La Reunión, la isla intensa.

La Reunión huele a cúrcuma, canela, caña de azúcar y al perfume de flores desconocidas. A selva tropical, a helechos gigantes, palmeras, jacarandas y buganvillas. Sus paisajes, como sacados de Parque Jurásico, están salpicados de circos y montañas cubiertos de verde, de cascadas, volcanes activos y lagunas coralinas de aguas celestes. La Reunión es la Francia tropical y amable hecha realidad.

la-reunion-laguna-coralina

la-reunion-salazie

la-reunion-atardecer

La isla de la Reunión es una tierra de aventuras y un paraíso natural lleno de sorpresas. Aquí podrás perderte recorriendo algunas de sus muchas rutas de trekking, te despertarás con el canto de gallos al amanecer y disfrutarás del vuelo y el canto de infinidad de pájaros de colores. O te bañarás rodeado de peces tropicales y verás a las ballenas jorobadas saltando frente a ti desde la costa.

Pero eso no es todo. Aquí encontrarás a gente de diferentes culturas viviendo en armonía, en un lugar donde se mezclan la selva y el mar, además de los colores, los aromas y sabores de África y del Índico. Es en esa fusión de procedencias de Europa, África y Asia donde se encuentra el origen de la cultura creole que caracteriza a La Reunión.

Suena idílico ¿verdad? Así lo creen los miles de franceses que huyen de la metrópoli para venir a vivir aquí y decirte que no piensan regresar. Y también los miles de turistas que se pierden por sus playas y sus aldeas creoles casi incomunicadas dispersas por la inmensidad de sus circos interiores. Pero en La Reunión, como en muchas islas de un tamaño relativamente pequeño, también hay problemas. Precisamente la masificación provocada por ese “efecto llamada” es el mayor de ellos ya que ha hecho aumentar su población hasta casi rondar el millón de habitantes.

Las autopistas en los alrededores de su capital, Saint Denis, y de otras ciudades de la costa oeste se convierten en una pesadilla de interminables atascos en las horas punta. Los precios de la vivienda están disparados por la escasez de oferta. Y los precios de los hoteles, restaurantes y servicios turísticos no son precisamente baratos. Porque aquí casi todo hay que importarlo de la Francia continental. Todo esto provoca una serie de desigualdades sociales atenuadas por las ayudas sociales y económicas provenientes del estado, y por el ambiente relajado e isleño con el que se vive aquí.

Viajando a La Reunión

La Reunión es una isla de origen volcánico situada en el océano Índico, a unos 800km. al este de Madagascar y muy próxima a isla Mauricio. Administrativamente, es una región y departamento francés de ultramar, lo que se conoce como DOM-TOM. Así que aquí te encontrarás como en Francia, con el Euro como moneda, con la misma red de telefonía, con las mismas tiendas, bancos y supermercados, el mismo sistema político, de educación, sanidad, etc. Eso sí, para venir aquí te pedirán el pasaporte.

Internet en La Reunión

Si durante tu viaje por La Reunión quieres tener conexión a Internet sin problemas, te recomiendo comprar una e-Sim para activarla en tu smartphone. Además, tendrás un 5% descuento usando el código «VIAJESYFOTOGRAFIA«

La Reunión es para los franceses como para los españoles las islas Canarias, o para los norteamericanos las islas Hawai, islas con las que guarda ciertas similitudes. Y aunque La Reunión es una isla francesa y su idioma oficial es el francés, te encontrarás con que una gran parte de la población habla también el criollo propio de la isla. Y si no hablas francés, ánimo y quizás te puedas hacer comprender en inglés. Aquí la gente es mucho más amable y simpática que en la «Metropole» y se esforzarán por entenderte.

¿Por qué La Reunión es una parte de Francia?

Hacia 1500 los portugueses ya sabían de la existencia de esta isla. Sus primeros viajes hacia Asia rodeando el continente africano los llevaron a cartografiar y establecerse en puntos comerciales a lo largo de África y el Índico. Sin embargo, hacia 1650, fueron los franceses quienes empezaron a utilizar La Reunión como base de abastecimiento para sus barcos de la Compañía Francesa de las Indias Orientales. Con los franceses llegaron árabes, malgaches y africanos. Muchos de ellos como mano de obra esclava para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar. Muchos de estos esclavos se fugaron a los rincones más remotos e inaccesibles del interior de la isla creando asentamientos que todavía hoy permanecen aislados.

Tras la abolición de la esclavitud y la apertura del Canal de Suez a finales del XIX, La Reunión perdió gran parte de su importancia como puesto comercial avanzado. Así que los franceses comenzaron a traer indios de la etnia tamil para seguir manteniendo la producción de azúcar. Sus descendientes, conocidos como “malbars” ya que la mayoría provenían de la costa de Malabar al oeste de la India, mantienen su religión y parte de sus costumbres. Por eso te encontrarás con templos tamiles repartidos por la isla, como los de Saint-Andre, o los de Piton Saint-Leu.

la-reunion-templo-tamil

Aún así la producción de azúcar no pudo evitar una lenta decadencia y el empobrecimiento de la isla. A día de hoy, La Reunión centra también sus esfuerzos en el desarrollo del turismo, aunque sigue siendo un lugar remoto con su propia cultura e idioma creole. Y donde las desigualdades económicas y sociales siguen estando a la orden del día.

La cultura de la caña de azúcar

Una gran parte de la superficie cultivable de La Reunión está salpicada de plantaciones de azúcar. Las encontrarás sobre todo en la parte oeste más seca y soleada que el lado este. Tradicionalmente la caña de azúcar ha marcado la historia, la economía y la sociedad de La Reunión. Para su cultivo se trajeron los esclavos africanos, se talaron grandes extensiones de selva, se extrajeron cantidades ingentes de coral, y se levantaron complejos azucareros que se fueron modernizando con el paso del tiempo. Todavía hoy existen varias de estas factorías en funcionamiento.

la-reunion-plantaciones

Si quieres visitar una de estas factorías convertidas en museo te recomiendo acercarte hasta el museo Stella Matutina, muy cerca de Saint-Leu. Aquí encontrarás la maquinaria pesada utilizada, paneles informativos y fotografías que te relatan la historia de este cultivo y sus consecuencias sociales y económicas en La Reunión.

Por cierto, parte de la melaza era y es utilizada para la fabricación de ron. Pero desgraciadamente los rones que he probado en La Reunión eran pésimos, y carísimos. Tanto es así que el ron más vendido es el llamado “rhum arrangé”, el ron arreglado, al que le añaden diversas frutas para disimular su pésimo sabor.

Cómo moverte en La Reunión

Como a cualquier isla alejada de Europa, la forma más fácil de llegar es en avión. Desde París, Lyon o Marsella hay varias compañías que ofrecen vuelos directos o con escalas. Una vez en La Reunión te recomiendo alquilar un coche en el mismo aeropuerto. La orografía de la isla es muy complicada y los transportes públicos ofrecen servicios limitados. Por lo tanto, este es uno de esos lugares donde disfrutarás de la independencia y libertad de movimientos que te da tener un vehículo propio.

En general las autopistas y las carreteras de la isla son buenas. Pero como he dicho, el medio físico impone que las carreteras, sobre todo del interior, estén repletas de centenares de curvas, atraviesen estrechos desfiladeros y crucen por decenas de pequeñas poblaciones. Todo esto hará que las distancias, que a priori parecen cortas en el mapa, conviertan cualquier recorrido en un viaje que se puede prolongar horas.

la-reunion

¿Cuándo viajar a La Reunión?

El clima de la Isla de la Reunión se divide en dos temporadas:

  • El verano austral, cálido y húmedo, que va de noviembre a abril. Con altas temperaturas que superan de forma casi constante los 30º. Es la época de lluvias y también de los ciclones.
  • El invierno austral se prolonga de mayo a octubre. Esta es la más recomendable ya que es la estación más seca, y también la menos calurosa. Lo bueno es que las temperaturas siguen siendo muy agradables y podrás bañarte sin problemas en su laguna coralina. Aunque en parte de la isla la vegetación se seca, para mi es la mejor época. Además coincide con la migración de las ballenas.

Por otra parte, vayas en la época que vayas, te aconsejo una estancia de al menos 2 semanas. Hay tantas cosas que hacer en La Reunión que apenas tendrás tiempo de conocer sus lugares más emblemáticos. Y es que aquí es imposible aburrirse. Sobre todo disfrutando de paisajes como estos.

la-reunion-cascadas

la-reunion-playas-costa-oeste

La geografía de La Reunión

La orografía de La Reunión ha propiciado que los principales núcleos de población se distribuyan cerca de la costa. El interior, presidido por las alturas del Piton de Neige de 3070 m., se caracteriza por sus alturas montañosas. Aquí se encuentran los 3 grandes circos de la isla, Salazie, Cilaos y Mafate, cuyos valles están cubiertos de bosques tropicales, altas escarpaduras, barrancos, ríos y cascadas. Este es el paraíso de los senderistas ya que sus aisladas poblaciones, antiguo refugio de los esclavos huidos, son sólo accesibles a pie o en helicóptero.

la-reunion-mapa

Aquí podrás caminar durante días descubriendo paisajes casi primigenios y descansar en sus casas de huéspedes de estilo criollo. Gran parte del centro de la isla forma parte de un gran Parque Nacional, Patrimonio de la Humanidad, que ocupa el 40% de La Reunión. El sur de la isla es territorio volcánico, pues aquí se encuentra uno de los volcanes más grandes y activos del planeta, el Piton de la Fournaise con 2600 m. de altura. Son paisajes con grandes llanuras de arena volcánica, cráteres durmientes y coladas de lava que llegan hasta el mar.

la-reunion-volcan

la-reunion-rocas-basalticas

Por otra parte, el lado este que da al Índico, es mucho más húmedo que el lado oeste, donde se concentran casi todos los centros turísticos de importancia. Es precisamente en el lado oeste donde encontrarás las mejores playas de la isla protegidas por una barrera coralina que forma una gran laguna de aguas turquesas.

Como podéis ver, una mezcla de diferentes paisajes que hacen de La Reunión un concentrado visual de volcanes, selvas, cascadas, sabanas, playas y montañas. Una auténtica delicia para los amantes de la Naturaleza y de los paisajes grandiosos.

la-reunion-bosques

¿Es seguro viajar a La Reunión?

Cuando vengas aquí descubrirás que estás en un lugar donde predomina un ambiente tranquilo y relajado (salvo en los atascos de las horas punta). Con la excepción de su capital Saint Denis y algún otro núcleo urbano, el resto de La Reunión es pura tranquilidad y buen rollo entre la gente.

El único peligro puede venir de las tortuosas y estrechas carreteras plagadas de centenares de curvas sin arcenes que llevan a los circos y a determinados lugares del centro de la isla. Aquí son frecuentes los accidentes por salirse de la calzada. Por otra parte, si vas a hacer senderismo, algo a lo que vienen la mayoría de los turistas, has de saber que hay rutas complicadas. Son caminos estrechos y de gran pendiente que bordean laderas de montañas casi verticales donde puedes “disfrutar” de esguinces, torceduras, golpes de calor y caídas por tropezones en las piedras.

la-reunion-salazie-2

TIP.- Antes de lanzarte a caminar por los senderos de las islas comprueba antes su nivel de dificultad, distancias, etc. En todas las oficinas de turismo encontrarás mapas con las rutas y sus características para que puedas planificarlas con antelación.

Un viaje a La Reunión implica muchas actividades de aventura. Asi que te recomiendo viajar con un Seguro de Viajes que incluya las coberturas más completas para ahorrarte preocupaciones y muchos problemas. Por eso te recomiendo MONDO. Es el que utilizo siempre. Además si lo contratas directamente desde aquí, tendrás un 5% de descuento.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es viajeros_y_fotografia_336x170.gif

Descubriendo la isla de La Reunión desde un helicóptero

La Reunión es una isla de geografía tan complicada que resulta complicado hacerse una idea de lo que nos vamos a encontrar. Por eso os recomiendo, a pesar de su precio, contratar un viaje en helicóptero en alguna de las compañías que ofrecen estos servicios. El viaje de casi una hora por los lugares más emblemáticos de la isla ronda los 300-350 euros, pero os aseguro que la experiencia merece mucho la pena.

He volado en helicóptero en otros lugares como Nueva York o el Gran Cañon del Colorado, pero pocas veces he disfrutado tanto. Y eso que me tocó el peor asiento, el del centro junto al piloto, con el tablero de instrumentos justo delante tapando el paisaje. Aun así es la mejor forma de hacerse una idea de los espectaculares paisajes que ofrece esta isla, muchos de ellos casi inaccesibles e imposibles de ver si no es desde el aire..

Todas las compañías ofrecen rutas y precios similares, así que es cuestión de que compares y veas la disponibilidad de fechas porque es una actividad muy demandada y hay que reservar con antelación.

TIP.- La compañía de helicópteros Corail tiene los ventanales de los helicópteros más grandes que los de otras compañías. Pero vueles en la compañía que vueles, intenta que no te toque el asiento del medio junto al piloto.

La Reunión y sus imprescindibles

Hay tantas cosas que ver y hacer en La Reunión que resulta difícil hacer un resumen. Siempre se va a quedar algún lugar maravilloso por conocer. Como ya he dicho, la geografía de la isla va a marcar tu viaje. Así que, para empezar, te recomiendo que repartas tu estancia entre diferentes zonas para evitar minimizar los desplazamientos y perder tiempo. Además, conocerás más a fondo los lugares que vas a visitar.

Encontrarás la información de esos lugares que no te puedes perder en un viaje a La Reunión aquí, en :

«Lo mejor de La Reunión, el paraíso francés en el Índico«.

Artículos relacionados:

Lo mejor de La Reunión, el paraíso francés en el Índico

En este blog podrás encontrar publicidad de empresas y algunos links de afiliados ¿Qué significa esto? Si utilizas alguno de estos links para adquirir algún servicio (seguros, contratar actividades…). No te costará más caro e incluso obtendrás descuentos. Es una manera de ayudarme a seguir aportando información de viajes al blog ¡Muchas gracias!