Peñíscola, asomada al Mediterráneo.

La primera imagen que me viene a la memoria de Peñiscola es en el blanco y negro de la inolvidable Calabuch (1955) de García Berlanga, película en la que un científico norteamericano se retira a un pequeño pueblo de la costa mediterránea española (Peñiscola).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies