Josefov, el Barrio Judío.

Tras visitar el Castillo de Praga y el cruzar el puente Mánesuv Most os adentraréis en el antiguo barrio judío de Praga conocido como Josefov. Pero antes os podéis detener a almorzar en el Grosseto Marina, un restaurante italiano instalado dentro de un barco en esta orilla del Moldava.

Es el lugar ideal para desintoxicarse de chucruts, salchichas, carnes de caza y goulash. Además tiene unas estupendas vistas sobre el Castillo y en verano instalan una terraza en la cubierta que durante el atardecer es perfecto para parejitas.

.Grosseto Marina Praga 09.

Cuando empecéis a recorrer las calles de Josefov no os parecerá que estáis entrando en un gueto, más bien al contrario. Algunas de sus calles y plazas parecen más amplias que la mayoría de las existentes en el centro de Praga y sus grandes edificios públicos como el Rudolfinum no parecen tener más de dos siglos. Lo cierto es que Josefov permaneció casi aislado hasta finales del XIX cuando se derribaron las murallas que lo rodeaban. Entonces se realizó una remodelación profunda que sólo respetó las sinagogas, el ayuntamiento y el cementerio que quedó integrado en el resto de la ciudad. El resto del barrio está plagado de elegantes edificios burgueses anteriores a la I Guerra Mundial. Muchos de ellos están rematados por estilizadas torres y cúpulas. Otros tienen sus entradas y fachadas decoradas con estatuas en un ejercicio de elegancia urbana que define este barrio como uno de los más exclusivos del centro de Praga.

.Josefov barrio judio de Praga 01

Josefov barrio judio de Praga 06

Josefov barrio judio de Praga 07

Josefov barrio judio de Praga 08

Josefov barrio judio de Praga 11.

Durante la Edad Media existieron en Praga varias comunidades judías que fueron uniéndose en lo que se acabó denominando el Barrio Judío. El nombre de Josefov se lo dieron los judíos al barrio como agradecimiento a José II que intentó integrar a los judíos de Praga en la vida de la ciudad. Pero en los siglos XVI y XVII la presión de una sociedad mayoritariamente cristiana les dejó de nuevo aislados en su barrio y sus sinagogas haciéndoles portar un distintivo amarillo, color que los nazis recuperaron para identificar a los judíos europeos. Durante la ocupación alemana casi 80.000 judíos checos fueron exterminados en el cercano campo de concentración de Terezín.

.Josefov barrio judio de Praga 12

Josefov barrio judio de Praga 10.

Es por ello que hoy no encontraremos en Josefov un barrio habitado por comunidades judías, sino los restos de un pasado que apenas queda reflejado en el nombre de algunas calles, en las seis sinagogas judías que todavía quedan en pié y en Cementerio Judío. Una sola entrada nos servirá para visitar las sinagogas y el Cementerio, que sin duda es uno de los lugares más llamativos y turbadores de Praga. Desde luego no puedo decir que el personal que trabaja en las sinagogas sea amable, más bien al contrario, así que cargaros de paciencia y no olvidéis pedir el plano del recorrido de las sinagogas a la hora de comprar la entrada combinada.

.Josefov barrio judio de Praga 19

Josefov barrio judio de Praga 18

Josefov barrio judio de Praga 13

Josefov barrio judio de Praga Sinagoga Pinkas.

Si no sois unos fanáticos del mundo hebreo podéis limitar la visita a las sinagogas más interesantes, pero lo que nunca debe faltar es el paseo por el Antiguo Cementerio Judío ubicado junto a la Sinagoga Pinkas. Sin duda es un lugar que encoge el alma, sobre todo si lo visitamos un día brumoso y gris. Creado a mediados del S.XV el cementerio fue durante más de tres siglos el único lugar autorizado para enterrar a los miembros de la comunidad judía de Josefov. Aunque se fue ampliando con el paso del tiempo, quedó limitado a unas dimensiones donde la falta de espacio obligó a enterrar a los cuerpos en capas, unos encima de otros. Las tumbas fueron solapándose y el paso de miles de seres humanos por esta vida acabó perdiéndose en el olvido.

.Josefov barrio judio de Praga 22.

Hoy podemos recorrer el cementerio entre lápidas amontonadas o semienterradas entre las raíces de algún viejo árbol. Caminar entre montículos donde se acumula la vegetación y entre lápidas rotas e inscripciones hebreas invadidas por el musgo. Se cree que en este pequeño espacio hay enterradas más de 100.000 personas y contabilizadas hay unas 12.000 lápidas. Los visitantes recorren respetuosos este lugar sobrecogedor que nos hace recordar que un algún día nosotros también pasaremos a formar parte del reino de la nada, del olvido y del silencio.

.Josefov cementerio judio de Praga 23

Josefov cementerio judio de Praga 27.

El recorrido de las seis sinagogas judías se puede limitar como he dicho antes a las más interesantes: La Sinagoga Pinkas fundada en el SXV es una de ellas ya que además de estar junto a la entrada del Cementerio tiene inscritos en sus muros los nombres de los casi 80.000 judíos checoslovacos muertos durante la ocupación nazi en la II Guerra Mundial. A la salida del cementerio nos encontraremos con la Sinagoga Klausen (S.XVII) donde se guardan una gran cantidad de textos hebreos junto al recuerdo en forma de dibujos de los niños judíos que pasaron por el campo de concentración de Terezín. Una de las últimas sinagogas construidas en Josefov ya a finales del XIX fue la Sinagoga Española, así llamada por su decoración de estilo morisco donde se pueden ver viejas fotografías de los últimos judíos residentes en Josefov y su forma de vida en el barrio. Junto a esta sinagoga se encuentra la estatua homenaje a Franz Kafka obra del escultor checo Jaroslav Rona. Y no será la última dedicada al escritor checo que te encontrarás  en tus paseos por Praga. Eso sí, esta se lleva el premio a la más fea, o por lo menos es lo que me parece cada vez que paso por delante..

.Josefov barrio judio de Praga 28

Josefov barrio judio de Praga 04.

Y caminando, casi sin daros cuenta, estaréis entrando de nuevo en Staré Mesto, la Ciudad Vieja de Praga sobre la que se elevan las torres negras de la iglesia de Tynn. Desde aquí os propondré en el próximo artículo un recorrido por Nové Mesto, la Ciudad Nueva de Praga con sus edificios Art Nouveau, sus grandes avenidas y sus museos que nos hablan del esplendor de los últimos años del imperio Austro-Húngaro.

.Josefov barrio judio de Praga 05.

.

Información práctica:

– El Cementerio Judío abre de 9 de la mañana hasta las 14:30 todo el año excepto durante la temporada de primavera-verano, del 27 de marzo al 28 de octubre, que lo hace hasta las 18:00h.

– Tanto el Museo Judío como las sinagogas no abren al público los sábados ni durante los días festivos del calendario judío, que son unos cuantos.

– Las entradas combinadas a las sinagogas y al cementerio se pueden adquirir en las sinagogas Pinkas, Klausen y la sinagoga Española. Entre los tres tipos de entradas combinadas que te vas a encontrar recomiendo la entrada “B” en la que están incluidas la visita a las sinagogas Maisel, Klausen, Española y Pinkas con el Cementerio Judío y la Galería Robert Guttmann. Esta entrada cuesta 300 CZK, unos 12€. Y si quieres tomar fotografías tendrás que aflojar la cartera y pagar otros 70 CZK.

 – Recuerda que un buen Seguro de Viajes te puede ahorrar preocupaciones y resolver muchos problemas. Así que ni lo dudes. Desde aquí te recomiendo MONDO, el seguro de viaje inteligente para viajeros inteligentes.  Además contratando tu seguro desde esta página tienes un 5% de descuento.

.

.

– Si quieres ahorrarte las largas colas que se forman a veces delante de las taquillas, puedes adquirir tus entradas vía Internet. Tus entradas serán válidas durante 7 días.

.

Artículos relacionados:

El centro de Praga más allá de Kafka, cervecerías y relojes astronómicos

Un paseo por Mala Strana, la Ciudad Pequeña de Praga

El Castillo de Praga: todo lo que has de saber para visitarlo

Nové mesto, Art Nouveau en Praga