Hablar de Río de Janeiro es hablar de Copacabana.

Hoy es uno de esos días de bochorno y calor en Río de Janeiro. Estoy tomando un chopp de cerveza bien fría junto al Posto 3 de la playa de Copacabana. Frente a mí se extiende uno de los arenales más famosos, conocidos y fotografiados del mundo.

Las playas urbanas de Río de Janeiro.

Para la mayoría de sus visitantes Río de Janeiro es simplemente playas y Carnaval. Esta oferta combinada de belleza natural y sensualidad carioca ha sido el reclamo universal de la ciudad que ha atraído durante décadas a millones de visitantes de todo el Mundo.

museu-do-amanha-rio-de-janeiro

¿Es una nave espacial, una ballena…? No, es el Museu do Amanhá.

Me encuentro parado y boquiabierto frente al Museu do Amanhá, un imponente edificio obra del genial y controvertido arquitecto Santiago Calatrava. Paseando bajo los voladizos de su estructura metálica de inmaculado color blanco me pregunto en qué se inspiró Calatrava para crear semejante envoltorio para un museo.

Un edén en el centro de Río de Janeiro.

Un vigilante uniformado acaba de reclamar la atención del personal del jardín que se acerca presuroso. El vigilante señala hacia uno de los pequeños canales que recorren el espacio semi selvático recubierto de un cuidado cesped y tras una breve búsqueda les señala: «¡allí, allí…!»

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies