A las mujeres de la India que no se rinden jamás

Sabía que iba a perder ese vuelo. Los constantes roces y el latente conflicto entre India y Pakistán por la región de Cachemira habían obligado a cambiar las rutas en el espacio aéreo indio. Y todos los vuelos estaban llegando y saliendo de Nueva Delhi con un retraso de varias horas. Así fue como me encontré con Indira.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies