agua-clara_6433

.

.

Una obra única: la ampliación del Canal de Panamá

.

El Canal de Panamá es una maravilla de la Ingeniería. Una obra sin igual donde se aúnan el esfuerzo, el ingenio y el tesón del que son capaces los seres humanos cuando ponen todo su empeño en algo. A pesar de que lo he visitado varias veces no dejo de asombrarme el tránsito de todo tipo de buques por medio de la selva tropical. Trasatlánticos, cargueros, portacontenedores, buques gasísticos, militares…Todos están sometidos a un estricto orden de llegada y de paso, al pago de tasas de muchos miles de dólares y al vaivén del sube y baja de las esclusas de Miraflores y Gatún. Y ahora también las nuevas de Cocolí en el Pacífico y Agua Clara en el Atlántico. Un tránsito imparable que supone el ahorro de miles de Km. de circunnavegación por América del Sur entre el Atlántico y el Pacífico. Y un importante ahorro de costes para las Navieras en tiempo y dinero.

.canal-de-panama_9500.

Así ha funcionado el Canal durante los últimos 102 años. Pero como comentaba ya en mi artículo sobre el Canal de Panamá, en mis últimas visitas todo parecía inmerso en una actividad frenética. Se estaban excavando y construyendo dos nuevos juegos de esclusas, se estaban dragando los cauces de navegación y el canal del Corte Culebra. En la selva que rodea al Canal todo parecía patas arriba. Había excavadoras, camiones, tierra removida, grúas, trabajadores y maquinaria por todas partes. Se estaba materializando la consecución del gran sueño de los panameños: la de la ampliación del Canal de Panamá 100 años después de su inauguración.

.canal-de-panama_9319

canal-de-panama_9518.

Lo cierto es que la idea de la ampliación llevaba muchos años rondando en la cabeza de los administradores del Canal. Tras años de estudios por parte de la Autoridad del Canal la Propuesta para la ampliación del Canal de Panamá fue sometida a votación popular y aprobada por mayoría de los panameños en el 2006. Un proyecto que duplicaría la capacidad de tránsito de mercancías por el Canal y que supondría una inversión de casi 6.000 millones de dólares.

Por fin las obras iniciadas el 3 de septiembre del 2007 se concluyeron con 2 años de retraso y polémicas por el sobrecoste de esta gigantesca y compleja obra. El 26 de junio del 2016 el Cosco Shipping Panama, un buque chino de tipo Neopanamax, cruzó por primera vez las nuevas esclusas de forma oficial tras abonar 550.000$. Quedaba inaugurada así una nueva época para Panamá y su principal fuente de ingresos.

.img_mapa-ampliacion-espanol.panamax_panama_canal

.

Una visita previa a las obras de las esclusas de Cocolí

Los trabajos de construcción de la ampliación del Canal fueron asignados a un consorcio internacional liderado por la empresa española Sacyr. Gracias a una invitación pude visitar brevemente las obras de las esclusas de Cocolí unas semanas antes de su inauguración. Las esclusas estaban terminadas así como las tinas de agua. Las últimas compuertas de acero en su ubicación definitiva y se estaban probando todos los sistemas. Las fotografías tomadas desde el fondo de las esclusas unos meses antes mostraban un inmenso canal forrado de hormigón en el que sobresalían las compuertas de acero. Reproduzco aquí esas imágenes.

.
ampliacion-canal-20161020-wa0066

ampliacion-20161020-wa0075.

La actividad era intensa en la sala de control en la torre. Puede visitar la maquinaria que mueve las compuertas y ver el sistema de grandes poleas que las retrae en el dique dejando la vía libre en las esclusas. Allí me explicaron que el agua de las tinas que rellena las esclusas no necesita ser bombeada. Se había ideado un sistema hidráulico para que el agua se moviera de unas a otras por gravedad a través de tuberías y conductos subterráneos sin necesidad de motores o bombas. Como anécdota me informaron que una de las causas técnicas del retraso en las obras fue que el hormigón no fraguaba a la velocidad normal debido al intenso calor y humedad. La solución pasó por construir una gran fábrica de hielo para utilizar ingentes cantidades en el fraguado del hormigón.

.canal-ampliacion-wa0049

canal-ampliacion-wa0020

Canal ampliacion-wa0006

canal-ampliacion-wa0082.

A pesar de las dificultades todos los técnicos se mostraron orgullosos de su trabajo, una de las mayores y más complejas obras civiles llevadas a cabo jamás. También flotaba en el ambiente algo de frustración por la incomprensión mostrada en los medios de comunicación. Sobre todo por los españoles, que en vez de poner en valor el inmenso trabajo realizado se dedicaron a hacer sangre con los sobrecostes y el retraso de las obras. Ha faltado información clara, o se ha dado mal o no ha interesado publicarla. Para haceros una idea de lo que supuso poner orden y coordinación en el maremagnum de trabajadores, planos y obras quiero mostraros esta imagen que encontré en la web de la Autoridad del Canal de Panamá. Para mí expresa mejor que muchas otras la complejidad de unas obras de la que los panameños y muchos extranjeros se sienten orgullosos.

.ampliacion-2013-10-02-jc-0077

.

Las esclusas de Agua Clara

Son las 9 de la mañana y tras una hora y cuarto de autopista de viaje desde Ciudad de Panamá me encuentro en el lado atlántico del país. Voy camino a las nuevas esclusas de Agua Clara ubicadas junto a las de Gatún. Hay un enorme buque portacontenedores entrando ya en la primera esclusa de las tres que tiene este nuevo juego de esclusas recién inaugurado. Me doy prisa para llegar cuanto antes al mirador y no perder detalle del paso del barco.

De lo primero que me doy cuenta es de que han construido el mirador demasiado lejos. En el de Miraflores ves pasar a los barcos a unos metros mientras saludas a los marineros que se asoman curiosos. La sensación de cercanía a los barcos convierte la experiencia en algo mucho más intenso. En cambio en el de Agua Clara casi tienes que usar prismáticos. Tanto es así que los han instalado. Todo es más aséptico, más lejano. El visitante queda tan distanciado que deja de ser un poco protagonista para convertirse en mero espectador.

.agua-clara_6312.

El portacontenedores ya está en la primera esclusa casi oculto por la torre de control. Teniendo en cuenta que cada esclusa mide 427 metros de largo, el barco se encuentra a casi un Km. de distancia. Eso sí, desde el mirador se puede ver todo el conjunto del nuevo juego de esclusas. En Agua Clara son 3 más sus respectivas tinas de reutilización de agua, 3 por cada esclusa. Este sistema permite ir trasvasando el agua de esclusa en esclusa permitiendo reutilizar hasta el 60% del agua utilizada. También se ve a la izquierda la entrada al lago Gatún, a la derecha el Atlántico y al fondo el paso de los barcos por las antiguas esclusas que siguen en funcionamiento.

.agua-clara_6318_2200x683

agua-clara_6332

agua-clara_6328.

A diferencia de las antiguas, en las nuevas esclusas los barcos no son ayudados por locomotoras sino por remolcadores. En este caso son nuevos y fueron construidos en Asturias como parte del programa de ampliación.

.agua-clara_6436.

Lo que sí se ha mantenido en este nuevo mirador es la presencia de locutores que cuentan en directo todo lo que está pasando: los datos del barco, curiosidades sobre el Canal, si viene un colegio con niños da recomendaciones de seguridad, avisa del comienzo del pase de la película, saluda a los extranjeros de visita… Y todo en español e inglés. El locutor, que a veces veréis con su micrófono en el mismo mirador, es de lo mejor de esta visita. Al tiempo que ameniza la larga espera, aporta información práctica sobre lo que está sucediendo.

Ha pasado media hora y el portacontenedores sigue en la primera esclusa. El proceso de llenado permite subir poco a poco al barco hasta el nivel del lago Gatún. Pero todo va mucho más lento que en las antiguas esclusas debido al tamaño de los barcos Neopanamax o Postpanamax que pueden trasportar el doble de carga que los que pasan habitualmente por el Canal. Así que me voy a la sala de proyecciones para ver la película sobre la ampliación del Canal. En un vídeo de unos 13 minutos te cuentan la historia del Canal desde sus inicios y no está mal para darse cuenta del ingente proyecto que se ha desarrollado para su ampliación. Aún así echo de menos imágenes más espectaculares y un poco más de profundidad en el contenido. Al fin y al cabo esta ha sido la mayor obra de ingeniería de los últimos años en el mundo. Cuando salgo al exterior el Europe, que así se llama el portacontenedores, está a punto de acceder a la segunda esclusa.

.agua-clara_6349

agua-clara_6362.

Las puertas rodantes de las esclusas se retiran dejando paso al remolcador y al gigantesco barco de 333 metros de largo por 41 de ancho. Cargado con 10.000 contenedores hace este viaje desde Estados Unidos a China. Es como ver al comercio mundial de las dos mayores potencias del planeta pasando delante de mis narices. El Europe es gigantesco. Su puente queda a la altura de la torre de control y aún así en la esclusa queda sitio libre para barcos todavía más grandes.

.agua-clara_6368

agua-clara_6402.

Todo trascurre con gran lentitud. Me voy a tomar un café a la cafetería restaurante ubicada en la parte superior del mirador con vistas al lago Gatún. Allí algunos barcos están esperando a que pasen los barcos que vienen en sentido contrario para iniciar su tránsito por el Canal hacia el Pacífico.

.agua-clara_6444

agua-clara_6448.

Me lo tomo con calma aunque el cielo se está oscureciendo y amenaza lluvia. Mientras que por las antiguas esclusas siguen pasando unos 40 barcos diarios, las nuevas tienen capacidad para 10 de los grandes Neopanamax. Esto da una media de más de 2 horas para que pase cada barco. Se calcula que la puesta en marcha de las nuevas esclusas evitará la emisión de unos 160 millones de tn de CO2 en los próximos 10 años. Disminución que viene de acortar los viajes entre el Atlántico y el Pacífico varios miles de Km. con el consiguiente ahorro de combustible.

.agua-clara_6438

agua-clara_6405.

Vuelvo a acercarme al mirador para ver como el Europe ya está en la tercera esclusa. Las gigantescas compuertas de unos 30 metros de altura comienzan a retirarse y el Europe se adentra lentamente en el lago Gatún ya en el Canal de Panamá. Desde aquí le esperan entre 10 y 12 horas más hasta llegar a las siguientes esclusas. En el caso serán las nuevas de Cocolí en el lado del Pacífico. Allí repetirá de nuevo todo el proceso, esta vez para descender hasta el nivel del mar y seguir su ruta hacia China. En apenas 16 horas habrá recorrido el equivalente a la circunvalación de América del Sur por el Cabo de Hornos. Mientras el locutor cuenta todo esto los visitantes empiezan a repartirse por las zonas verdes para sentarse a una mesa y tomar algo. Y por supuesto, los niños del colegio siguen corriendo de un lado a otro del complejo a pesar de las advertencias o peleándose entre risas por asomarse a unos prismáticos. Como debe ser.

La vida sigue en Panamá al ritmo de su Canal.

.agua-clara_6417

agua-clara_6497

agua-clara_6470

agua-clara_6478

agua-clara_6491

agua-clara_6495

agua-clara_6475

.

Conclusión

Además de los barcos, el restaurante, el cine y una tienda de recuerdos, poco más hay que ver en el mirador de Agua Clara. Echo en falta una exposición de vídeos y fotografías sobre el proceso de construcción de las nuevas esclusas. Aquí trabajaron casi 40.000 personas a lo largo de 9 años y se ha empleado el acero equivalente a unas 20 torres Eiffel, además de 4,4 millones de metros cúbicos de hormigón. Se han instalado 16 compuertas de acero de entre 23 y 33 m. de alto por 57 de largo y casi 11 de ancho con un peso que oscila entre las 2.000 y las 4.000 toneladas cada una. Sólo traerlas desde Italia donde se fabricaron y colocarlas en sus respectivos nichos de hormigón ha sido toda una proeza técnica. Aquí os dejo este vídeo de la Autoridad del Canal para que os hagáis una idea:

 

compuertas1.

También echo de menos un museo donde se expongan algunos de los casi 3.500 fósiles encontrados, las puntas de fechas precolombinas o la daga española del S.XVI. O una exposición sobre el proyecto de recuperación de la fauna que rescató y reubicó a todo tipo de animales antes del inicio de las obras. Por no hablar del proyecto de reforestación por el cual se están replantando 2 hectáreas de selva por cada una destruida. Por eso deseo y espero que más pronto que tarde podamos ver aquí un museo como el existente en el Centro de Visitantes de las esclusas de Miraflores. Porque la verdad venir hasta aquí para pasarse 2 horas esperando que pase un barco, por muy grande que sea, se hace bastante pesado. Las siguientes imágenes son de propiedad del Canal de Panamá e ilustran el rescate de animales durante las obras:

.canal-ampliacion-20161020-wa0065

canal-ampliacion-20161020-wa0062

canal-ampliacion-20161020-wa0060.

Por eso si vienes a Panamá, quieres visitar las esclusas del Canal y no tienes mucho tiempo, te recomiendo acercarte al Centro de Visitantes de las Esclusas de Miraflores. Los barcos que verás pasar son más pequeños, sí, pero por lo menos los verás más de cerca, tienes un museo sobre la construcción del Canal muy interesante y además quedan más cerca de la capital.

Si además quieres darte una vuelta en lancha por el río Chagres y parte del lago Gatún viendo pasar de cerca los barcos, te recomiendo leer mi artículo: Cómo visitar el Canal de Panamá.

.

Información práctica:

.

 – Desde Ciudad de Panamá hasta el Centro de Visitantes de Agua Clara hay una hora y cuarto de trayecto que incluye el paso por la autopista de peaje que va a Colón, en el lado atlántico del país. Si alquilas un coche no te olvides pasar antes por un supermercado para añadir saldo a la cuenta que te permitirá pasar las barreras del peaje. Cada paso cuesta 2,50$ y entre ida y vuelta hay seis peajes. En la empresa de alquiler de vehículos deben facilitarte el nº de cuenta asociada al vehículo. Normalmente el nº viene junto a la matrícula en la llave de arranque.

 – Si no quieres alquilar un vehículo que puede salir por unos 60$ al día puedes recurrir a un taxista o a una agencia de turismo. El precio de la excursión de unas 4 horas ronda lo 50-60$ por persona.

 – El horario del Centro de Visitantes de Agua Clara es de 8 de la mañana a 3:15 de la tarde todos los días. Antes de ir te recomiendo llamar por teléfono o enviar un email para informarte del horario de paso de los barcos por las esclusas. Esto es fundamental para evitar perder el día en el caso de que el paso de los barcos esté programado por la tarde o por la noche. Teléfono de información : 272-7677 Email: info@pancanal.com

 – La entrada para extranjeros cuesta 15$ y 5$ para panameños y residentes. Calcula que desde Ciudad de Panamá la visita te llevará una mañana completa.

 – Y como ya he dicho. Si quieres ahorrar tiempo y dinero visita el más cercano Centro de Visitantes de la Esclusas de Miraflores. No te arrepentirás.

.

Artículos relacionados:

.

Cómo visitar el Canal de Panamá

.

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO? ¿CREES QUE LA INFORMACIÓN APORTADA TE HA SIDO ÚTIL?

¿Te ha ahorrado tiempo y dinero en la planificación de tu viaje? Espero que las respuestas hayan sido afirmativas. Y ahora antes de hacerme alguna consulta o pregunta piensa en lo siguiente: ¿Cuánto crees que vale este artículo y los datos que aporto?

Para seguir ofreciéndote esa información que necesitas para tus viajes tu contribución económica es fundamental. Si crees que este es un intercambio justo cualquier aportación voluntaria es más que bienvenida. Gracias.

.

.