Una mina de sal abandonada.

Cascadas de sal, afloramientos salinos, piscinas de decantación, túneles que se hunden en la tierra y un intenso olor a sal que lo invade todo. Bajo a las profundidades de la tierra para adentrarme en el oscuro mundo de la mina de sal de Nemocón.

La “Primera Maravilla de Colombia”.

A poco más de una hora de Bogotá por carretera se encuentra el lugar más visitado de Colombia, la Catedral de Sal ubicada en una antigua mina de sal en Zipaquirá. La mina, explotada desde principios del XIX, sigue funcionando en la actualidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies