Sorprendente Stavanger.

La ciudad de Stavanger es conocida sobre todo por ser el lugar de donde parten las excursiones para subir al Preikestolen, uno de los miradores más impresionantes del mundo. Las vistas panorámicas sobre el Lysefjorden son de las que quitan el hipo.

Y de paso incitan a adentrarse en todos y cada uno de los fiordos que se adentran en las costas de Noruega. Pero Stavanger es en sí misma un cúmulo de sorpresas que por sí sola justifica una estancia de varios días para conocer sus museos, su gastronomía o sus barrios decorados con algunas de las mejores obras de Street Art que se pueden encontrar. Desde aquí os aconsejo consultar cualquier información que necesitéis para vuestro viaje a la Oficina de Turismo de Noruega o a la Oficina de Turismo de Stavanger. Desde aquí quiero agradecer todas las atenciones que tuvieron conmigo.

.Puerto de Stavanger 2

StreetArt Stavanger viajesyfotografia 1

Puerto de Stavanger 2 viajesyfotografia.

Ya he hablado en otro artículo sobre Gamle Stavanger, ese encantador barrio portuario que conserva sus viejas casas de madera, sus calles empedradas y un museo de las conservas casi único en su especie. Es una visita obligada que no se pierde ninguna de las personas que desembarcan de los cruceros que atracan en el viejo puerto de la ciudad. Pero aquí os hablaré de esa Stavanger que muchos no llegan a conocer por falta de tiempo o por desconocimiento.

.Gamle Stavanger viajesyfotografia 63.

Stavanger, con 130 mil habitantes, es la cuarta ciudad más grande de Noruega que en total tiene unos 5 millones. Cuando uno viaja a Noruega se da cuenta de que ha aterrizado de lleno en uno de los “Top 10” de los países privilegiados del mundo. Hay una media de 1,7 nacimientos y por cada hijo que nace el estado otorga un año de permiso y sueldo para que el padre y la madre lo distribuyan a su conveniencia. La educación es gratuita así como la Sanidad aunque para evitar abusos por cada visita al médico se pagan 25 Coronas. Pero si vas más de 10 veces o gastas más de 200 Coronas al año en medicinas, no pagas nada. El desempleo se encuentra a unos niveles del 4%. Si has trabajado durante más de un año y por desgracia te quedas en el paro el Estado te paga una prestación sin límite de tiempo en función del sueldo que percibías. Pero casi nadie se aprovecha del sistema porque estamos en una sociedad donde el trabajo y el esfuerzo están bien vistos y muy valorados. A los trabajadores el estado les ingresa en junio una paga extra, la Feriepenger, equivalente a un mes de salario para que se la gaste en sus vacaciones. Y sólo se trabajan por ley 38 horas semanales. Y no, no es un sueño: esta es la realidad que viven los afortunados noruegos. Por eso no me extraña que sonrían tanto….

.Gente de Stavanger viajesyfotografia 1.En Stavanger 5 viajesyfotografia.

Aunque no todo es de color de rosa en Noruega. Aparte de los largos y fríos inviernos, que con el calentamiento global lo son cada vez menos, existe un grave problema de vivienda. En Noruega es más común comprar que alquilar. Y en concreto Stavanger es una de las ciudades más caras del mundo para adquirir una vivienda. Un pequeño piso de 60-80 m. cuadrados puede costar más de 350.000€. Y una casita de unos 100 m. cuadrados en Gamle Stavanger, la friolera de más de 1,5 millones de Euros. A todo esto no os creáis que los sueldos son de multimillonario. Todo esto me lo cuenta Anne Lise Olsson, una profesora de instituto que me encuentro en una de las terrazas del puerto. Ella cobra unas 450.000 Coronas brutas al año de media, unos 48 mil Euros que tras pagar un 27% de impuestos se quedan en 33.000€ netos, unos 2.700€ mensuales. En España el mismo profesor, eso sí, trabajando el doble y en condiciones mucho peores, cobra unos 2.000€. Pero como dice Anne Lise, vive en Noruega, cómprate una casa y haz una vida normal con un salario que tampoco es para tirar cohetes. Eso sí, los salarios que se cobran en la industria del petróleo rondan las 700 mil Coronas anuales por eso Stavanger es una ciudad cara. Un café cuesta 4-5€ y 3 horas de parking casi 10€. Y es que como dicen por aquí, “la Naturaleza en Noruega es lo único que es gratis”.

.El Lysefjorden 1 viajesyfotografia

.

El animado puerto de Stavanger

Precisamente el puerto de Stavanger es el epicentro de la actividad turística de la ciudad. Con el buen tiempo los bares y restaurantes instalados en los viejos almacenes portuarios de la Skagenkaien sacan sus terrazas a la calle. Entonces el puerto se llena de paseantes que desembarcan de los cruceros y toman el sol con la vista puesta en las casas blancas de Gamle Stavanger. O en el casco de hierro pintado de negro del Rogaland, un antiguo barco de pasaje que es una auténtica pieza de museo anclado en el puerto.

.Puerto de Stavanger 3 viajesyfotografia

Puerto de Stavanger 11 viajesyfotografia

Puerto de Stavanger 4 viajesyfotografia

Puerto de Stavanger 64 viajesyfotografia

Calles de Stavanger 13.

Por la noche los bares del puerto se convierten en una animada zona de copas, el lugar ideal para comenzar una noche de fiesta noruega. En una de esas noches me cruzo con Erik, un experto conocedor de los brebajes alcohólicos que me cuenta algunas cosas sorprendentes sobre Noruega y su curiosa relación con el alcohol. Aparte de los altos precios Noruega tiene una política muy restrictiva para su venta. Una lata de cerveza puede costar entre 8 y 10€, una botella de vino barata, unos 12€. Y en las tiendas y supermercados no puedes comprar bebidas que superen los 4,7 grados. Para eso tienes que acudir especialmente a unas tiendas estatales llamadas Vinmonopol ya que el estado tiene el monopolio de su distribución y venta. En Stavanger sólo encontrarás dos de estas tiendas donde podrás comprar tus bebidas preferidas sólo en días de diario hasta las 18h y los sábados hasta las 15h. No puedo evitar preguntarle a Erik a qué se deben tantas restricciones en un país tan liberal. El caso es que los problemas de alcoholismo en Noruega eran una auténtica lacra antes de la II Guerra Mundial. Era normal que trabajadores y estudiantes se gastaran todo su dinero en bebida antes de llegar a mediados de mes. Tras la guerra el estado decidió cortar por lo sano y hasta hoy. Por eso, me dice Erik, no verás a nadie bebiendo cervezas en la calle o sentado en un parque. Socialmente es un acto repudiable. Si te ve la Policía no te detendrá pero te quitará el alcohol que lleves encima y te dará una charla explicativa y moralizante. Pero hecha la ley, hecha la trampa y Erik me comenta que no es raro que la gente se dedique a destilar bebidas alcohólicas en sus casas, cosa que por cierto no está prohibida me dice mostrando una sonrisa cómplice.

La explanada del puerto es también el lugar perfecto para organizar todo tipo de eventos públicos como mercadillos de productos típicos y de venta de comida los fines de semana. Aquí se encuentra el Fisketorget, el mercado de pescado y único lugar donde podrás comprar pescado freso o degustar alguna especialidad noruega como el fiske kage en su animada terraza.

.Puerto de Stavanger 16 viajesyfotografia

Puerto de Stavanger 17 viajesyfotografia

Puerto de Stavanger 81 viajesyfotografia

.

Una excursión al Lysefjorden

Al día siguiente me acerco de nuevo al puerto para tomar un barco de la compañía Rødne Fjord Cruise que hace las excursiones al fiordo Lyse o Lysefjord, el llamado Fiordo de la Luz. Esta es otra de esas cosas que no pueden dejar de hacerse en Stavanger. Tras salir del puerto y dejar atrás la ciudad con sus barcos de empresas auxiliares para la industria del petróleo, nos adentramos entre una serie de canales e islas. Aquí la vida sigue otro ritmo entre cuidadas casas de madera, pequeñas islas cubiertas de bosques y embarcaderos escondidos entre paisajes de rocas.

.Hacia el Lysefjorden 1 viajesyfotografia

El Lysefjorden 11 viajesyfotografia.

Todo en este paisaje trasmite tranquilidad y la sensación de una cuidada belleza. Tras bordear la isla de Adnoy nos adentramos en el Lysefjorden, uno de los fiordos más extensos de Noruega. No solo impresionan sus 42 Km. de largo. Y es que sus paredes caen casi verticalmente desde los 1.000 metros de altura en algunos puntos. El paisaje es tan grandioso que el Preikestolen parece pequeño mientras se asoma al vacío entre las rocas allá arriba. Y cuando el barco pasa bajo una cascada que cae directamente al mar, todos en el barco sonreímos de admiración y felicidad por poder ver algo así. Sencillamente el paisaje es majestuoso.

.El Lysefjorden 8 viajesyfotografia

El Lysefjorden 5 viajesyfotografia

El Lysefjorden 9 viajesyfotografia

.

De la Catedral a las calles del centro

Muy cerca del puerto se encuentra la Catedral o como se llama aquí, la Domkirken. Es el edificio más antiguo de Stavanger y su fecha de su construcción coincide con la fundación de la ciudad a principios del Siglo XII. Ubicada en una pequeña colina está consagrada a la Virgen María y a San Svithum, o San Vito para entendernos. Está construida en una mezcla de estilos románico normando y gótico es uno de los edificios más notables de la ciudad. Desde la Catedral podemos dar un paseo por el parque con un pequeño lago que queda detrás, o perdernos por las recoletas calles peatonales del centro.

.Stavanger 24 viajesyfotografia

Stavanger viajesyfotografia 61
Calles de Stavanger 14
.

Mientras paseo por las cuidadas calles empedradas entre casas forradas de madera, pienso en cómo un país como este ha llegado a tan altos niveles de calidad de vida. Quizás conocer un poco de la Historia de Noruega aclare hasta qué punto este país es producto del carácter de las personas que lo habitan. En 1814 Noruega se separó de Dinamarca tras un conflictivo dominio y estableció una nueva Constitución llamada Grunnloven. Sus preceptos, muy avanzados para la época, se basaron en la tolerancia, la paz y la libertad individual. Y en una fecha tan temprana como 1913 se introdujo el derecho al voto igualitario para hombres y mujeres. Tras independizarse de Dinamarca, Noruega entró en la órbita de influencia de Suecia por la cual el rey sueco lo era también de Noruega. Esta especie de unión se mantuvo hasta 1906 cuando por primera vez Noruega fue realmente independiente poniendo la Corona sobre la cabeza de… un rey danés, el rey Oscar. Un rey que curiosamente ha pasado a la Historia por dar nombre a la marca de conservas de sardinas más famosas del país. El bueno del rey Oscar reinó durante 50 años que se dice pronto, años en los que le tocó vivir la invasión nazi del país ocurrida el 9 de abril de 1940. Ante la potente maquinaria de guerra alemana, Noruega capituló sin ofrecer resistencia. No hay que olvidar que por entonces Noruega era un país pobre que vivía de la agricultura y del comercio de la madera y las conservas. Aún así la resistencia noruega a los nazis comenzó a actuar en 1942. El gobierno títere impuesto por los nazis estaba dirigido por Vidkum Quisling, el personaje más odiado por los noruegos hasta hoy. Quisling fue el responsable de que el gobierno noruego ayudara a los alemanes a la deportación de judíos a Polonia. En algunas calles de Stavanger, frente a algunos portales, se pueden ver (como en Alemania) unas pequeñas placas metálicas con el nombre de las familias judías deportadas que allí vivían. Al finalizar la guerra Quisling fue detenido, encarcelado, juzgado y ejecutado. En Noruega no existía la pena de muerte pero fue introducida en la legislación sólo para ejecutarlo. Fue el primer y último condenado a muerte en la historia reciente de Noruega. Con el paso del tiempo su apellido devino en adjetivo calificativo y cuando un noruego habla de gente despreciable, habla de gente “quisling”.

Subiendo al promontorio más alto de la ciudad me encuentro con una tapa de alcantarilla dedicada precisamente a aquella Constitución que marcó las reglas de igualdad, libertad y respeto que siguen vigentes hoy en Noruega. En este lugar tan visible de Stavanger se encuentra la Torre Valberget, uno de los edificios más destacados de la ciudad. Los incendios, tan frecuentes como devastadores en las ciudades con construcciones de madera, afectaron seriamente a Stavanger a lo largo de su historia. Tanto es así que en 1850 se decidió construir en el punto más alto de la ciudad una torre de vigilancia, la Valberget. Una obra que vació las arcas públicas y casi arruina a la ciudad. Mucha gente piensa que esta es una torre fortificada, pero su única función era mantener una vigilancia constante sobre la ciudad. Los cañones que se ven a sus pies tenían la función de avisar a la población a base de cañonazos. Si se disparaba uno, el fuego era pequeño. Si se disparaban dos la cosa era más grave. Y así sucesivamente. Por aquel entonces todos los habitantes estaban obligados a tener siempre preparados cubos de agua en sus casas. Y en caso de incendio todos debían acudir a colaborar en su extinción. Aún así en 1860 hubo un gran incendio en Stavanger en el que se quemaron 200 casas obligando a reformar la normativa de construcción en la ciudad. Desde entonces las casas se levantaron en piedra o ladrillo y la Torre Valberget dejó de usarse en 1922.

.Calles de Stavanger 17

Torre Valberget Calles de Stavanger.

Esta es la razón por la cual las calles del centro como Skagen y adyacentes conservan pocas casas de madera, a diferencia de las de Gamle Stavanger. Aún así a día de hoy es obligatorio tener un extintor y detector de humos en cada casa. Precisamente la casa más antigua de Stavanger se encuentra por aquí, y es la llamada “Casa Azul”. Construida alrededor del año 1.700 tiene una característica que definía a sus propietarios como ricos muy ricos, y también vanidosos. Las tablas de madera que recubren la fachada no están colocadas en sentido horizontal, sino vertical. Esto supone que cuando se pudren por la humedad y hay que cambiarlas, el gasto es mucho mayor que si sólo hubiera que cambiar las tablas más bajas colocadas horizontalmente. Además el color de la casa combinaba el blanco que era el color más caro de la época con el azul de puertas y ventanas, identificado como color de la monarquía. Vamos, que sus propietarios estaban sobrados de dinero y así se lo mostraban a toda la ciudad.

.Calles de Stavanger 3.

Cuando uno camina por el centro de Stavanger se puede encontrar con historias curiosas como la que llevó a la zona peatonal de la calle Øvre Holmegate a convertirse en Fargegaten la “calle de los colores”. En la década de 1990 una parte del centro se había convertido en una sucesión de negocios cerrados y calles vacías. Para revitalizar la zona a Tom Kjørsvik, un peluquero de esta calle, se le ocurrió en el 2005 contratar a un artista para dar vida a la calle pintando las casas de colores. El caso es que esto animó a otros comerciantes a abrir sus negocios y seguir pintando casas. Cuando visité Stavanger la peluquería estaba pintada de rosa y efectivamente Øvre Holmegate era una de las calles más pintorescas del centro.

.Calles de Stavanger 6271

Calles de Stavanger 7

.

El Museo del Petróleo, el Norsk Oljemuseum

El 23 de diciembre de 1969 plataformas de exploración encontraron petróleo en el mar del Norte. Fue un regalo de Navidad que cambió para siempre la vida de los noruegos. Stavanger siempre ha vivido de lo que el mar le ha dado y en este caso el petróleo la ha convertido en una de las ciudades más ricas de Europa al ser una de las bases de operaciones de las compañías petrolíferas. Y es que el petróleo ha sido un maná de dinero que bien gestionado por los sucesivos gobiernos ha creado un colchón económico y de bienestar en el país. La clave fue crear el llamado “Fondo del Petróleo“. De todo el dinero que ingresa el estado por el petróleo una parte se dedica a rellenar este fondo de garantía destinado a realizar inversiones a futuro por todo el mundo. En Noruega han calculado que tendrán petróleo hasta la década del 2060 y este fondo permitirá mantener los niveles de bienestar en Noruega durante los siguientes 50 años. Desde luego tiempo más que suficiente para reorganizar su economía. Esto sí que es política con mayúsculas y visión de estado a largo plazo. Por cosas así es por las que envidio a los noruegos.

A día de hoy el 25% del PIB noruego está relacionado con la extracción de petróleo. Sin embargo la reciente bajada de los precios ha provocado una importante disminución de ingresos y un aumento del paro en el sector que alcanza la cifra del…4%. No es extraño que con estas cifras de desempleo Noruega se haya convertido en un foco de atracción para emigrantes en busca de oportunidades. A Stavanger llegan sobre todo de Polonia y de los Países Bálticos buscando trabajo en las plataformas petrolíferas del mar del Norte. Es un trabajo muy duro pero que permite ganar un buen salario trabajando en turnos de dos semanas seguidas que se alternan con 3-4 semanas libres. Para entender la importancia de este sector lo mejor es acercarse hasta uno de los museos más sorprendentes en los que he entrado últimamente, el Norsk Oljemuseum. El propio edificio del museo que se asoma al puerto representando una plataforma petrolífera es ya de por sí llamativo, así como el Geoparken, el parque infantil que lo rodea. Si vais con niños pasaréis aquí un buen rato. Todas las atracciones están elaboradas a partir de piezas y objetos relacionados con la industria petrolífera lo que lo convierte en un lugar muy curioso.

.Museo del Petroleo Stavanger 11

Museo del Petroleo Stavanger 14
Museo del Peroleo Stavanger 4

Museo del Petroleo Stavanger 8.

Pero lo mejor está dentro de este moderno museo donde se muestran todo tipo de artefactos e inventos creados para extraer el petróleo del mar. Como os podréis imaginar el museo está lleno de artilugios relacionados con las plataformas petrolíferas. Todos nos ayudan a imaginar y comprender el duro trabajo que supone trabajar y vivir largas temporadas en las condiciones extremas del mar del Norte donde las temperaturas son polares, los vientos salvajes y el oleaje llega a varios metros de altura. Aquí se encuentra entre toda una colección, la corona de perforación de roca más grande del mundo o trajes de buzo especiales para llevar a cabo algunos de los trabajos más duros que se pueden realizar en una plataforma en alta mar. La colección de maquetas de plataformas petrolíferas off-shore, algunas de varios metros de altura, es realmente única. Y eso por no hablar de los submarinos y batiscafos robotizados, o de la cápsula de rescate Whittaker con capacidad para 28 personas. Podrás entrar en ella e imaginar que eres un náufrago a la deriva en el mar del Norte.

.Museo del Petroleo Stavanger 3

Museo del Petroleo Stavanger 6

Museo del Petroleo Stavanger 13

Museo del Petroleo Stavanger 12.

Pero Stavanger no sólo es la capital del petróleo. El nuevo Konserthus es un espacio cultural acristalado junto al mar que ofrece una variada oferta de teatro y conciertos. También el arte y la cultura más vanguardista tienen su espacio y una de sus expresiones más populares es el Festival Nuart de Street Art, el mayor festival de arte urbano del mundo y que cada año redecora las paredes y muros de numerosos edificios de Stavanger.

.StreetArt Stavanger.

Por si fueran pocos atractivos en junio se celebra el Musikk Fest, un festival de música urbano gratuito donde actúan numerosos grupos venidos de toda Noruega. Las calles de Stavanger se llenan de escenarios en una sucesión de conciertos que llenan de música la ciudad. La programación te llevará de un lugar a otro para no perderte ninguna de las actuaciones que se suceden de manera continua, Desde luego es una estupenda manera de celebrar la llegada del buen tiempo.

.Musikk Fest Stavanger 5

Musikk Fest Stavanger 1

Musikk Fest Stavanger 3

Musikk Fest Stavanger 6

Musikk Fest Stavanger 7.

Pero esto no es todo. A finales de julio se celebra el Gladmat, el mayor festival gastronómico de Escandinavia que atrae cada año a centenares de miles de visitantes. Porque Stavanger es la capital gastronómica de Noruega y así lo pude comprobar desde el mismo buffet del desayuno del Hotel Victoria, un clásico en la ciudad que compensa el estilo anticuado de sus habitaciones con una ubicación perfecta junto al puerto, una estupenda atención del personal y un desayuno inolvidable a base de ahumados. Y claro está en algunos de sus mejores restaurantes. Por ejemplo en el Fish&Cow con un plato de salmón braseado con verduras de esos que recuerdas para toda la vida, o su tarta de zanahoria con mandarinas. Y eso por no citar las maravillosas, exquisitas e inolvidables patas de king crab a la plancha servidas en el Renaa Matbaren del multipremiado chef noruego Sven Erik Renaa, un restaurante donde tendrás que reservar con bastante antelación. Os aseguro que la fotografía no hace justicia al inigualable sabor de esas patas de cangrejo. Ya os digo que sólo por volver a probarlas pienso regresar a Stavanger. Y de paso intentar conseguir mesa en el Tango Bar, otro de los restaurantes de lujo más aclamados de Stavanger con unas estupendas vistas al puerto.

.Victoria Hotel Stavanger

Hotel Victoria desayuno Stavanger

Stavanger Fish&Cow 2 viajesyfotografia

Matbaren Stavanger.

Para rematar la visita a Stavanger y despediros de esta ciudad en condiciones os aconsejo acercaros hasta el monumento Sverd i fjell (Espadas en la montaña). Este conjunto arquitectónico formado por tres espadas de 10 metros de alto incrustadas en una roca junto al fiordo Hafrsfjord recuerda la histórica batalla acaecida aquí mismo en el año 872. Tras esta batalla el victorioso rey Harald consiguió unificar Noruega bajo su corona. Es un lugar un poco alejado de la ciudad pero merece la pena acercarse hasta aquí para sentarse a observar el tranquilo paisaje y escuchar el suave rumor del oleaje del mar del Norte. Y por qué no, para recordar a aquellos vikingos que desde el lejano Norte consiguieron establecer una red marítima y comercial que abarcó casi toda Europa durante la Edad Media. Ellos estuvieron aquí.

.Sverd y fjell Stavanger 1.

Y recuerda que un buen Seguro de Viajes te puede ahorrar preocupaciones y resolver muchos problemas. Así que ni lo dudes. Desde aquí te recomiendo MONDO, el seguro de viaje inteligente para viajeros inteligentes.  Además contratando tu seguro desde esta página tienes un 5% de descuento.

.

Artículos relacionados:

En Gamle Stavanger, entre casas de cuento y una vieja fábrica de conservas noruega

Nuart, el mayor festival de Street Art del mundo se celebra en Stavanger

Cómo subir al Preikestolen al atardecer y no acabar perdido por los fiordos noruegos

Por qué subí al Preikestolen por segunda vez en menos de 12 horas

La Ruta Jaeren y los paisajes costeros del sur de Noruega

Sogndalstrand, un lugar único para perderse en la Región Stavanger

Ya es primavera en los fiordos de Noruega: una ruta de 5 días desde Bergen

Oslo: la sostenibilidad define a la capital de Noruega

.