Descubriendo el Phantom 3 Professional.

El Phantom 3 Professional de DJI ha supuesto todo un bombazo en el mundo de los drones. Hasta su aparición hace unos meses las opciones semi profesionales para grabación aérea de vídeo y fotografía estaban muy lejos de ser asequibles.

Lo más económico, aunque de calidad media, consistía en hacerse con un drone de gama baja y acoplarle una GoPro. Sin embargo el Phantom 3 Professional ofrece un sistema totalmente integrado que incorpora una cámara 4K acoplada a un gimbal o estabilizador y trasmisión de imagen en modo FPV en HD. La calidad, estabilidad, sencillez de uso y potencial del conjunto ha ofrecido un paso intermedio entre los asequibles equipos de entretenimiento y los equipos profesionales de precios casi prohibitivos. Sin duda DJI ha dado en la diana con este drone que sorprende para bien en casi todos sus aspectos. Así que me he lanzado a hacer este artículo en el que os descubro mi flamante Phantom 3 Pro recién salido de la caja, sin trampa ni cartón.

Esta pequeña joya tecnológica está disponible en 2 opciones: la Advanced con grabación de vídeo Full HD y la superior, la Professional, con posibilidad de grabar con calidad 4K. Por mi parte decidí adquirir la versión Professional porque soy de los que siempre pienso que más vale que sobre, que no que falte. La diferencia de precios entre ambas versiones puede que no esté justificada sólo por la calidad de grabación de la cámara, aunque si buscas la máxima calidad la decisión está clara. En la tienda oficial de DJI el Advanced cuesta 899$ y el Professional 1.199$.

Pues ya tengo el Phantom 3 Pro en mis manos y me muero de ganas de desembalarlo. La caja y su peso dan ya una idea de su tamaño, perfecto para poder trasportarlo y moverlo sin excesivas dificultades. Su peso de 1,3 Kg. con batería incluida y sus dimensiones de 60 cm. contando con las hélices lo hacen muy manejable. Y esta no es una cuestión baladí cuando tienes que llevarlo encima durante horas caminando entre paisajes de montaña, trasportarlo en avión o llevarlo en el maletero del coche. Eso sí, aconsejo vivamente la compra de una mochila o maleta específica para el trasporte del Phantom.

.DJI Phantom 3 Professional 001.

Nada más abrir la caja me encuentro con la documentación, unas pegatinas decorativas y unas instrucciones básicas. Todo viene perfectamente embalado: el drone, dos juegos de hélices, una batería, la emisora y el cargador de batería y emisora con sus correspondientes cables. La primera impresión que tengo es que me encuentro ante un juguete, esa es la verdad. Pero en cuanto extraigo el drone y veo el sistema de estabilización de la cámara 4K con sus anclajes junto a los sensores inferiores del Vision Positioning System, empiezo a ver que aquí hay mucho más de lo que parece.

.DJI Phantom 3 Professional 02

DJI Phantom 3 Professional 03

DJI Phantom 3 Professional 13

.

Todo un gigante tecnológico en un frasco pequeño

Y efectivamente así es porque lo más impresionante del Phantom 3 Pro es lo que no se ve: la calidad de vídeo 4K a 30 frames por segundo ofrece resultados profesionales y sin distorsionados horizontes curvos; la trasmisión de la señal de video en HD y en tiempo real vía Lightbridge a nuestra tablet o smartphone apenas tiene retardo y su alcance real supera los 3 kilómetros. Además la estabilidad aportada por su gimbal con estabilizador de 3 ejes provoca la sensación de que la imagen que recibes parezca congelada. Sencillamente no hay vibraciones, ni temblores, ni saltos bruscos en la imagen. Y mientras la mayoría de drones funciona sólo con el sistema GPS, el Phantom 3 Pro suma además el sistema Glonass. Esto significa que el número de satélites disponibles es mucho mayor y por tanto la exactitud del posicionamiento del drone varía apenas unos centímetros respecto a la original al final del vuelo. Tras unos cuantos vuelos tengo que decir que ver cómo hay 16 satélites posicionando tu drone te da una tranquilidad que no te dan otros. Y cuando pruebas el sistema Auto Return Home que te trae de vuelta y aterriza el drone en la misma posición de despegue apretando sólo un botón, entonces ya quedas boquiabierto.

Bueno, me adelanto pero es que aquí hay mucha, mucha tecnología que no está a la vista. El Phantom 3 Pro está construido en un plástico duro de color blanco que se prolonga hasta su tren de aterrizaje fijo. A la hora de comprar un drone pensé en adquirir alguno fabricado en carbono, más ligero, pero también mucho menos resistente a golpes e impactos y bastante más caro. Y no me arrepiento. Os aseguro que al principio vais a agradecer tener un drone duro y resistente a aterrizajes violentos y alguna que otra caída por falta de horas de vuelo y experiencia. Afortunadamente no he tenido casi incidentes destacables, pues mi Phantom 3 ha aguantado vientos fuertes racheados en la costa del Atlántico sin inmutarse, ataques de gaviotas, algún aterrizaje duro y un par impactos contra ramas de árboles.

.DJI Phantom 3 Professional 10

.

La cámara 4K y el gimbal de 3 ejes

El Phantom 3 supone una mejora considerable respecto al Phantom 2 que venía sin sistema integrado de fotografía/vídeo. La esencia de fiabilidad, robustez y sencillez de uso se ha mantenido pero aportando un plus de tecnología que no se había visto nunca en un drone de esta categoría. Quizás el elemento más visible de esta mejora sea su conjunto de cámara 4K y gimbal. Este incorpora una ranura Micro SD con una capacidad máxima para tarjetas de 64 GB donde se almacenan las imágenes grabadas. De serie viene con una Micro SD de 16 GB, pero es muy aconsejable que os compréis una de mayor capacidad y lo más rápida posible.

.DJI Phantom 3 Professional 102

DJI Phantom 3 Professional 12.

A primera vista este quizás sea este el conjunto más sensible a golpes del Phantom 3 Pro. Cuando uno libera la cámara de sus protectores para trasporte permanece como caída hasta que se enciende el drone. Entonces el sistema estabilizador entra en acción y la cámara ya está lista para grabar. Uno de los puntos fuertes de esta cámara es su campo de visión de 94º (equivalente a una óptica de 20 mm) que evita las distorsiones curvadas propias de la GoPro ofreciendo imágenes con horizontes rectilíneos mucho más reales.

La emisora cuenta con una rueda que nos permite controlar la velocidad de rotación vertical del gimbal a la hora de seleccionar el ángulo de la grabación de la cámara facilitando las tomas cenitales. La velocidad de funcionamiento del gimbal así como sus ángulos límites son fácilmente programables desde la aplicación DJI Go que previamente habremos instalado en nuestra tablet o Smartphone. En todo caso hay que aclarar que la cámara del Phantom 3 Pro no se puede girar horizontalmente como en el modelo superior de DJI, el Inspire 1 mucho más caro. Esto implica que a la hora de grabar imágenes debemos girar el drone a derecha o izquierda hasta obtener el encuadre buscado. Esto, que a priori puede parecer complicado, se llega a hacer con toda naturalidad con un poco de práctica. Sea como sea el gimbal compensa los movimientos de alabeo, desplazamiento e inclinación del drone manteniendo la cámara fija en lo que se está grabando en modo FPV (First Person View). Una auténtica gozada.

La calidad de las grabaciones de vídeo en UHD, FHD y HD tanto en formatos MOV o MP4 es magnífica. Es cierto que grabar en 4K supone tener que adquirir una tarjeta de memoria más grande y rápida, así como disponer de un ordenador y editor de vídeo potentes. Pero es que las grabaciones vistas en una pantalla que soporte esta resolución son de una calidad increíble. Aconsejo utilizar este formato sólo en caso de trabajos que demanden una calidad profesional.

  • UHD: 4096x2160p 24/25, 3840x2160p 24/25/30
  • FHD: 1920x1080p 24/25/30/48/50/60
  • HD: 1280x720p 24/25/30/48/50/60

En situaciones normales podéis recurrir a formatos de calidad de vídeo menos exigentes y que podáis subir sin problemas a plataformas como Vimeo o Youtube. Aquí os dejo este ejemplo de una grabación hecha en un atardecer con condiciones límite de viento racheado en las Rías Baixas de Galicia. Es en situaciones así en las que se aprecia la estabilidad y el buen trabajo tanto de los giróscopos integrados como del gimbal del Phantom 3 Pro. La calidad de reproducción es en HD, pero «sólo» a 1080×50:

.

.

Pero en el lado negativo he de decir que su calidad como cámara fotográfica no ha satisfecho mis expectativas iniciales. Ni sus 12.4 MP, ni las opciones manuales de selección vía App del ISO o del balance de blancos, ni el control de la exposición o de selección de calidad, ni la definición de las imágenes en formato jpeg y raw (DNG) me han ofrecido resultados profesionales. Quizás sea un defecto de mi unidad, quizás no he sabido configurar los parámetros adecuados de la cámara en cada ocasión, pero las pruebas que he hecho han sido un tanto decepcionantes.

.DJI imagen 032.JPG

DJI imagen 055.JPG.

Personalmente encuentro las imágenes con colores muy neutros y faltas de definición, y eso a pesar del estupendo trabajo del gimbal de 3 ejes que mantiene la cámara como flotando en el cielo, tan quieta que ofrece imágenes congeladas. Por todo esto no me deja de resultar extraña la baja calidad de la fotografía de esta cámara con sensor Sony EXMOR 1/2.3 que ofrece fotografías de 4.000×3.000 px con un rango de ISO aceptable entre 100 y 1.600. Rango que sin embargo no puede evitar la aparición de ruido en las fotografías en condiciones de luz escasa como se puede apreciar en la imagen inferior. Sin duda este es un tema que tendré que trabajar más a fondo hasta encontrar lo que de verdad puede ofrecer esta cámara a nivel fotográfico.

.DJI imagen 025.JPG

.

El sistema Vision Positioning

Ubicado justo detrás del gimball en la parte inferior del drone hay una especie de caja con tres sensores. Este sistema es el Vision Positioning que permite mantener un vuelo estable en caso de volar a menos de 3 metros del suelo en interiores y sin conectividad GPS. Porque no hay que olvidar que volar un drone sin la ayuda de señal de satélites exige una mano especial. Es lo que sucede en el interior de edificios, momento en el que el vuelo se hace muy inestable y sólo contamos con los mandos manuales para mantener la altura y posicionamiento. Gracias al Vision Positioning el Phantom 3 es capaz de estabilizarse a una altura respecto al suelo de hasta 3 metros sin el temor a que inesperadamente se venga abajo.

.DJI Phantom 3 Professional 101

.

Un cuadricóptero en mis manos

El Phantom 3 Professional es un cuadricóptero, es decir, consta de 4 brazos que en sus extremos montan un motor eléctrico sin escobillas «brushless». A estos rotores les acoplaremos sus correspondientes hélices que vienen marcadas con un punto en negro o plateado, ya que 2 rotores giran hacia la derecha y los otros dos opuestos hacia la izquierda. Se compensa así el llamado efecto par producido por el giro a altas velocidades de las palas. Además del punto de color negro o plateado, en cada pala viene indicado el sentido de giro adecuado para enroscarla y desenroscarla a su correspondiente eje. Es una operación sencilla pero a la que hay que prestar atención si no quieres “pasarte de rosca”. Y muy bien indicada por DJI que ha pensado en todos los detalles con unas flechas grabadas en cada pala. Así que cuando pones en marcha el Phantom 3 te das cuenta enseguida que de juguete, nada de nada. El ruido, las luces de posicionamiento y las corrientes de aire producidas por la velocidad de giro de las hélices dejan muy claro que hay que andarse con mucho cuidado a la hora de manipular el drone si no quieres perder unos cuantos dedos de tus manos.

.DJI Phantom 3 Professional 103

.

La batería: el punto débil de los drones

Dentro de la caja viene incluida una batería de LiPo original de DJI. Esta batería a plena carga y en óptimas condiciones puede permitirnos volar nuestro Phantom 3 durante unos 15-20 minutos. La buena noticia es que efectivamente una batería puede llegar a durar sus buenos 15 minutos con un uso normal. La mala noticia es que sólo dura esos 15 minutos. Y es que todos sabemos que el talón de Aquiles de los drones, como el de cualquier otro aparato que funcione con pilas, sigue siendo la batería. Y en el caso de los drones tiene la complejidad añadida de la composición química de las baterías de polímeros de litio (LiPo). Son baterías que han de manejarse con mucho cuidado, alejadas de golpes y temperaturas elevadas para que no exploten o se incendien, y evitando siempre la descarga total durante su uso. En mi caso he programado mi Phantom 3 Pro para enviarme un aviso cuando la batería llega al 35% de su capacidad. En ese momento suelo iniciar el vuelo de regreso para aterrizar. Y por si me despisto y no oigo los avisos sonoros lo he programado para iniciar automáticamente el modo “return to home” al llegar al 20% de la carga. Porque en caso de apurar al máximo el uso de la batería su vida útil se verá muy reducida. Y os recuerdo que cada batería cuesta la friolera de 145$. Sí, es cierto que DJI dice que esta batería es inteligente, que se puede programar su proceso de descarga, que tiene 100W de capacidad y que su recarga es más rápida. Pero prefiero volar unos minutos menos y que las baterías a la larga me duren mucho más. El día que existan baterías de mayor duración la revolución de los drones sobrevolará nuestras cabezas.

.DJI Phantom 3 Professional 11

.

El control remoto

Es evidente que no se puede manejar un drone sin un control remoto. En este caso viene incluido en el Kit y lo mejor de todo es que su integración con el Phantom 3 Professional es total. A primera vista también sus hechuras de plástico blanco lo hacen parecer un mando de juguete, pero en cuanto lo observamos al detalle descubrimos que su manejo exige una atenta lectura de los manuales. Porque con este único mando, además de controlar el vuelo del drone, seremos capaces de manejar el gimbal, la cámara y seleccionar las grabaciones tanto de vídeo como de fotografía además de otros parámetros. El control remoto incorpora una batería recargable que dura bastante tiempo y cuya carga aparece indicada a través de unos indicadores luminosos en la parte frontal.

A primera vista en la parte superior destacan los dos joysticks para controlar el vuelo del Phantom y dos botones, el de encendido-apagado y el de return to home, que DJI ha denominado Auto Return Home. En el lateral trasero izquierdo hay un interruptor de 3 posiciones para seleccionar los modos de vuelo con o sin GPS con sus características específicas. También en este lado se encuentra el botón de inicio y parada de grabación de vídeo, además de la rueda de control del gimbal. En el lado derecho se encuentran el disparador remoto para fotografía de la cámara, una rueda para seleccionar los ajustes de calidad de la cámara y un botón de playback para ver al instante cómo ha quedado la fotografía o el vídeo que hemos tomado.

.DJI Phantom 3 Professional 07

DJI Phantom 3 Professional 08.

En la parte inferior encontraremos dos botones programables para distintas funciones y en la parte trasera los puertos Micro USB y USB donde conectaremos la tablet o smartphone. Porque además de efectuar la labor de emisión-recepción de datos de vuelo, el Phantom 3 Professional integra la tecnología Lightbridge de emisión de imágenes en tiempo real. Es decir, que en nuestra pantalla estaremos viendo al instante lo que ve la cámara del Phantom en modo FPV (First Person View). Para esto integra un par de antenas direccionales capaces de enviar y recibir señales eficazmente a más de 3 Km. de distancia y un soporte para smartphones o tablets de hasta 8 pulgadas. Como podéis ver este drone es un todo un lobo con piel de corderillo blanco.

.

La tecnología Lightbridge de trasmisión de imágenes en HD y en tiempo real

Este aporte tecnológico del Phantom 3 puede justificar por sí solo la compra de este drone. Como comenté antes el Phantom 3 trasmite la señal de vídeo de la cámara a nuestro dispositivo móvil en modo FPV, en tiempo real y en calidad 720 HD a 30 frames por segundo. Sí, lo que ve el drone es lo que estamos viendo al instante en nuestra pantalla. Y esto es muy útil cuando volamos el Phantom 3 a distancias que superan algunos cientos de metros sencillamente porque no seremos capaces de verlo. La única forma de «ver» por donde está nuestro drone es a través de las imágenes que estaremos recibiendo en tiempo real. Y no sólo eso. El sistema Lightbridge también trasmite todos los datos de telemetría del vuelo del Phantom 3 a nuestra pantalla. Antes tendremos que haber instalado en nuestro dispositivo móvil la App DJI Go, gratuita y disponible tanto para IOS como para Android. Una vez instalada podremos configurar los parámetros de funcionamiento de los sistemas del Phantom 3 a nuestro gusto. Tras arrancar el control remoto, conectar nuestro dispositivo móvil y arrancar la aplicación y luego el Phantom, la App lo detectará automáticamente. Instantáneamente aparecen en la pantalla un mapa con nuestra ubicación, la vista FPV de la cámara, datos como el número de satélites, la altitud y distancias alcanzadas, la orientación de vuelo del drone, la carga de la batería y muchos otros datos que tendremos que tener muy en cuenta a la hora de realizar un vuelo en condiciones óptimas de seguridad.

.DJI Phantom 3 Professional 107

DJI Phantom 3 Professional 108

DJI Phantom 3 Professional 105

DJI Phantom 3 Professional 104.

Y ahora que ya hemos desembalado nuestro flamante Phantom 3 ¿cómo lo ponemos en marcha? Es fácil si sigues las instrucciones y los pasos a realizar en su debido orden. En caso contrario la operación “puesta en marcha” puede acabar siendo frutrante. Te aseguro que si yo he sido capaz de llevarlo a cabo sin problemas, tú también lo serás. Al fin y al cabo nunca deberemos de olvidar que estamos ante un aparato que es todo un compendio de tecnologías que puede convertirse en una herramienta extremadamente útil. Pero un aparato que tenemos que saber usar con prudencia, cuidado y atención a la normativa legal vigente sobre el uso de drones. Haciéndolo así tendréis muchas satisfacciones y de paso os ahorraréis algunos disgustos.

.DJI Phantom 3 Professional 17

.

Artículos relacionados:

Cómo viajar con tu dron y no morir en el intento

El DJI Mavic Pro, el dron perfecto para viajar