coney-island-022531

Playa, música, parques de atracciones y perritos calientes en Coney Island.

Si vais en verano a Nueva York y no visitáis Coney Island os estáis perdiendo uno de los lugares más frikis de la ciudad. Aquí la playa no es lo más interesante, sino el ambiente que se respira, se siente y se oye. Porque todo el melting pot cultural y humano que conforma Nueva York está representado en esta playa.

En Coney Island blancos, afroamericanos, hispanos y asiáticos pasean, toman el sol, comen hot dogs, bailan al ritmo de músicas improvisadas y se divierten en el Luna Park. Aquí se viene a disfrutar y aunque al principio lo que te vas a encontrar puede resultar chocante, no deja de ser un lugar realmente interesante. Para encontrar Coney Island en su máximo esplendor os aconsejo acercaros durante los calurosos meses de verano. Y durante el resto del año en cualquier fin de semana en el que haga buen tiempo. Así podréis disfrutar de las terrazas de los restaurantes (por llamarlos de alguna forma) con vistas al paseo. O daros una vuelta hasta el final del muelle de casi 300 metros de largo sobre el Atlántico donde suelen pasar el rato los pescadores.

coney-island-011145

coney-island-9217

.

Pero ¿qué es Coney Island?

Para empezar tengo que decir que Coney Island no es una isla, aunque sí está en una isla, concretamente en Brooklyn al sur de Long Island. Aquí se encuentran también Queens, Huntington y los Hamptons. Y desde el centro de Manhattan tardarás unos 45 minutos en llegar en metro usando las líneas D,F,N y Q.

Al salir de la estación dirígete hacia Surf Avenue. Justo enfrente te encontrarás con uno de los locales de comida rápida más famosos de Nueva York: el Nathan´s, donde sirven los perritos calientes (hot dogs) más famosos de la ciudad desde hace más de 100 años. Este lugar es parada obligatoria aunque a veces las colas para pedir un perrito caliente son bastante largas. Afortunadamente en su menú también encontrarás bocadillos de pescado, langosta, platos de gambas, cangrejos fritos y ancas de rana. Sí, como lo oyes, ancas de rana rebozadas. Este enorme local es el original, aunque luego paseando por la playa encontrarás otro con mesas donde sentarte con vistas al paseo marítimo. Por cierto, los perritos calientes no están nada mal.

coney-island-033347

coney-island-004534

.

El paseo playero y el Luna Park

Avanzando hacia la playa verás que estás rodeado de montañas rusas, torres iluminadas por una infinidad de bombillas y neones. Es el Luna Park, uno de los parques de atracciones más antiguos de los Estados Unidos. La familia Tilyou abrió este parque en 1897 y desde su inauguración Coney Island se ganó el apelativo de ser la mayor zona de diversión del país. Sobrenombre que le duró hasta que se levantó la ciudad de Las Vegas en el desierto de Nevada. Pero del Luna Park hablaré más adelante.

coney-island-011659

coney-island-012350

Nada más poner los pies sobre el suelo de madera del paseo marítimo os veréis rodeados de una multitud de gente. Pero lo más impactante son los estímulos sonoros: los diferentes idiomas que se oyen hablar, las músicas y ritmos que suenan aquí y allá, el traqueteo de las atracciones del Luna Park, los gritos que llegan desde las montañas rusas y las atracciones de feria. Todos los sonidos mezclados conforman una banda sonora única que te sumerge de cabeza en el ambiente del paseo. Aquí verás gente bailando, cantando y tocando todo tipo de instrumentos. Y escucharás música latina, afro, groove, tech-house, disco… Si lo que te gusta es bailar, anímate porque aquí se baila en pleno paseo playero.

Por supuesto hay gente muy colgada, fumetas, vagabundos y demás. Pero en general nadie se mete con nadie, el ambiente es apacible y predomina las sonrisas. Quizás porque Coney Island es un lugar también muy familiar con muchos niños corriendo por todas partes. Aún así el desfile de personajes extraños es digno de mención. Con este vídeo te harás una idea de lo que Coney Island puede ofrecerte.

En uno de los extremos de la playa se encuentra el Acuario de Nueva York. Pero la gran atracción familiar es el Luna Park, el parque de atracciones que se llena de familias dispuestas a pasar un buen rato. Aquí encontrarás desde una gran noria a montañas rusas como Cyclone, la madre de todas las montañas rusas de los USA inaugurada en 1927. Subirse aquí supone un cúmulo de sensaciones únicas, sonidos, traqueteos, giros imposibles y caídas que te harán perder el aliento. En cualquier momento parece que toda la estructura se vendrá abajo, pero ahí está aguantando el paso del tiempo camino del siglo de existencia. La Soarin Eagle es otra montaña rusa más moderna en la que vas tumbado boca abajo con unos giros brutales que provocan fuerzas G propias de un caza a reacción.

coney-island-011323

coney-island-021456

coney-island-023128

También disfrutarás de pérdidas gravitatorias en la Astro Tower rodeado de sus más de 5.000 bombillas. Además es el lugar perfecto para ver Coney Island desde lo más alto. Zenobio y Sling Shot son también atracciones muy potentes para “disfrutar” del paisaje si es que te atreves a abrir los ojos. También encontrarás las típicas atracciones de feria como el carrousel, juegos de arcade, sitios para comprar algo de comer, tiendas y mucho más. Por unos 30 dólares podrás comprar el pase para un día concreto y podrás subirte a todas las atracciones las veces que quieras.

coney-island-024046

coney-island-023647

coney-island-023201

.

Coney Art Walls

Y para terminar no olvidéis pasaros por Coney Art Walls, un museo al aire libre de Street Art al estilo de Wynwood Walls en Miami. Se encuentra en  la Stillwell Avenue, justo detrás del Nathan´s original y adyacente al Luna Park. Aquí encontrarás hasta 35 grandes murales además de puestos de comida y bebida. En un espacio abierto entre los muros se organizan en verano actividades al aire libre y por la noche sesiones de DJ´s y conciertos. Aunque hay obras que permanecen con el paso de los años, otras se van actualizando. Es lo que tiene el Street Art, que es efímero aunque tengo la convicción de que muchas de estas obras deberían estar en museos de arte moderno. La pena es que Coney Art Walls sólo abre durante el verano hasta septiembre.

coney-island-032917

coney-island-031256

coney-island-031824

coney-island-032157

Después de ver todo esto comprenderéis por qué Coney Island es uno de los lugares favoritos de los neoyorkinos para pasar los días de verano o los fines de semana. Es un lugar un tanto friki, pero su ambiente, su colorido y la energía que desprende hacen de Coney Island una visita muy recomendable para aquellos que quieran algo más que ver además de lo que no te puedes perder en Nueva York.

coney-island-025954

Y no olvides que si viajas a los USA una de las primeras cosas que tienes que hacer es contratar un buen seguro de viajes con las mejores coberturas como el de MONDO. Recuerda que un buen seguro te puede ahorrar muchas preocupaciones, sobre todo en los Estados Unidos donde los costes sanitarios son prohibitivos. Desde aquí te recomiendo MONDOel seguro de viaje inteligente. Además contratándolo directamente desde aquí, tendrás un 5% de descuento.

.

Artículos relacionados:

Todo lo que no te puedes perder en Nueva York

Wynwood Walls o como el Street Art trasformó el centro de Miami