Un día en Arashiyama.

Japón es una continua sorpresa, un país que nunca se acaba de conocer. Tras unos días buscando el hanami primaveral del cerezo, de estremecerme en el Memorial de la Paz de  Hiroshima y de recorrer la isla de Miyajima bajo la lluvia, llegó la hora de visitar Osaka y Kioto.

 

La maravillosa isla de Miyajima.

El gran torii bermellón surge de entre la neblina en un día lluvioso y gris de primavera. Plantado en el mar a 200 metros del santuario de Itsukushima se ha convertido en uno de los símbolos más reconocibles no sólo de la isla de Miyajima sino de todo Japón.

El horror atómico nació en Hiroshima.

Me ha costado mucho tiempo decidirme a escribir este artículo, pero Hiroshima y los miles de víctimas civiles de la primera bomba atómica lo merecen. No es fácil expresar con palabras el HORROR, así, con mayúsculas.

La belleza del Hanami en Japón.

Rodeado de un cielo de miles de flores blancas y violetas. Así me encuentro en un día de finales de marzo, tumbado sobre la hierba del parque Ōhori-kōen de la ciudad de Fukuoka ubicada en la isla Kyushu al sur del Japón.

Page 2 of 212

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies