krka-1078

Todo es verde en Krka.

El Parque Nacional de Krka es una de las joyas naturales de Croacia que nadie se debería perder. La sucesión de cascadas forma un reguero blanco a medida que atraviesa unos bosques que retrotraen a tiempos pasados. Bosques donde todas las tonalidades de verdes parecen haberse dado cita.

Es tal la intensidad de esos verdes que llega a deslumbrar, incluso en un día cubierto de nubes. Hasta el agua del río Krka que se remansa en pozas y lagunas tiene tonalidades verdes.

krka-1002

Krka_1011

krka-1120

Krka es un parque que muchas veces parece eclipsado por el omnipresente y cercano Parque Nacional de los lagos de Plitvice. Es cierto que guardan el parecido debido a la similitud de los paisajes; que Plitvice es mucho más grande y que es la joya de la corona de los parques croatas. Pero aún así no puedo dejar de recomendaros ir a pasar un día en Krka. Y después de haberlo visitado me contáis si ha merecido o no la pena. Yo ya sé la respuesta.

 

croacia-national-park-map

.

Cómo llegar a Krka

Krka está situado a unos 80 Km. de Zadar, a 170 de Plitvice y a unos 90 de Split. Vengas de donde vengas has de llegar hasta el pequeño puerto fluvial de una población llamada Skradin. Aquí todo gira en torno al parque: restaurantes, supermercados, Oficina de Turismo, tiendas de recuerdos…

krka-1125

Puedes venir en tu vehículo si lo has alquilado, en excursiones organizadas o en trasporte público. Aunque esta opción no la recomiendo debido a que las frecuencias de los autobuses es muy reducida. En mi caso decidí alquilar un vehículo para mi viaje de 10 días por Croacia, algo que recomiendo por la libertad que da para moverte por el país. Y también porque no me gustan las excursiones organizadas. Una vez que llegues a Skradin verás que se puede aparcar fácilmente, incluso en verano cuando la afluencia de visitantes es mayor. Esta es la razón por la que te aconsejo madrugar.

Lo primero que tienes que hacer es dirigirte a la Oficina de Turismo donde te venden los billetes para el barco ida y vuelta y que comprende la entrada al parque. No tiene pérdida: es donde está esa larga fila de gente comprando sus billetes. Mientras esperas fíjate en los horarios de los barcos que están indicados en un panel muy visible. Y no pierdas los boletos porque tendrás que enseñarlos cuando subas al barco tanto a la ida como a la vuelta.

krka-4966

En los billetes te indica la hora de salida del barco, pero el regreso lo puedes hacer cuando quieras. Cuando termines tu visita sólo acércate al embarcadero y haz cola hasta que te toque subir en uno de los barcos de regreso a Skradin.

krka-1109

.

Y ahora ¿qué hago en Krka?

El recorrido de una media hora por el río trascurre a lo largo de un valle fluvial cubierto de bosques. Cuando el embarcadero está cerca, podrás ver de lejos algunas de las 17 cascadas por las que es conocido este parque.

Tras bajar del barco hay una zona de picnic, restaurantes y merenderos que encontrarás abarrotada si vas en verano. A diferencia de Plitvice donde está prohibido el baño, en Krka si puedes meterte en el agua. Pero sólo en esta zona donde caen las cascadas y que está delimitada por unas boyas. Sí, tendrás que pelear para encontrar un lugar donde tumbarte en la hierba junto al agua. Y sí, hay mucha gente en el agua. ¿Qué esperabas? Es verano, hace calor y el agua está increíble.

krka-1091

krka-1102

Si quieres alejarte de la multitud (es un decir) puedes comenzar el recorrido que comienza nada más cruzar la pasarela elevada sobre el agua que verás enseguida. Es la selfie-pasarela porque todo el mundo se para aquí a hacerse sus fotos con las cataratas de fondo. Una vez que atraviesas la pasarela comienza un suave ascenso hacia las cataratas más altas. Sólo tendrás que seguir el camino tras pasar junto a la pequeña central hidroeléctrica. No tiene pérdida. Enseguida llegarás a una explanada presidida por pequeña la iglesia de San Nicolás. Aquí encontrarás los primeros miradores sobre las cascadas y un puesto de información.

krka-1079

La siguiente parada la vas a hacer en la pequeña isla sobre la que se encuentra el viejo molino de agua y la herrería convertida ahora en tienda de recuerdos. Este es un lugar para pasar un buen rato para comprender la relación que ha tenido el hombre con el medio ambiente. Aquí encontrarás un restaurante con una terraza estupenda ubicada directamente sobre las cascadas. El lugar perfecto para tomarse algo y reponer energías.

krka-1030

krka-1034

Desde aquí tienes dos opciones. Puedes elegir sólo la 1ª. O si tienes tiempo, añadir la 2ª:

1ª opción– Continuar por el sendero que se adentra por las islas e islotes para cruzar el río a través de pasarelas de madera. Así darás una vuelta completa volviendo al punto de partida en la zona de baño.

krka-map

 –2ª opción– Tomar la desviación hacia el lugar a dónde llegan los autobuses de las excursiones organizadas. Desde aquí el camino conduce a otro embarcadero de donde sale el barco que lleva hacia Visovac en la parte alta del río. Esta es una excursión que has de pagar aparte, y que te lleva hacia otra serie de cascadas ubicadas a una media hora de viaje. También puedes ir en coche por tu cuenta desde Skradin cuando finalices la visita a los lagos inferiores de Krka. En Visovac encontrarás una zona de baño mucho más tranquila, un merendero en el que el agua corre literalmente bajo tus pies y algunos paseos a pie interesantes por el río. Pero hay que reconocer que esta zona aún siendo muy hermosa resulta menos impactante en su belleza que la zona inferior de las cascadas.

krka-1180

krka-1156

En el caso de optar por la primera opción, el sendero pasa de isla en isla por pasarelas de madera elevadas sobre las distintas lagunas, riachuelos y canales. El conjunto conforma un mundo acuático y vegetal dibujado por aguas trasparentes donde nadan despreocupados infinidad de peces. La bóveda vegetal recorre todas las tonalidades de verdes y las orillas de los islotes donde se remansa el agua son sobrevoladas por libélulas de colores eléctricos. Un espacio que está habitado por ranas, mariposas, líquenes, hongos, pájaros y flores de colores. Sí, esto suena muy idílico ¿verdad? Pero es que Krka es así.

krka-1049

krka-1126

krka-1057

krka-1028

krka-1149

El recorrido es circular y en el encontraréis un par de miradores elevados. Finalmente el camino os lleva hasta el mismo punto de partida en la abarrotada zona de baño junto a las cataratas inferiores. A partir de aquí tu decides: picnic, darte un refrescante chapuzón (el agua aunque sea verano baja helada), o ir hacia el embarcadero para tomar el barco de regreso al puerto de Skradin.

krka-1088

He de reconocer que Krka, a pesar de las multitudes veraniegas, me gustó mucho. Aunque es más pequeño que Plitvice y no ofrece unos paisajes tan fantásticos, tiene un encanto propio que lo hace único. Por eso si vas a Croacia tengo que recomendar que visites los dos parques. Porque a pesar de su similitud y de su asombrosa belleza natural, ofrecen sensaciones, paisajes y entornos diferentes.

krka-1113

Para finalizar recuerda que un buen Seguro de Viajes te puede ahorrar preocupaciones y resolver muchos problemas si viajas a tu aire. Así que no lo dudes. Desde aquí te recomiendo MONDOel seguro de viaje inteligente para viajeros inteligentes. Contratando tu seguro desde aquí tendrás un 5% de descuento y de paso estarás contribuyendo al mantenimiento de este blog.

.

Artículos relacionados:

Dubrovnik: guía de supervivencia para la ciudad más visitada de Croacia

Impresiones de un viaje de verano por la costa de Croacia

Los Lagos de Plitvice, un paraíso de verdes y celestes en Croacia