isla-de-pascua

La Isla de Pascua, la isla más isla.

Por fin he llegado. Camino ansioso por la estrecha vereda que asciende suavemente por la colina cubierta de hierba. Y ahí están por fin. Ante mis ojos aparecen las enormes moles de piedra de los moái tallados en la roca volcánica. Imponentes, hieráticos, inmóviles desde que hace siglos fueran abandonados a su suerte. Tengo que detenerme para creer que lo que estoy viendo es real. Que estoy en Isla de Pascua.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies