pasa casi nadie. Ten tu cámara a mano y siempre preparada para las cambiantes condiciones de luz.

Ten paciencia con el resto de personas que se van a lanzar a fotografiar al mismo tiempo que tú. Además de cientos de miles de turistas, hasta aquí vienen fotógrafos de todo el mundo buscando lo mismo que tú. Por eso es importante elegir qué tipo de objetivos vas a utilizar. Con tanta gente, un teleobjetivo con buena apertura puede resultar muy útil para fotografiar escenas que quedan a cierta distancia desenfocando el fondo.

carnaval-venecia-red

carnaval-venecia-galeria

Pero para mí la mejor opción en un objetivo polivalente, por ejemplo, un 24-105 con el que podrás tomar retratos y escenas de la calle. Por último, los posados están muy bien. Pero si a los personajes y disfraces le añades un poco de narrativa y de espontaneidad a la escena, mucho mejor. Y no dudes en usar tu smartphone para fotografiar ya que puedes conseguir resultados sorprendentes. No olvides que en fotografía muchas veces no es el número de pixels, o la calidad del sensor o del objetivo lo que hace especial una imagen.

carnaval-venecia-cafe-florian

La máscara, el alma y razón del Carnaval de Venecia

La característica distintiva del Carnaval de Venecia sigue siendo, como hace siglos, el uso de magníficas máscaras y disfraces que los asistentes utilizan para ocultar su identidad. Estas máscaras, algunas de las cuales permiten a los participantes explorar su creatividad y llevar a cabo una verdadera transformación. Desde la clásica máscara blanca de Colombina hasta las elaboradas máscaras de Murano decoradas con cristales de Swarovski, el carnaval ofrece una amplia gama de opciones para aquellos que quieren vivir esta fascinante tradición. Ya sea como participante (prepara la cartera) o como mero observador.

carnaval-venecia-escaparate

carnaval-venecia-pink

La mayoría de estas máscaras y disfraces, elaborados y cuidados hasta en el más mínimo de sus detalles, son fruto del trabajo y la pasión. Me quito el sombrero y felicito a todas esas personas que durante horas pasean por Venecia llevando sus máscaras y disfraces con elegancia, dignidad y una paciencia infinita. Además, cada personaje tiene una personalidad propia que hay que recrear en sus actitudes y movimientos.

Los disfraces (generalmente fieles reproducciones históricas) evocan la rica historia de Venecia. Muchos asistentes eligen trajes inspirados en la llamada Commedia dell’Arte que incluye el vestuario de los personajes del teatro tradicional italiano. Como las comedias del veneciano Carlo Goldoni. Aunque escribió en el siglo XVIII, se inspiró en figuras muy conocidas del público con personajes como el Arlequín.

Otros trajes están inspirados en la moda del siglo XVIII, rebosante de pelucas, postizos y vestidos exquisitos que recuerdan a la nobleza veneciana de la época. Fue la época en el que el Carnaval de Venecia vivió su máximo esplendor. Y aunque Venecia se encontraba ya por entonces en decadencia económica, esta no se reflejaba en absoluto en las suntuosas vestimentas de las clases altas. El aura de esa época dorada revive durante el Carnaval en estos espectaculares vestidos que, evocando la moda de aquella época, permiten disfrutar del encanto de siglos pasados.

Otros optan por atuendos más contemporáneos. Pero todos comparten la pasión por la elegancia y el detalle. La competencia por el mejor disfraz es feroz, y los participantes invierten meses en la planificación y confección de sus atuendos, lo que se traduce en un espectáculo impresionante de creatividad, elegancia y desmesura.

carnaval-venecia-atardecer

El Carnaval hoy: la hoguera de las vanidades

Has de saber que la mayoría de la gente que se pasea con esas máscaras y disfraces espectaculares, son gente de buena familia que perpetúa la tradición del carnaval. Gente que nos regala sus sonrisas y sus posados entre una apostada indiferencia. Todos se toman en serio la representación de su personaje ejecutando maravillosamente sus papeles. Posan hábilmente mostrando los mejores lados de sus atuendos y se muestran pensativos, alegres, altivos o arrogantes según el carácter del disfraz. Esta compenetración con el personaje y la forma digna y elegante de llevar los disfraces, muchos de una complejidad y magnificencia difícil de describir, resulta realmente admirable. El Carnaval de Venecia, definitivamente, es una multitudinaria, colorista e imaginativa representación teatral en la calle.

carnaval-venecia-mascarada

carnaval-venecia-4

Una representación donde la ciudad se convierte en el escenario en el que se desarrollan todo tipo de tramas. Los personajes elegantemente vestidos parecen vivir la vida ordinaria de una Venecia que fue, y que ya no es. Personas con grandes sombreros, pelucas y trajes lujosos cargados de plumas y máscaras adornadas a mano, pasean tranquilamente por la ciudad. O se reúnen frente a la puerta del Café Florian en la Piazza San Marco para tomar un aperitivo en las pequeñas mesas de este centenario local decorado al estilo barroco. Por la calle pasean, fuman cigarros, se reúnen para contarse anécdotas, se saludan, se critican, cotillean mientras juegan a las cartas o navegan en las góndolas a lo largo de los canales. Todo ellos simulando la rutina de una vida veneciana que ya no existe. Es la gran comedia del Carnaval.

carnaval-venecia-3

Todo esto hace que el ambiente del Carnaval de Venecia sea verdaderamente mágico. La Plaza de San Marcos y sus alrededores se convierten en escenarios para competiciones de máscaras y disfraces. Los canales se llenan de góndolas que ofrecen paseos nocturnos por los canales iluminados. Y la atmósfera, a veces enmarcada por la neblina que se eleva desde la laguna, permite hacer un viaje en el tiempo donde los visitantes se sienten transportados a una época de esplendor y misterio.

carnaval-venecia-disfraz

El encanto especial del Carnaval de Venecia

A diferencia de otros carnavales como los de Río de Janeiro donde la fiesta es para todos, no puedo decir que el de Venecia sea un carnaval festivo y popular. Las actividades festivas organizadas para los vulgares mortales durante este período son un tanto escasas y decepcionantes. Apenas algún taller de creación de máscaras y maquillaje, el Vuelo del Ángel (Il Volo Dell’angelo) el primer día, alguna representación de la comedia de arte, la tradicional reunión en el café Florian, o la elección del mejor disfraz. Esto hace que el Carnaval de Venecia sea un tanto estático y muy alejado de cualquier desmadre festivo.

A no ser que alquiles uno de esos caros disfraces y te apuntes a asistir a alguna cena de gala, has de saber que tu papel aquí es el de mero espectador. El de una comedia espectacular, asombrosa y digna de ser vista y fotografiada. Venecia se convirtió para mi en una especie de safari fotográfico a la búsqueda de los personajes con los disfraces más llamativos o estrambóticos. Realmente esta fue la principal motivación que me llevó a viajar a Venecia para recorrer sus atestadas calles y plazas en pleno carnaval.

Y reconozco que, finalmente, sucumbí al encanto mágico del incógnito de esas personas ocultas tras sus preciosas y elaboradas máscaras. Y, sobre todo, al embrujo de esas miradas que te observan entre sonrientes y resignadas al objetivo del fotógrafo. Es inevitable preguntarse quién se esconde tras esos hermosos ojos. Quién se oculta tras esa mirada que te observa entre complacida e indiferente. Nunca lo sabré.

Esa es la magia del Carnaval de Venecia.

carnaval-venecia-miradas

 

Artículos relacionados:

El Carnaval de Río de Janeiro se vive en el Carnaval de Rua

En este blog podrás encontrar publicidad de empresas y algunos links de afiliados ¿Qué significa esto? Si utilizas alguno de estos links para adquirir algún servicio (seguros, contratar actividades…). No te costará más caro e incluso obtendrás descuentos. Es una manera de ayudarme a seguir aportando información de viajes al blog ¡Muchas gracias!