mitad-del-mundo-3571

De Quito a la Mitad del Mundo y sus extraños fenómenos

A unos kilómetros del centro de Quito existe un lugar donde el mundo se divide geográficamente en dos. Donde puedes caminar con un pie por el hemisferio norte y con el otro por el hemisferio sur. Porque aquí estás justo en la mitad del mundo, en la Latitud 0º 0´0¨.

Así lo confirmaron los científicos de la primera Misión Geodésica Francesa que llegó hasta lo que era la Audiencia de Quito en 1736. Entre otros, el objetivo era determinar exactamente la forma de la Tierra. Para ello buscaban establecer por dónde pasaba la línea del Ecuador que determina la posición de los paralelos y la división del planeta en los dos hemisferios norte y sur. Fue precisamente la línea del Ecuador y su asociación geográfica con los territorios de la Audiencia de Quito la que terminó por dar nombre al país tras su independencia de la Corona de España y su posterior separación de la Gran Colombia en 1830.

mitad-del-mundo-3507

A día de hoy la ciudad de la Mitad del Mundo se ha convertido en uno más de los atractivos turísticos de Quito. Aunque si llegas hasta aquí has de saber que hay dos “mitades” del mundo. La expedición francesa liderada por Godin y La Condomine erró en sus cálculos por unos centenares de metros. Así lo confirman las mediciones por GPS hechas en la actualidad.

mitad-del-mundo-3531

Por eso te encontrarás con un gran monumento conmemorativo de la expedición francesa presidido por un globo terráqueo en la Mitad del Mundo. Y con el llamado Museo Inti-ñan, o Camino del Sol, un poco más al norte y que señala por donde pasa exactamente la línea del Ecuador. Todo esto no pasaría de ser una mera curiosidad histórica y científica si no fuera por el hecho de que en sobre esta línea del Ecuador suceden una serie de extraños fenómenos físicos.

mitad-del-mundo-3594.

Etnografía y Física en un mismo lugar

Para llegar hasta la Mitad del Mundo puedes tomar una combinación de autobuses públicos, o un taxi desde Quito tras acordar el precio de la excursión. También puedes recurrir a un tour guiado que después de visitar el centro de Quito te llevará al Museo Inti-ñan y a la Ciudad de la Mitad del Mundo. El Museo Inti-ñan es un lugar curioso levantado en el lugar donde se encontraban unas viejas chozas de madera y palma del S.XIX de la familia Caiza. En una de ellas verás la foto en blanco y negro de Doña Rita Caiza, que dicen murió con 115 años. Todo se conserva en su estado original ya que este es un museo etnográfico sobre algunas de las culturas que habitan el Ecuador.

mitad-del-mundo-3550

mitad-del-mundo-3557

mitad-del-mundo-3532

Aquí descubrirás chozas de las comunidades Huaorani y Kichwas de la Amazonia. También el proceso por el cual los indígenas shuar, más conocidos como jíbaros, realizaban la tradición ancestral de reducción de cabezas. La que verás tras una vitrina es auténtica. También se muestran aquí los antiguos procesos de elaboración textil típicos de las regiones andinas; o la cría de los cuys, esas bonitas cobayas destinadas a acabar en el plato de muchas mesas andinas. Yo lo he probado y su sabor es similar al de la carne de conejo.

mitad-del-mundo-3516

mitad-del-mundo-3515

mitad-del-mundo-3556

mitad-del-mundo-3555

mitad-del-mundo-3551

Pero sobre todo Inti-ñan es un lugar dedicado a la relación de los pueblos indígenas con el sol. Y a los fenómenos físicos que se producen en este lugar. Uno de los más curiosos tiene que ver con el efecto Coriolis por el que el agua gira en un sentido o en otro cuando se va por un desagüe. Aquí veras que el agua gira en el sentido de las agujas del reloj si te sitúas en el lado sur como los ciclones. Pero en el lado norte, gira en el contrario como los huracanes. Y si te sitúas exactamente en el centro el agua sencillamente no gira sino que cae verticalmente. Lo entenderás mejor con este vídeo que grabé allí mismo:

¿Serías capaz de colocar un huevo en equilibrio sobre la cabeza de un clavo sin que se caiga? El único lugar del mundo donde lo conseguirás es situándote exactamente en la línea del Ecuador. Yo no lo logré, pero he visto con mis propios ojos como otras personas sí lo conseguían. Y resulta extraño, muy extraño verlo porque el huevo, efectivamente, se mantiene sobre la cabeza del clavo. Son las curiosidades de un lugar que cada día ve pasar a centenares de turistas.

mitad-del-mundo-3533

mitad-del-mundo-3545

.

La ciudad de la Mitad del Mundo

Tras salir del Museo la visita continúa unos centenares de metros más allá, en el lugar donde se encuentra el monumento de la Mitad del Mundo. Aquí se rinde homenaje a los miembros de la Misión Geodésica con una avenida flanqueada por los bustos de sus diferentes miembros. Y un enorme monolito cuadrado de piedra de 30 metros de altura coronado con un globo terráqueo.

mitad-del-mundo-3574

Una línea amarilla atraviesa la construcción de Este a Oeste señalando el lugar donde se creyó hasta hace poco que estaba la línea del Ecuador. Aquí es donde todo el mundo se hace la foto con un pie a cada lado del Mundo. Y verá que a veces pasan fenómenos extraños. Como el de verte impulsado por una fuerza desconocida que te hace perder el equilibrio y casi te tira al suelo al situarte sobre la línea. Como con lo del huevo, a unas personas les pasa y a otras no.

mitad-del-mundo-3602

Aquí también encontrarás algunas tiendas de recuerdos y artesanías además de un museo sobre las distintas regiones y etnias de Ecuador. También podrás subir (pagando) hasta la terraza del monolito de piedra para disfrutar del paisaje.

Sí, lo reconozco. Esta visita puede parecer una turistada, pero tengo que reconocer que no está nada mal para pasar un buen rato. Y la verdad resulta hasta sorprendente. Si vienes a Quito y tienes tiempo suficiente no lo dudes. Es un lugar para disfrutar con sus “fenómenos extraños”.

mitad-del-mundo-3625

.

Artículos relacionados:

La Iglesia de la Compañía de Quito, el Barroco americano en su máxima expresión

Semana Santa de Quito: penitencia, dolor y fe

El Arrastre de Caudas, una ceremonia única en el mundo