Mi primer salto en paracaídas.

He tenido la gran suerte de que unos amigos franceses (sí, yo también tengo amigos allí) me invitaran en este mes de mayo a hacer una de esas locuras que todos deberíamos hacer alguna vez en la vida: saltar al vacío desde 4.000 m. enganchado a un tipo que no conoces.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies